MondoSonoro Discos

Para las emergencias del rock´n´roll lo mejor
es siempre llamar al Dr. Fucker, Lux Interior, pervertido musical donde
los haya y responsable junto a la todavía lasciva y no menos terapéutica
Poison Ivy de esa anormalidad musical con más de dos décadas de
historia que responde al nombre de The Cramps.


Algo venidos a menos por el desgaste de los años y la inevitable pérdida de la frescura (evidenciada en sus tres últimos discos), los americanos siguen exprimiendo de manera inmisericorde su rico background en materia de serie B y oscuro r´n´r. En el largo lustro que separa “Fiends Of Dope Island” de su anterior entrega, “Big Beat From Badsville”, muchas cosas han cambiado -particularmente en un estilo que parecía muerto y que ahora se alimenta de nueva savia y viejos propósitos- pero The Cramps se muestran indiferentes. Ellos tienen su colección de viejos siete pulgadas, pantalones de cuero negro, bodies de leopardo, medias de rejilla y los doce compases que mejor han encorsetado la música popular del último siglo. No necesitan nada más para dar forma a diez originales marca de la casa y tres versiones (destaca “Taboo” de Margarita Lecuona) que conforman el nuevo esfuerzo discográfico de la pareja. Entrañable, aunque tremendamente autocomplaciente.

MÁS SOBRE THE CRAMPS
Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies