Waiting On a Song
Discos / Dan Auerbach

Waiting On a Song

7 / 10
Don Disturbios — hace 3 años
Género — Rock

Dan Auerbach ha logrado, gracias al éxito cosechado con The Black Keys y sus siempre acertadas producciones, un estatus que le permite hacer lo que le de la gana. Y no cabe duda que está aprovechando esa tesitura como si se tratara de un chiquillo algo gamberro, pero en el fondo simpático y de buen corazón. Tras noquearnos hace ocho años ya con un disco de género como “Keep It Hind” (2009) en el que desgranaba con arte el blues, el soul y el rock  y también a dos años del disco de The Arcs,  se descuelga ahora con una obra soleada y besada por las olas del Pacífico californiano. Un buen tratado de soft-rock setentero que saca a pasear unas influencias que van de los Beach Boys, pasando por Lee Hazlewood o Harry Nilsson hasta llegar a un referente más contemporáneo como Beck.

Y lo cierto es que logra engatusarnos con mucho gusto y clase, eso nadie lo duda, pero no acaba de darse cuenta que le falta algo fundamental: la sustancia. Esa entelequia universal anhelada por todos los artistas que hace que lo grabado deje poso; que estas tonadas tan pizpiretas como inocuas se mantengan en el recuerdo y no vayan a ser olvidadas en tan solo unas semanas. A él se la traerá al pairo porque se ha ganado el derecho a hacer lo que le plazca, aunque se trate de un ejercicio estilístico carente de estilo propio. Y aquí reside el problema: Músicos de su talla deben buscar, para trascender, de ese sello que los defina. El mismo sello que tienen The Black Keys y tan buenos resultados le ha dado. De lo contrario estaremos ante una curiosa colección de canciones que te alegran una o dos mañanas y punto. Poca cosa si aspiras a algo más que a ser ese chiquillo gamberro dotado de talento al que hacía referencia al principio.

Un comentario

    Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.