MondoSonoro Discos

Cuando, hace dos años, se publicó el primer larga duración de Two Door Cinema Club, “Tourist History”, no hubo demasiado revuelo. Habían apuntado su potencial con los singles editados por Kitsuné, que nos permitieron descubrir a un grupo con una facilidad pasmosa para crear temas coreables desde el minuto cero. El problema era que Phoenix habían publicado hacía apenas unos meses “Wolfgang Amadeus Phoenix” y su onda expansiva eclipsó mediáticamente a cualquier grupo de pop comercial durante dos cafés. Pero, en ocasiones, el mundo es justo y el potencial de temas como “I Can Talk” o “Undercover Martyn” fue generando un boca a boca que se extendía día sí, día también. A los pocos meses, estos tres jovencitos de Irlanda del Norte contaban ya con una amplísima legión de fans. Quienes no les prestaron atención se quedaron algo desorientados, incapaces de asimilar que, en ocasiones, es realmente la gente la que hace grandes a algunos grupos.

El tiempo pasa y Two Door Cinema Club se han convertido en una banda grande, un trío de tipos con nula pinta de estrellas del rock, pero que en cualquier festival revoluciona el gallinero con pasmosa facilidad. No importa que las claves de su fórmula sean pocas, lo que importa es que sus canciones entran y provocan una excitación juvenil que parece contagiarse sin demasiado esfuerzo. Pero claro, los segundos discos nunca fueron fáciles.
“Beacon”, producido por Jacknife Lee, llega dos años después de su predecesor, aunque tanto hemos escuchado sus hits que parece que hayan pasado cinco. Aunque vayamos a la música que, posiblemente, será lo que más les pueda interesar sobre “Beacon”.

Bien, pues el pelirrojo Alex Trimble y sus dos compañeros han tomado la opción más lógica: dotar a su pop saltarín de chispas de madurez (unas letras más emocionales, unos tempos más calmados). Lo que ocurre es que las señas de identidad de su sonido son tan claras (la particular voz de Trimble, esas notas sueltas de guitarra aquí, esa suerte de infinite guitar allí, el espíritu bailable) que, pese a ello, la sensación de que Two Door Cinema Club se están haciendo mayores no marca tanto la escucha como podría parecer. Es cierto que los hits quizás no son tan hits, pero indudablemente sus nuevas canciones se escuchan con alegría. Hay más equilibrio en el conjunto, incluso entre la cara más bailable y la más calmada, lo cual es bueno y malo a un tiempo (la sensación de que todo suena parecido asaltará a cualquier oyente en diversas ocasiones durante las primeras escuchas), pero el balance final es positivo.

“Beacon”
es la confirmación de que el trío irlandés tiene personalidad, de que mientras publiquen canciones como “Sleep Alone” o “Next Year” va a haber gente como nosotros que brinque en sus conciertos y ponga sus discos en repeat. Y claro, también es la enésima demostración del oltato que tienen los responsables de Kitsuné, pero esa es ya otra historia.

Al tercer disco de Two Door Cinema Club le tendremos que pedir muchas más cosas, las que aquí echamos a faltar y que serán necesarias en un futuro cercano para evitar la sensación de agotamiento, pero aquí y ahora “Beacon” es un segundo disco con la frescura suficiente para continuar manteniendo a sus fans. Y si muchos lo somos, por algo será.

MÁS SOBRE TWO DOOR CINEMA CLUB
Comentarios 11 comentarios
  1. Infumable, has oido hablar de los puntos y aparte? Igual consigues que alguien te lea si los usas.

  2. Acho, un disco de 4 estrellas es un disco macanuten, y por la crítica me imagino un 3 estrellas como mucho. Conformismo = Mierda. A pedir como mamones.

  3. Todavía no he escuchado el nuevo disco, pero ya tenía ganas…Ahora más…
    Dirigido al anónimo del comentario anterior: ¿qué pasa?, que no puedes leer más de cuatro frases seguidas, que te pierdes,¿ o qué?.

  4. Al primer comentario: qué daño ha hecho la LOGSE en la capacidad de comprensión y atención…

  5. me gusta la critica pero sí que parece más de 3 y media que de 4?

  6. Joder yo estoy de acuerdo con el primer comentario, es incomodisimo leer algo asi coño, no cuesta nada separar un poquito las cosas que no se gasta papel……..

  7. Entiendo lo que dice el segundo comentario de que parece menos aun, jaja, como un 3, pero no, me reitero en que lo veo como un 4…

  8. Va, ya está en cuatro párrafos que respiran más… así ya os la podéis leer, jaja ;-)

  9. Me parece un gran disco. El replay no para de funcionar. La insultante juventud de estos chavales les hace muy grandes.
    pd: si fueramos tod@s más educados este loco mundo funcionaría mejor.

  10. He escuchado el disco en streaming. La verdad es que en este segundo disco las guitarras quedan en un segundo plano y se imponen más los teclados y la batería… es un disco de indie-pop y no de indie-rock como el primero.
    Aun así, buen disco… mi nota es de un 7.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies