There Is No Year
Discos / Algiers

There Is No Year

7 / 10
Sergio Ariza — hace 1 mes
Empresa — Matador / Popstock!
Género — Rock

El mundo se está yendo al garete. Eso solo te puede sorprender si llevas más de cinco años sin ver un telediario o leer un periódico: Trump, el Brexit, Bolsonaro, Boris Johnson, etcétera etcétera y eso sin meternos en el cambio climático, con Australia actualmente en llamas, o Estados Unidos e Irán apuntándose mutuamente con misiles nucleares. El futuro no pinta nada bien y ante esto se pueden hacer dos cosas, mirar hacia otro lado o declarar lo evidente. Algiers se encuentran entre estos últimos y su nuevo disco, “There Is No Year”, es la banda sonora del apocalipsis que nos espera como no espabilemos. Se trata de una obra mucho más compacta que su anterior disco, el notable “The Underside Of Power”, unida por las letras de su cantante, Franklin James Fisher, que ha usado su extenso poema “Misophonia” como base de las mismas.

Musicalmente siguen mezclando el post-punk de sus orígenes con el góspel de su devoción, sonando todavía más oscuros si cabe que en anteriores entregas. Como suele ser habitual no se andan con rodeos, lanzándose a la yugular del oyente desde el principio. Sirva como ejemplo la canción titular, que abre el disco con una hipnótica base sobre la que Fischer se desgañita sin dejar prisioneros. A mitad unos coros nos recuerdan por qué es tan fácil, más allá de su color de piel, comparar su papel en la banda con el del predicador sudoroso al frente del púlpito. O “Dispossession”, una de las mejores canciones del disco, una demostración sonora de esa mezcla entre post-punk y góspel que les define.

Desde luego Algiers no son optimistas con respecto al futuro y lo demuestran con ese lúgubre final que da paso al tema extra “Void”, una bofetada en la cara, la canción más punk de su carrera, en la que tratan de buscar soluciones, dejando claro que por muy negro que pinte el futuro la rendición o el conformismo no entran en su vocabulario. Desde luego no tienen las respuestas y mucho menos la solución, pero tienen claro que quedarse en casa sentado en el sofá no es una opción. Y eso ya es algo en un mundo lleno de bandas a las que todo les importa una mierda.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.