Eat The Elephant
Discos / A Perfect Circle

Eat The Elephant

8 / 10
Toni Castarnado — hace 2 años
Empresa — BMG
Género — Rock

Catorce años son muchos. Es el tiempo que ha transcurrido entre “Emotive”, aquel extraño y singular disco con versiones y discurso político, y “Eat The Elephant”, el disco que llevaban años prometiendo y que alivia a quienes descubrieron una nueva forma de escuchar música con “Mer de Mons” o posteriormente “Thirteenth Step”, un disco en el que perfeccionaban la fórmula y echaban mano de un sonido más delicado y elegante.

Desde luego, el sonido de A Perfect Circle sigue siendo identificable, por mucho que en esta ocasión hayan incluido más pianos, haya decrecido la intensidad y tomen más curvas de lo habitual, sin dejar entrever un concepto tan concreto como hasta ahora. “Eat The Elephant” no es mejor ni peor que sus predecesores, sino simplemente diferente. A lo largo de su minutaje reinan las melodías escritas por un Billy Howerdel que sigue ejerciendo de líder espiritual y la magnética voz de Maynard James Keenan, quien demuestra una vez más que no quedan cantantes como él, con tanta pureza y personalidad.

En cuanto a las canciones, hay mucho a destacar, desde Disillusioned a la intensa y teatral The Doomed, piezas que les colocan en paralelo a Tool. También sorprende encontrarse con la pieza más comercial que hayan grabado nunca, So Long And Thanks For The Fish, o ese epílogo que es Get The Lead Out, un corte en el que experimentan sin lógica aparente, quedándose a dos pasos de la meta y dejando algunas preguntas sin respuesta de cara al futuro.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.