Letras atemporales y emociones desorbitadas
Conciertos / Rayden

Letras atemporales y emociones desorbitadas

9 / 10
Noemí Valle — 08-11-2021
Empresa — Sonde3
Fecha — 06 noviembre, 2021
Sala — WiZink Center, Madrid
Fotógrafo — Nieves Gil

El Wizink Center de Madrid era la meta de Rayden. Se cumplió como un sueño, con una fecha señalada en el calendario y un sold out. Un 6 de noviembre, que coincidía intencionadamente con 20 años de carrera musical, 100 canciones y el fin de una trilogía. Un concierto que se construyó como una celebración de emociones desorbitadas a la que acudieron más de 8.000 personas para festejar bajo la luz de los focos todas las canciones que nos unen, o en palabras del propio Rayden: “para vivir la música que nos hace recordar a la gente que queremos”.

La cola para el show atravesaba la Plaza de Salvador Dalí. Un rail de personas alineadas que esperaban impacientes a que llegasen las nueve de la noche para poder desvivirse en esas tres horas de concierto que el artista cumplió con creces, donde hubo tiempo para temas inéditos y muchas otras sorpresas.

Mientras los fans no dejaban de corear su nombre, Rayden se subió al escenario e inauguró la noche con “Controversia”. El artista no paraba de dar las gracias e insistir en que él estaba ahí arriba porque nosotros estábamos ahí abajo. Segundos después apareció Mäbu para cantar a dúo el tema que Rayden dedica a su hijo: “Pequeño torbellino”.

La siguiente sorpresa vino de la mano de Alfred García con “Comunicado oficial”, y a esa le siguió “Averno” un tema inédito en hermosísimo gallego que Rayden interpretó junto a Tanxugueiras. En la lista de invitados había unos cuantos nombres, pero cuando Andrés Suarez salió al escenario para cantar “Un solo ser”, la ovación sonó bien fuerte y se mantuvo hasta la siguiente canción: “Antifaz”, otra inédita de las muchas que el artista ha escrito junto Álvaro de Luna.

No dejaban de entrar colaboradores en el escenario. Momo fue el siguiente, con su mítico tema “No hay otro”, y solo una canción después apareció Ruth Lorenzo para cantar el “Mismo puñal”, mientras el público se dejaba la voz gritando: “¿Dime quién fallo?, ¿De quién fue el error?, Si por ti me partiría en dos”. Minutos después sin apenas tiempo para procesar el torbellino de emociones llegó el turno de Bely Basarte, y con ella los versos punzantes de “Vía de escape” y “Careo” mientras la gente se dejaba los pies en la pista saltando como si lo fuesen a prohibir.

Llegó entonces el turno de una de mis predilectas “El mejor de tus errores”, vino junto a Alice Wonder en un formato intimísimo mientras todo el Wizink gritaba sobrecogido: “Despacio. Tan solo vete despacio”. Segundos después fue el turno de Fredi Leis, con “Solo los amantes sobreviven” y por último Ciudad Jara con “El gobierno de las canciones”. A partir de ese momento entró en marcha la recta final del concierto y con ella los temas más aclamados que obligaron a innumerables extraños a abrazarse por pura inercia, culpa de los sentimientos compartidos.

Tras las primeras notas de “Haz de luz” se construyó en el cielo una telaraña de luces que apuntaban al escenario y que el público creó con las linternas de los móviles mientras exteriorizábamos frases afiladas y trascendentes como aquella de: “que se giren hacia mí tus ojos, tus ojos lentos, en ese punto entre el alma y el cuerpo cerrándolos conmigo dentro”. Todo un recinto asegurando ciegamente que como explica la canción: “los ojos son de quién te los hace brillar”.

La velada puso su broche de oro con una explosión de confeti y “Matemática de la carne”, mientras el público gastaba su último cartucho subiendo el nivel de los hercios por encima del grito ya en esa primera frase: “Fuimos a hacer el amor y parece que volvimos de la guerra”. Coplitas atemporales que revientan por dentro a todo aquel que las escucha desde la primera hasta la última letra. Poder sudarlas, gritarlas y sentirlas bajo el calor de la pista en una noche tan esperada fue un auténtico privilegio.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.