No era una cita fácil la de Cycle el pasado viernes en el Centro Cultural de Intxaurrondo. Una abarrotada agenda plagada de conciertos cubría la provincia, pero el quinteto madrileño no defraudó en su segunda visita de los últimos dos años a Donostia.

Abrieron el concierto con un remix cargado de buen rollo para continuar repasando temas clásicos de su repertorio antes de presentar el nuevo y enérgico disco “Electrik” (2018). “Perfect Pervert” y “Sunset over the moon”, junto con “Apple” dieron paso a “Dragons and Eagles”, momento en el que el público donostiarra no pudo contener más sus piernas que le pedían saltar sin descanso. Las inconfundibles voces de Luke Donovan y La China Patino hicieron vibrar la sala con un exquisito rock de pegada electrónica muy bailable bajo un juego de luces tenue y un humo espeso como la niebla. En ocasiones costaba distinguir las siluetas de las guitarras y al maestro de ceremonias David Kano, que marcaba las bases desde su cabina. “Number six”, “Bro”, “Wicked” y “100 vidas” entre otros temas transportaron los miles de watios que salían de unas guitarras con cada vez mayor presencia a medida que transcurría la actuación. El concierto finalizó con el apoteósico hit “Confusion”, con el 100% del público entregado y a punto de hacer tambalear los cimientos de las magníficas instalaciones de Intxaurrondo Kultur Etxea.

No podemos terminar sin hacer una mención especial al debut del nuevo dúo donostiarra Olimpia, que salía al escenario pasadas las 22 horas con una gran expectación por parte de los doscientos asistentes que esperaban impacientes el comienzo. Con una formación reforzada con batería, bajo y teclados, cabe destacar la energía y voz de su frontgirl, la actriz Lur Usabiaga, que no dejó de acaparar la atención bien arropada por las guitarras del músico Iñaki Estévez. Sin lugar a dudas se trata de una banda a tener en cuenta en el futuro presente y que aporta un toque de frescura a la escena musical de la ciudad de San Sebastián, poco activa en los últimos tiempos.