Euforia
Conciertos / Cala Vento

Euforia

8 / 10
María Alfonso Gallego — 04-10-2021
Fecha — 01 octubre, 2021
Sala — La Riviera, Madrid
Fotógrafo — María Alfonso Gallego

El pasado viernes daba comienzo el mes de octubre y, al mismo tiempo, los catalanes Cala Vento iniciaban la gira de despedida deBalanceo (Montgrí, 19), su tercer larga duración. El lugar escogido para dar el pistoletazo de salida fue una sala tan emblemática como la madrileña La Riviera, escenario ideal para acoger una cita que llevábamos tiempo esperando.

Aunque antes de Cala Vento Bratty fue la encargada de abrir el concierto y de contagiarnos con su actuación. La cantautora mexicana está presentando ahora mismo el repertorio de su reciente “tdbn” (21), lo cual no significó que quedasen fuera algunas de las canciones más populares de su carrera. Estamos hablando de piezas como “Quédate” o “Honey, no estás”, con la que cerró su breve pero interesante directo. De hecho, consiguió que el público se interesase sobradamente por su propuesta a base de cercanía y de una sencillez que, casi seguro, hizo que se volviera a casa con unos cuantos fans de más.

Tras la despedida de Bratty –y una vez estuvieron ocupados todos los asientos–, las luces se apagaron de nuevo y empezó a sonar una melodía instrumental desconocida para todos los allí presentes. Fue una buena forma de aumentar la expectación, que se elevaría segundo a segundo durante varios minutos. Así, cuando entraron en el escenario Joan Delgado y Aleix Turón, el público estaba eufórico y con ganas de que aquella fuera una noche muy especial. Y la temperatura todavía se elevó más cuando nos avisaron de que iba a ser el concierto más largo que habían ofrecido hasta el momento, convirtiéndose en todo un viaje emocional a través de la discografía de Cala Vento.

Se tomaron muy en serio dar forma a un setlist que incluyera canciones de todos sus lanzamientos, incluidas aquellas que llevaban años sin tocar en concierto como “Hoy es un gran día” o “Antes de él”, por citar un par.

Y queda claro que Cala Vento supieron colmar nuestras expectativas. No era necesario más que atender a la euforia del público o a las voces de la gente coreando junto al grupo cada uno de los estribillos del repertorio. Cada vez resultaba más y más complicado permanecer en nuestros asientos. Aunque quien, para nuestra sorpresa, tampoco permaneció todo el concierto sentado en el sillín de su batería fue Joan. El músico se levantó durante unos minutos para coger una guitarra acústica y obsequiarnos, junto a Aleix, con uno de los momentos más íntimos y emotivos del concierto al interpretar “La importancia de jugar al baloncesto”. Lo que tampoco pudimos anticipar es que todas esas sensaciones irían todavía más allá cuando, a continuación, comenzó “Un buen año” y la gente empezó a levantarse para saltar y cantar a pleno pulmón. Sin pausa entre tema y tema arremetieron con “Abril”, “Todo”, “Gente como tú” o “Teletecho”, llevando a la sala a su máximo punto de ebullición.

Fueron casi dos horas que pasaron a la velocidad de la luz. Pero todavía quedaba una sentida despedida con “Fin de ciclo”, dejándonos a todos con la satisfacción de haber podido vivir otro concierto sobrado en emoción y energía que nos transportó, aunque fuese momentáneamente, al pasado y a la normalidad prepandémica.

Ahora solamente falta contar los meses para que Joan y Aleix inicien un nuevo ciclo y nosotros estemos allí para volver a disfrutar con sus canciones, su actitud y su sinceridad.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.