Fuerza, energía, pasión. Con estos tres calificativos podemos resumir lo que ofrecen Ayax y Prok en concierto. Cuando suben a un escenario liberan la garra que llevan dentro y consiguen que el público se entregue a su causa y se deje el alma con ellos en la sala. Eso han demostrado este fin de semana en Vistalegre, con concierto el viernes y el sábado, mostrando que ya no son una promesa sino una realidad de pies a cabeza.

Por eso desde el principio su show fue frenético. El sábado, tras el clásico calentamiento de sala llevado a cabo por Sitton y el Dj Carlos Esteso, los gemelos granadinos salieron a la tarima con las pilas cargadas, sin acusar el cansancio del viernes, y desde el inicio hicieron las delicias de los melómanos abriendo el baúl de los homenajes. Primero rapeando sobre bases de Beatnuts, utilizando luego también una frase de Kase-O para agradecer a su público los acompañamientos (“Pido un micro de platino para mi público al mejor coro”) y, por supuesto, con el recuerdo que siempre hacen a Cut Killer, Krs-One y la película “The Haine” con su canción “Pollizzia”. Porque hoy en día, estos dos gemelos son el grupo de la llamada nueva generación que más respeta las raíces del hiphop. Su rap no hace experimentos ni fusiones, es rap hardcore duro, de ese que nos enamoró en los 89-90 y que estos dos veinteañeros se encargan de recordarnos que sigue vivito y coleando. Ese es su estilo, y gusta.

Durante las dos horas de concierto, pudimos oír canciones como “Mi Musa, “La flauta de Hammelin” o la genial “Reproches” (con más de ocho millones de visitas en Youtube), además de ver sobre el escenario a otros referentes del rap como Garolo, Fernando Costa y, por supuesto, Foyone y su productor Sceno. Sin olvidarnos de Dj Blasfem a los platos. Ni de su madre, a la que invitaron a salir al escenario a echarse unos bailes con ellos, sin duda uno de los momentos más memorables del concierto. Entre todos ayudaron a que los hermanos de Albayzín pusiesen patas arriba Vistalegre. Y es que no es coincidencia que su directo sea uno de los nominados en los Premios de la Música Independiente de este año. Madrid fue testigo de ello.

Fue testigo de un potente concierto al que podríamos como única pega que esa agresividad cantando crea algunos problemas en los directos frente al micro, y más aún en una sala tan grande como Vistalegre (con dos mil personas presentes el sábado). Pero esa rabia contenida es parte de su identidad, al igual que esas letras en las que el egotrip cede su asiento a la crítica y a protesta. Su nombre, su directo, ya es una marca registrada dentro del rap nacional. Y no podemos olvidarnos que todo esto lo están consiguiendo sin haber grabado un disco aún, únicamente subiendo sus temas a Youtube. Así que ahí va otra ´pega`: ¿para cuándo un álbum en el que muestren todo su potencial en un mismo bloque?. Y, si ya han conseguido conquistar plazas como Vistalegre, ¿hasta dónde podrán llegar cuando esto ocurra?. Algún día lo comprobaremos.