Deseando sudarla
Conciertos / Aiala

Deseando sudarla

7 / 10
Don Disturbios — 19-04-2021
Empresa — CurtCircuit
Fecha — 17 abril, 2021
Sala — La Nau
Fotógrafo — Sandra Moreno

No voy a volver a incidir de nuevo en lo raro que es disfrutar un concierto como el de Aiala sentado en una silla. Las restricciones mandan y nos hemos de aguantar sin una cerveza fría que llevarnos al gaznate. Aunque no cabe duda que los artistas se lo tienen que currar el triple para lograr que el público se olvide de las circunstancias. Un hecho que se torna mas difícil cuando el concierto es de los que incita al baile, y la única que salta y disfruta es la propia artista.

Pandemias a parte, había expectación y ganas de disfrutar de la presentación del segundo trabajo de la artista catalana. “2021. An Earth Oddity” (Kasba, 21) ha significado la consolidación de su propuesta, y un salto cualitativo con el que Aiala ha subido un peldaño más en su combinación de R’N’B, soul, pop, reggae y blues. De todo eso hubo durante la hora y cuarto de un concierto, que fue creciendo poco a poco, hasta alcanzar el obligado clímax final, tal y como mandan los cánones.

Convenientemente arropada por Celia del Barco en el teclado -y unos coros que resultan imprescindibles a la hora de dotar de  color a su directo-  Macià Amorós a la batería y un fino y elegante Pol Sistach en la guitarra , los cuatro abrieron fuego con el tono jamaicano de “Can You Feel That Fire”. Tema en el que eché a faltar el bajo que marca el ritmo en el disco, a pesar de que la propia Celia lo emulaba a las teclas. Sinceramente creo que con el instrumento de cuatro cuerdas, su directo ganaría en textura. Tras esta le tocó el turno a la basculante “White Wine (raro)” que no contó con la colaboración de Spxxn P en directo, encargándose la propia Aiala de la parte rapeada. Le sucedió el elegante R’N’B de “Listen” de su primer álbum ‘Nothing Less Than Art’ (Kasba, 19) del que también sonaron la dulce “My Essence”, con la participación de Celia a la voces, el dub de “Make a Good Face” y la más oscura e inquietante “In Trouble”. Aunque el punto de inflexión del concierto vino justo a la mitad del mismo con la trepidante “Give Me” que contó, al igual que en el disco, con la colaboración de Oldwine. A partir de ese momento la cosa ya estaba ganada y se remató en una segunda parte que se inició con la versión de “Maldito Dinero” de las Draps Bruts, pero sobre todo con la interpretación de los dos blues de su repertorio, incluidos respectivamente en cada uno de sus discos. Una magistral “Alway Wan’t More” y un “Pink Ink” para las que contó en ambas con la estelar colaboración de Stephane Laidet “Farmo”, conocido por tocar su harmónica en Color Humano. Músico que se ganó el aplauso más cálido de la noche al dejar constancia de su clase a la hora de soplar su instrumento. Además los dos blues sirvieron para cerciorarme que es precisamente en los temas más leoninos donde el timbre de Aiala brilla más y hace gala de su carácter. Temas como “Gotta Be Strong” o la ya inevitable “Fighting And Learning” que tiene esas hechuras de clásico soul a la que la cantante sabe sacarle máximo partido. Para finalizar la vacilona y radiante “Red Temple” provocó que nos tuviéramos que agarrar literalmente a la silla para no arrancar a bailar, al igual que con una “Honey” con la que despidieron la noche.

Aiala demostró en La Nau de Barcelona que ya tiene, con tan solo dos discos, un repertorio sólido y fiable sobre el que ir perfeccionando su directo. Una propuesta a la que solo cabe dotarle en algunos momento de un poco más de cuerpo, para que acabe provocando el desenfreno que ahora debe quedar mitigado por las circunstancias. Por eso me quedó claro que la próxima vez que disfrute de su directo, todo esta paranoia del contagio debe haber quedado atrás. Porque el suyo es un bolo que debe bailarse cerveza en mano. Hay cosas que jamás cambiarán y esa es una de ellas. Por eso lo del streaming y las gafas de realidad virtual no va a ir a ningún lado. Porque la música no solo se escucha, también se siente y se transpira. Y yo estoy deseando sudarla.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.