Niños Mutantes celebran este mes dos décadas en la carretera. Una carrera de fondo, canción a canción, errante, que ahora recibe el reconocimiento de sus compañeros de profesión. El 16 de abril una veintena de artistas se subirán con ellos al escenario de La Riviera (Madrid) para presentar “Mutanciones”, un homenaje de toda la escena nacional.

La carrera de Niños Mutantes se inició sin pretensiones, amigos de instituto que se juntan para hacer suyas canciones de los Pixies, de The Cure, de Los Brincos…Y el veneno hizo el resto. De la misma forma se ha gestado “Mutanciones”, amigos, compañeros de escena, que se reparten el repertorio de los granadinos para hacer un regalo muy especial. “El mejor regalo de nuestras vidas. Estamos muy emocionados de ver que los compañeros nos quieren. Se sabe si el público te quiere, si la crítica te hace caso y te respeta, pero nunca sabes realmente si los músicos te aprecian. Comprobar que sí, es recibir un abrazo muy fuerte que sienta muy bien”. Al habla Juan Alberto, que como el resto de la banda todavía se ve abrumado por como se han ido desencadenando los acontecimientos. Los primeros en apuntarse fueron sus paisanos Lori Meyers que le han cambiado la fórmula a ese caramelo seminal que fue “Veneno polen”. Después la lista se ha ido alargando entre compañeros generacionales como Fernando Alfaro, Julio de la Rosa, Second, Sidonie, Ricardo Vicente, La Habitación Roja o Sr. Nadie y bandas que han acunado ellos mismos como Novedades Carminha, Napoleón Solo o Trepàt. Por supuesto no podía faltar ese germen mutante que fue Mama Baker.

“Estamos muy emocionados de ver que los compañeros nos quieren. Se sabe si el público te quiere, si la crítica te hace caso y te respeta, pero nunca sabes realmente si los músicos te aprecian”

“Mutanciones” contiene veinte canciones que junto a sus interpretes ocasionales describen de alguna manera esa genética cambiante que seguramente ha presidido sus vidas en este tiempo. “Todo ha cambiado, es la  mitad de nuestras vidas. La escena es diferente, nuestra música es diferente, nosotros somos ya otras personas. Lo que empezó como una ilusión sin pretensiones se convirtió sin darnos cuenta en el argumento de nuestras vidas. Seguimos siendo yonkies de hacer canciones, seguimos enganchados a tocar juntos y asistir a la magia de construir canciones. Si acaso ahora es más emocionante porque tenemos más recursos como músicos. Somos más libres y a la vez tenemos la cadena de una trayectoria que sin darnos cuenta se ha hecho muy larga”. Larga será la noche del 16 de abril en La Riviera de Madrid, una cita que, visto como ha surgido todo, debe entregarse a la improvisación. Ya lo decían ellos, todo es el momento. “Va a haber tanta improvisación que no tenemos ni idea de qué pasará. La mayoría del concierto nosotros seremos la banda y tendremos como invitados a nuestros versioneadores, en otras ocasiones les daremos el testigo por completo, pero también habrá momentos con invitados que no pudieron estar en el disco pero se sienten mutantes. Será una gran fiesta para celebrar la suerte de llevar 20 años tocando y estar más vivos que nunca, un puto milagro”.

“Va a haber tanta improvisación que no tenemos ni idea de qué pasará”

Ninos Mutantes

 

“Mutanciones”, una rareza

Desde el 18 de marzo está disponible en las plataformas digitales pero quien quiera hacerse con el doble vinilo de “Mutanciones” tendrá que adquirirlo el 16 de abril en La Riviera. La sala madrileña espera colgar el cartel de soldout y Ernie Records agotar toda la tirada de esta edición limitada, que en el futuro será una de esas rarezas. La primera impresión sobre las adaptaciones, versiones y reversiones que se han hecho del repertorio de Niños Mutantes la tienen los homenajeados. “La sensación de ver que nuestra música puede sonar a la vez a la música de otros es espectacular. Pero lo más bonito es oír en voces ajenas palabras escritas desde vivencias muy personales. Lo curioso es que se recupera el sentido que tenían palabras que a veces para nosotros eran ya solo letanías a fuerza de repetirlas tantas veces. Las canciones resucitan y se reencarnan con otras gargantas.” Un álbum que ante todo pone énfasis en la capacidad que tienen sus canciones para mudar la piel sin perder el cuerpo.

“Lo más bonito es oír en voces ajenas palabras escritas desde vivencias muy personales”

Hemos seleccionado tres artistas de todos los que participan en este “Mutanciones”. Julio de la Rosa, Novedades Carminha y Trepàt podrían representar ese pasado, presente y futuro en la carrera de los Niños Mutantes. Tres acercamientos al repertorio mutante desde tres perspectivas distintas.

Julio de la Rosa y Helena Goch. “Errante”.

“De los Mutantes me atrae todo. Me gustan sus canciones y conservamos una amistad desde hace muchísimos años, cuando pasé una temporada viviendo en Granada para montar la revista Yuzin. Soy fan desde sus primeras maquetas, cuando conocí a Juan Alberto. Dudé entre ésta y ‘Veneno Polen’, de su primer disco, pero finalmente ganó Errante. Me parecía adecuada para cantarla a dos voces con Helena. Para los treinta años Mutantes haré la primera.”

Novedades Carminha. “Katherine”.

“Katherine es una canción que podrían haber firmado Los Brincos. Tiene esa melodía 60´s que nos lleva a encontrar puntos comunes con algunas de nuestras canciones aunque ellos la defendieron metiéndole doble ración de guitarra. En un primer momento pensábamos llevarla al rollo más vintage, pero al final decidimos deshacernos de la naftalina y  nos decidimos por hacer una versión contemporánea, que pusiera la canción patas arriba.”

Trepát. “Bárbara”.

“Los Niños Mutantes son una banda de referencia a nivel nacional, quisimos participar desde un primer momento porque nos hacía mucha ilusión versionar alguna canción de nuestros colegas. La versión original nos gustaba mucho, tanto la letra, como las melodías y pensamos que era idónea para llevarla a esos mares, en los que estamos inmersos, de ritmos más low y oscuros. Al escuchar el estribillo, nos vino a la mente la idea de romperlo con una voz femenina que aportara un toque de frialdad, y así fue.”