Los discos de mi vida por Miss Caffeína y Varry Brava
Especiales / Miss Caffeina ...

Los discos de mi vida por Miss Caffeína y Varry Brava

Redacción — hace 3 semanas
Fotógrafo — Archivo

Los madrileños Miss Caffeina y los murcianos Varry Brava tienen muchas cosas en común. Y no solamente porque protagonicen juntos la gira Dancetería, sino porque coinciden en gustos. Por eso nos descubren sus discos favoritos compartiendo espacio como hacen en las fechas de la gira que puedes consultar al final de este artículo.

Miss Caffeina:

Phoenix – “Wolfgang Amadeus Phoenix” (2009)

La canción ‘Lisztomania’ rompió todos los esquemas en 2009 poniendo de nuevo a Francia en el punto de mira musical. Reinventaron su sonido abriendo un nuevo camino para el pop con un disco lleno de temazos con una producción súper interesante. En lo personal, supuso una apertura mental muy importante en lo que se refiere a producción, programación de beats y papel que jugaban las dos guitarras siempre con un sonido limpio y brillante.

Bon Iver – “Bon Iver” (2011)

Personalmente este disco me dio la mano en uno de los momentos más difíciles. Me ayudó a desahogar, a comprender y empezar de nuevo. Nunca olvidaré mi relación con él y todo lo que significa para mí. Musicalmente y como con todos los discos de Bon Iver, me atrapa porque está vivo. En cada escucha descubres nuevos arreglos, nuevos detalles y nuevos paisajes.

Madonna – Ray Of Light (1998)

Después de haber hecho discos de pop redondos, de haber arriesgado dando giros de ciento ochenta grados buscando un sonido sucio y urbano, de haber rozado el r&b y lo más clásico en su encarnación de Evita, Ray Of Light es la Madonna más experimental, creativa y profunda que podemos escuchar en toda su discografía. Hay hasta producciones incomodas que te llevan por un trance que dura trece pistas. Vocalmente y como letrista en su mejor momento. Pocas veces se le da crédito como productora, pero este disco está coproducido por ella junto a William Orbit. Para mí llego en un momento en el que pasaba de la infancia a la adolescencia, con todo lo que ello supone, por eso cada vez que lo escucho lo relaciono con cambiar, madurar y mirarse dentro. La mejor canción del disco es Skin.

Varry Brava:

Alejandro Sanz – “Viviendo deprisa” (1991)

(Óscar Ferrer) Es el disco con el que más profunda y místicamente me emocionó. Las letras, las melodías, la producción, el paisaje, el recuerdo de cuando era niño y veía a mis primas abrazadas a sus carpetas en la puerta del colegio. Se respiran felices noventa en cada segundo. Es el primer disco del autor en castellano más grande e internacional de las últimas décadas. Discazo.

Radio Futura – “Tierra para bailar” (1992)

(aarönsáez) Porque no se puede acabar mejor una carrera, porque la tierra es para bailar, y las salas para entrar en mística comunión con los sonidos, las personas, los flujos y los licores, y en este disco hay de todo eso. Hay ritmo, hay fuerza, hay clase, y encima las canciones nuevas que no antiguas son El puente azul que me flipa y Tierra, una versión de Caetano. Volver a donde has sido feliz nunca mola, pero aquí sí.

The Beatles – “White Album” (1968)

(Vicente Illescas) El disco en el que estaban los cuatro, pero a la vez no estaban. Es tan fuera de su tiempo y tan innovador que no te puedes creer que cuatro años atrás compusieran canciones como Eight Days A Week. Particularmente y aunque pueda sonar a topicazo, The Beatles me han acompañado siempre a lo largo de mi vida, tanto fue así que fueron el empuje real para estar donde estoy ahora. Temas como “Happiness Is A Warm Gun” o “Dear Prudence” me hacen explotar la cabeza, da igual el tiempo que pase sin escucharlas.

Fechas de la gira conjunta “Dancetería”:

21.00h 25€
22.00h 26€
21.00h 25€
22.00h 25€

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.