Keith Flint en diez canciones
Especiales / The Prodigy

Keith Flint en diez canciones

Xavi Sánchez Pons — hace 10 meses
Fotógrafo — Tom Oxley

Nos ha dejado Keith Flint, pero su imperecedero legado está ahí para acompañarnos siempre. Al margen de sus explosivos directos, su impronta quedó marcada a fuego en diversas canciones de The Prodigy y de otras aventuras paralelas. Aquí seleccionamos diez que sirven para resumir quién fue y cuál fue su papel en la historia del breakbeat, la electrónica rock y el universo raver. En un especial paralelo que acabamos de publicar recordamos otras artistas de Flint, tanto musicales como extramusicales.

 

“Firestarter” & “Breathe”

Las dos canciones con las que Flint dio un paso adelante en The Prodigy tras ser el animador-provocador del grupo en sus conciertos. Participó en su escritura y las berreó y bailó como si no hubiera un mañana. Con este par de temas toda una generación descubrió que la electrónica comercial podía ser desafiante tanto en la forma como en el contenido. Los versos rabiosos de “Firestarter” definen la personalidad artística de Flint, puro rave: “I’m the trouble starter, punkin’ instigator/I’m the fear addicted, a danger illustrated/I’m a firestarter, twisted Firestarter/You’re a firestarter, twisted Firestarter”.

 

“Baby’s Got A Temper”

El primer single con material nuevo que editó The Prodigy tras la resaca del exitoso “The Fat Of The Land” (97) y una de las canciones más polémicas del grupo. Flint co-escribió aquí una historia de amour fou pasada por el tamiz del punk electrónico que, a modo de provocación frontal, se atrevía a mencionar el Rohypnol, un medicamento para dormir ilegal en muchos países que puede ser utilizado como una droga (muchos violadores la utilizan para abusar de sus víctimas). “We love rohypnol/She got rohypnol/We take rohypnol/Just forget it all”, salía de la enrojecida garganta de Flint. La droga como anestesia de la cruda realidad.

 

Flint “Asteroids”

Aprovechando el tirón de The Prodigy, Flint intentó la aventura en solitario en 2003 con una banda de punk rock analógico bautizada con su apellido. Llegó a editar un single de forma oficial, pero la salida de su primer disco, titulado “Device #1”, se acabó frustrando y con el paso tiempo el álbum se acabó filtrando en Internet. “Asteroids” es un pepinazo que hace pensar en la primera etapa de PIL, una mezcla de ruidismo y melodías enfurecidas con un Keith Flint en plena forma.

 

Clever Brains Fryin’ “Oozy”

Tras la experiencia frustrada en Flint, el cantante de The Prodigy puso en marcha otro proyecto paralelo en el que volvió a apostar por la electrónica bastarda. En Clever Brains Fryin’ se dieron cita un buen número de colaboradores: MC Sir Real, MC Bad Manner, Claire Cherequi y DJ Jason Laid Back. El periodo de vida de la banda fue muy corto, apenas editaron dos canciones y un puñado de tracks inéditos que acabaron apareciendo en Internet. “Oozy” es uno de los mejores, y con Flint en las tareas vocales.

 

“Colours”

Una de las canciones, salvando las distancias porque está ejecutada a la velocidad del rayo, con más pegada pop (esos sintetizadores ochenteros que suenan por ahí) de “Invaders Must Die” (09), uno de los discos de más tirón comercial de la carrera de The Prodigy. “Colours” es un himno anarquista y una llamada a la acción marca de la casa del tándem formado por Liam Howlett y Keith Flint: “Raise your banner/For the noise/Wake the dogs up/Call your boys/Are you ready/For the war/Bring your colours/To the floor”.

 

Caspa “War ft. Keith Flint”

En 2012 Flint probó suerte con el dubstep al asociarse con una estrella del género, Caspa (un proyecto del productor londinense Gary McCann). El resultado fue una canción muy Keith Flint en espíritu con un videoclip provocador en la línea del imaginario y de la personalidad del cantante de The Prodigy. Hasta la letra del tema parece escrita por él: “If you want war/If you want more/If you want more/Then let’s start the war”.

 

“Nasty”

Una de las mejores canciones de “The Day Is My Enemy”, editado en 2015 y un disco en el que The Prodigy recuperaban la contundencia, rabia y suciedad de sus inicios. Flint, coautor del tema, escupe una de las letras más directas del cancionero de los británicos, un puñado de expresiones que parecen fruto de la escritura automática y que buscan remover nuestras conciencias con, eso sí, algo de humor negro y auto-parodia: “So raw!/Nasty, nasty/Triple X rated/Nasty, nasty/Justice, a waste-pit/Nasty, nasty/Deeper in the dirt/Nasty, nasty/Making bodies hurt”.

 

“Rok-Weiler”

Otra de las perlas embrutecidas que contiene “The Day Is My Enemy” y un vehículo perfecto para el lucimiento de Flint en las tareas vocales (también participó en la composición). En directo “Rok-Weiler” era una verdadera celebración de la fuerza y el carisma abrumadores del que fue el pulmón energético de The Prodigy. Una vez más, su letra parece describir su persona: “See me in the alleyway/Coming/Biting at your heals/Running/Dressed for the night/Looking stunning Rok-Weiler!”.

 

“Champions Of London

La única canción de “No Tourists” (18) en la que Flint participó en la composición y escritura. No es casual que sea una de las más crudas del álbum, una ración de rave y breakbeat de espíritu punk y con una cualidad casi gótica. En “Champions Of London“ Keith Flint se desgañita de lo lindo y entrega una las imágenes más poderosas de los The Prodigy recientes, una descripción impresionista y visceral del Londres actual: “Bassline drama, cuts through your armour/Dobson to Brixton, the friction”.

Un comentario

    Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Uso de cookies

    Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies