“¿Es el jazz espiritual música pop? Ahora sí lo es”, sentenciaba la periodista Kitty Empire en The Guardian a propósito del inminente nuevo disco de Kamasi Washington, “Heaven And Earth”. Por atrevida que parezca esta afirmación, no podemos negar que una ola de músicos de unas características más o menos determinadas aunque cada uno con su propia identidad- están dando una nueva vida al jazz uniéndola a sensibilidades más contemporáneas y a una estética actual. Y el propio Kamasi Washington -que acaba de visitar Madrid y Barcelona- aparece al frente.

2017 fue el año en el que el compositor y saxofonista de Los Angeles debutaba en Young Turks, el mismo sello que The xx o FKA Twigs. A pesar de la sorpresa al ver su nombre vinculado a la marca filial de XL Recordings, donde habitan artistas como Adele, Arca o King Krule, era inevitable observar la coherencia que había entre la música de Kamasi Washington y un sello pop, y más si atendíamos al primer single de “Harmony Of Difference”, una composición preciosa de quince minutos acompañada por los visuales igualmente evocadores de AG Rojas.
La relación de Kamasi Washington con géneros más populares como el rap o la electrónica quedó clara en su implicación con el álbum “To Pimp A Butterfly” de Kendrick Lamar primero, y al debutar después con su impresionante “The Epic” en Brainfeeder, casa de Flying Lotus o el bajista Thundercat. Virtuoso del jazz y a la vez nombre habitual en entornos no especializados, el artista es la cabeza más visible de una ola de artistas jóvenes que recuperan este género a través de formas, discursos y harmonías más cercanas a las del público de su generación. Una ola que se ha hecho especialmente fuerte en Londres. En este especial recogemos algunos de los nombres clave para reconectarnos a un género muchas veces denostado por su imagen elitista.

Yussef Kamaal
“Black Focus” (2016)

Con un Ford Focus detrás de una inscripción árabe, la portada del debut del dúo de Londres Yussef Kamaal ya anticipa que lo que encontrarás en su interior no se guía por fórmulas clásicas. Vibraciones de la calle, jazz fusión, breaks de funk y una actitud cósmica y espiritual que conecta frontalmente con los oyentes de ahora. Recogiendo la esencia de la Londres actual, el álbum puede funcionar como la piedra angular de la nueva ola de jazz británica, una escena que recoge la tradición del género pero que la lleva a espacios estéticos contemporáneos y accesibles para el público actual.

Ezra Collective
“Juan Pablo: The Philosopher” (2017)

En la misma escena urbana de Londres encontramos Ezra Collective, que en 2017 publicaba “Juan Pablo: The Philosopher”. En la portada, un chico joven, con un colgante dorado de África, se sienta en medio de la calle mirando al más allá. El álbum, mezclado por Floating Points, también recoge el sonido urbano de la capital británica y lo sintetiza en un viaje cósmico a través de bajo, piano, trompeta, saxo tenor y batería. Como ellos mismos dicen: “muestra respeto y se influencia por los grandes antes que ellos, pero con su indudable actitud propia”.

Brownswood Recordings
“We Out Here” (2018)

Esta compilación de Brownswood Recordings sea probablemente el mapa básico y esencial para comprender la joven escena jazz de Londres. A lo largo de nueve canciones vemos un desfile de los principales nombres al servicio de unas vibraciones concretas y comunes: formas DIY, actitud callejera y carácter espiritual. Shabaka Hutchings, Ezra Collective, Nubya Garcia o Kokoroko son algunos de los nombres que aparecen en el tracklist y que a la vez encontramos en este especial.

Nubya Garcia
“When We Are” (2018)

La saxofonista, compositora y DJ Nubya Garcia, también de Londres, es una de las mayores exponentes de esta nueva escena, y su hegemónica presencia en el recopilatorio de Brownswood es una muestra de ello. Impulsada por el premio de la Fundación Steve Reid y acompañada por Floating Points, la también directora de orquestra publica ahora “When We Are”, un EP de dos canciones que junto a dos remixes house señalan los puntos de contacto entre esta escena jazz y la tradición electrónica del género.

Shabaka And The Ancestors
“Wisdom Of Elders” (2016)

Grabado en Johannesburgo, “Wisdom Of Elders” es una exploración de la herencia musical y cultural sudafricana a través de las vibraciones que habitualmente trabaja en Gran Bretaña. Liderada por Shabaka Hutchings, el saxo tenor más reconocido de la escena británica, la formación se compone por ocho músicos locales. El compositor y líder aparece en el último trabajo de Kamasi Washington y ha participado en actuaciones junto a The Sun Ra Arkestra.

Sons Of Kemet
“Your Queen Is A Reptile” (2018)

Sons Of Kemet es otra formación dirigida por el saxofonista Shabaka Hutchings. “Your Queen Is A Reptile” es su último álbum, un homenaje a la figura femenina a través de grandes nombres como Angela Davis o Anna Julia Cooper en el que la voz y lírica asumen un rol principal. En el disco el artista mezcla a su formación clásica influencias de música caribeña y sudafricana. La importancia que van ganando los nuevos sonidos y sensibilidades se ven validadas por una de las grandes marcas del jazz clásico, Impulse!, casa de John Coltrane o Pharoah Sanders, y que ahora edita este trabajo.

Kamaal Williams
“The Return” (2018)

Todavía por publicar, no podía faltar “The Return”, el esperado regreso de Kamaal Williams aka Henry Wu, después de la disolución del grupo Yuseef Kamaal. Cincuenta por ciento del dúo que creó el primer álbum de nuestro especial, “Black Focus”, Kamaal vuelve con un álbum de batería, bajo y teclado. Wu promete un nuevo viaje a través de las calles de Londres a bordo de su teclado cósmico.

Standing On The Corner
“Red Burns” (2017)

Abandonamos Londres. La crew de Nueva York Standing On The Corner se ha olvidado por completo de etiquetas y “Red Burns” es su principal manifiesto. Sus componentes, haciendo música en sus apartamentos de New York, nos recuerdan a la escena free jazz de principios de los setenta en los lofts de la ciudad, pero barajando un abanico de influencias todavía más amplio: a su tradición histórica hay que sumarle unas décadas más de desarrollo musical. “Red Burns” suena a jazz, pero solamente por momentos. Su uso es circunstancial. “Red Burns” es un collage creativo y sampledélico de todas aquellas referencias culturales que se han cruzado en su camino.

Emma-Jean Thackray
“Ley Lines” (2018)

Esta multi intrumentalista es una de las grandes promesas del jazz actual. Inspirada en Madlib, J Dilla, Chicago Art Ensemble o Fela Kuti, consolida su propuesta creativa con “Ley Lines”, un disco de ocho canciones en las que confluyen todas sus filias. Detrás de sus composiciones leemos ese groove heredado de los productores de Stones Throw, pero también la escuchamos explorar lo desconocido, adentrarse en territorio free jazz, a través de sus solos de trompeta.

Yazz Ahmed
“La Saboteuse” (2017)

Muy influenciada por sus raíces árabes, la música de la compositora y trompetista Yazz Ahmed, quién ha grabado para bandas como Radiohead, explora esos puntos de contacto entre la sensibilidad jazz y la herencia de su país, Bahrain. Con un gran uso de efectos electrónicos, la artista es otro de los nombres a tener en cuenta dentro de la nueva escena jazz global.

Christian Scott
“The Centennial Trilogy” (2017)

Una trilogía de treinta y una canciones. El trompetista de Nueva Orleans Christian Scott cerraba el pasado otoño su proyecto más ambicioso, aunando todo su talento y narrativa. A lo largo de tres discos el artista desplegaba su discurso, fijándose en la realidad de su comunidad, y también su propia exploración sonora, una forma muy particular de abordar la música, sin barreras, que usa el jazz como vehículo para llegar a muchos espacios distintos. A través de composiciones relajadas y acompañado recurrentemente por voces femeninas, Christian Scott nos abre la mente a nuevas formas musicales. Una de las canciones más señaladas es “Encryptation”, junto a la flauta de Elena Pinderhughes.