El músico y guitarrista Iñaki Estevez, miembro del duo Olimpia, nos presenta los discos destacados de su vida. Hoy viernes 5 de abril presenta su nuevo EP en Kutxa Kultur Kluba (Donostia).

“Como se suele decir, no están todos los que son pero si son todos los que están. No he mirado demasiado a los clásicos tipo Dylan, Elvis o The Beatles por obvios, tampoco he señalado muchos discos nacionales… Solo los que me marcaron de alguna manera como músico o los que me llenaron tanto que me hacen volver a ellos periódicamente. Y hasta los pongo casi cronológicamente.”

1) BORN TU RUN (1975) – BRUCE SPRINGSTEEN

Me acuerdo la primera vez que me pusieron en un walkman el cassette de este disco, eran unas vacaciones de Semana Santa y no tenía aún 12 años, Un disco que literalmente me abrió la puerta al rock, al rock americano y a entender para mi que la música me podía trasmitir mucho más que otras artes. Más tarde siempre he vuelto a este disco, a sus letras , a ese New York de final de los 70 y de los 80. La forma de cantar de un jovén Springsteen en este disco me llego muchisimo. Cantaba desde la verdad, o eso me parecía cada vez que lo escuchaba.

2) LONDON CALLING (1979) – THE CLASH

En Irun sonaba Kortatu, el Depor era el bar y la petrilla el lugar donde se bebía los sábados. Yo fuí un poco más allá, a la fuente,a los Clash de Joe Strummer! London Calling para mi es “el disco” de The Clash y la puerta para empezar a mirar lo que venía de Londres y del resto de las islas.

3) STONE ROSES (1989) – STONE ROSES

Y tanto que miré a las islas y otros ritmos influenciado siempre por amigos o hermanos mayores de amigos, entraron en mi cabeza los STONE ROSES, seguramente primero el “Second Comming” pero su 1er disco me cambio la vida sin duda en cuanto a la forma de sentir y escuchar otros ritmos y melodías. Ya estaba el radar musical puesto en Inglaterra.

4) ACTHUNG BABY (1991) – U2

Y si algún otro disco nos cambio a muchos ese fue ACTHUNG BABY , un disco que considero perfecto, que resumen un momento concreto de Europa, de esa Europa del cambio, de la caída del Muro, un experimento genial de una banda, que como yo, venía americanizada musicalmente hablando, y que se pudo en vanguardia de la música en Europa influenciando a un montón de bandas. Es el único disco de U2 al que vuelvo regularmente.

5) THE BENDS (1995) – RADIOHEAD

Y así es, mientras todo el mundo miraba a Seattle o a la Costa Oeste Americana, llegaba este disco a mi vida y me entregaba por completo a su abismo y complejidad de emociones que aún hoy en día me trasmite cuando lo escucho. Después sus conciertos, verlos en directo, me dieron la razón.

6) ENJOY THE SILENCE – DEPECHE MODE

Primeros y definitivos flirteos con la electrónica. Otra vez me vuelve a pasar y con Enjoy The Silence me encuentro con un disco redondo, que devoro de todas las maneras posibles. Me llegan por primera vez la fuerza de sintetizadores y cajas de ritmos. Sonidos diferentes que al final me abren otro estadio musical. Igualmente el ver al grupo en directo me impacto de sobremanera.

7) DEFINITELY MAYBE (1994) – OASIS

Y booom! Más madera…! Eramos pocos y aparece este disco del grupo de Manchester que además de tener un sonido potente hasta llegar a sonar verdaderamente alto en cualquier reproductor de CDs, tienen guitarras y riffs que se repetían una y otra vez en mi cabeza, y su cantante una forma de enlazar melodías vocales que no había escuchado antes. Más razón para seguir mirando hacía las islas y que se me pasará la época del grunge sin pena ni gloria…

8) CONNEY ISLAND (1976) – LOU REED

Podría ser “Transformer” , pero el verdadero disco al que vuelvo una y otra vez es este. “Coney Island baby” es Lou Reed y Lou Reed es New York y ese sobrevivir a tu ritmo mientras la vida te adelanta por la izquierda y por la derecha a 120kms por hora!

9) TURN ON THE BRIGHT LIGHTS (2002) – INTERPOL

Otro disco que describe perfectamente para mi el cambio de siglo, tanto musicalemente como esteticamente. Las atmosferas y paisajes por los que se mueven Interpol marcarían muchísimo a un montón de bandas “indies”. Para mi es otra vuelta de tuerca a la ciudad infinita de los rascacielos. A las letras profundas, otra voz que me llega y que me la creo. El post-punk no estaba muerto… resurge en New York con esta banda,

10) DESAPAREZCA AQUÍ (2005) – NACHO VEGAS

Como disco nacional podría a haber puesto alguno de Los Planetas o incluso de Heroes del Silencio, pero en una época especialmente oscura de mi vida apareció este disco, y de vez en cuando me gusta asomarme a él para saber que se siente
desde el desasosiego y la necesidad de expresar los sentimientos más profundos de un ser. Y para eso, Nacho Vegas es el escritor de canciones perfecto.