Ryan Adams volvió a aparecer en escena la pasada noche desde que desapareciera públicamente en febrero. Varias mujeres le habían acusado de abusos sexuales y psicológicos en un informe del New York Times.

Adams ha vuelto para ofrecer una declaración en alusión a las acusaciones en su contra, alegando que: “tengo un montón que decir y lo haré pronto”, y continuó: “Porque la verdad importa. Sé quién soy. Qué soy. Es hora de que la gente lo sepa. El tiempo pasa. Toda la belleza de la vida no puede ser reducida a un puñado de mentiras. Es una locura. Mi trabajo era una guía para los perdidos, no un slogan publicitario. Entonces, hasta pronto”.

A primera hora de la mañana del sábado 24 de julio, Adams elaboró un extenso post en Instagram sobre su vida personal y la idea de volver a la vida pública, también publicó un fragmento de una nueva canción llamada “I’m Sorry And I Love You” en la misma cuenta de Instagram. Hizo varias publicaciones en las redes sociales, incluyendo varias fotos, un clip instrumental de una canción y un enlace en “Mob Rules” de Heaven & Hell.

El título de “I’m Sorry And I Love You” se había revelado ya anteriormente cuando Adams compartió la lista de canciones del nuevo álbum Big Colors en enero, que se suponía que iba a publicarse en abril. El LP había sido desechado por el propio sello Pax-Am de Adams, así como por Capitol Records y Blue Note a raíz de estas acusaciones.

El informe del New York Times incluyó declaraciones de la ex esposa de Adams, Mandy Moore, así como de Phoebe Bridgers, una menor y de otros que también acusaron al cantante de actos que van desde la manipulación emocional hasta la conducta sexual inapropiada. Tras el artículo, Liz Phair y Karen Elson coincidieron en sus  declaraciones sobre el supuesto comportamiento de Adams. Menos de un mes después de la publicación del informe, Adams canceló su gira por el Reino Unido e Irlanda. El FBI abrió una investigación sobre las supuestos abusos sexuales de Adams con una fan menor de edad, hecho que también se detalla en el artículo del Times. Después de que se publicaran todas esas informaciones, Adams se disculpó públicamente antes de llamar al artículo “perturbadamente inexacto”. Continuó: “Algunos de los detalles están mal interpretados; algunos están exagerados; otros son completamente falsos. Nunca tendría relaciones inapropiadas con una menor de edad. No tengo nada más que añadir”. Veremos qué ocurre en los próximos meses, pero da la impresión de que las aguas van a estar muy revueltas en el universo Adams.