“El trap es como el rock moderno”
Entrevistas / Tokischa

“El trap es como el rock moderno”

Karen Montero — 03-09-2021
Fotógrafo — Archivo

El nuevo furor urbano ya tiene nombre: Tokischa, dominicana de veinticinco años, ya alabada por figuras como Bad Bunny, Anuel AA u Ozuna, y que acaba de publicar single con J Balvin (“Perra”) y ahora mismo con Rosalia (“Linda”).

Una artista amante del rock que vio en el trap y el dembow una vía más fácil de llegar al público y que, junto al productor Raymi Paulus, llevan cinco años sembrando la semilla de su carrera con sus flagrantes canciones, como “Perras como tú”, “Tukuntaso” o “El Rey de la Popola”, que acumulan millones de reproducciones. Todo esto, con las letras más punzantes del panorama urbano. Si el trap ya es explícito, Tokischa se pasa la barrera y dice las cosas que ha visto y que ha vivido tal cual son, sin ningún tipo de reparo.

Tokischa habla sobre lo que ha visto en su barrio y lo que ha vivido: drogas, sexo, vejaciones y abusos a la mujer o familias desestructuradas. Lo dice tal cual porque ella quiere, porque sería mentir si no lo cuenta así. La libertad sexual también es una de sus temáticas; de hecho, su sustento principal durante el confinamiento fue su cuenta de OnlyFans. Nadie le dice a Tokischa lo que está bien y mal, aunque le hayan surgido ya un montón de detractores –a quienes no hace ni caso. Ahora da un paso adelante en su carrera y llega a España a través de su fichaje por Equity Distribution, la compañía de distribución independiente de Roc Nation.

“Cuando hay una crítica muy fuerte me la gozo porque comprendo que el problema no soy yo en la vida de esa persona”.

Tus letras son más sinceras y directas que la de otras artistas urbanas. ¿De dónde viene esta ansia de querer contar a pelo lo que sucede?
Así es la vida y las cosas que pasan de verdad. Y por qué no decirlo claramente como uno lo siente y lo piensa. Nunca he sido persona de pintar las cosas. Desde niña he sido muy clara y directa, y sí, siempre ha habido una problemática con eso. Siento que tiene que haber una honestidad y una realidad en lo que expreso.

Hablas de la mujer, de feminismo, de liberación sexual, de drogas, de la situación barrial en tu país… ¿Sentías que no se estaba hablando de ello en tu país o no de la forma en que tú lo haces?
Esta era la forma en la que yo quería hacerlo. Hablo de temas que los artistas no expresan quizás por miedo a una prohibición. Aunque ha habido persecuciones sociales, al final seguimos en pie y estamos ganando la batalla porque el público consume eso y lo ama. Aunque lo prohíban, si el público tiene ganas de eso lo va a compartir más.

¿Cómo estás recibiendo el éxito y el furor de tus nuevos fans? Hasta Bad Bunny te elogió públicamente en sus redes.
Con mucha felicidad, muy contenta, llena de ilusión ¡y a seguir dándole! Lo que está pasando es el deseo de todo el que empieza. Se ve un futuro muy bonito porque se ha creado con mucha pasión y ganas.

¿Y cómo llevas la parte de las críticas?
No la llevo: ni la absorbo ni la asimilo. Cuando hay una crítica muy fuerte me la gozo porque comprendo que el problema no soy yo en la vida de esa persona. Ni esa persona misma sabe lo que le está pasando. No dejo que eso me llegue a mi mente: hay demasiadas cosas bonitas a diario, demasiado fanático siguiéndome con corazón.

¿Por qué crees que también se censuran géneros como la bachata o el reggaetón en tu país y cómo lo vives?
Creo que, aunque algunos artistas no sean tan explícitos, la música urbana saca a la luz la vida del barrio, algo que la sociedad élite y doblemoralista no quiere. Quiere que se venda el país más educado, más trabajador y honrado. Es molesto para ellos que la cara que está representando nuestro país sea la música urbana, el dembucero, el trapero. Usualmente, nosotros, los artistas urbanos, somos esa gente que venimos de esa vida de barrio y que, en algún momento, buscamos lo que vemos en el barrio, ya sea la delincuencia, la prostitución, las drogas o la mala vida. Si eso es lo que hemos experimentado, ese es el mensaje que vamos a mandar. Pero aunque quieran taparlo, esto va a seguir siendo parte de la sociedad. No vamos a hablar mentiras.

“A medida que íbamos desarrollando, pensé que también podía tener mi banda y hacer mi performance de rock aparte”.

¿Cómo empezaste en el mundo de la música?
Empecé con quién ahora es mi mánager y productor creativo, Raymi Paulus. Un día fui a hacerme una sesión de fotos con él, ya que siempre ha trabajado lo visual, y yo en ese momento estaba haciendo fotografía. Nos juntamos e hicimos unos cuantos visuales, y de ahí él me dijo: “¿Has pensado alguna vez en cantar? Porque tú tienes mucho arte y eso creo que se puede direccionar en la música”. Le dije que a mí me gusta el rock, pero él me dijo que aquí en el país no tiene mucha salida, así que hicimos urbano porque él se maneja en este medio artístico. Escogí trap porque en ese momento era el ritmo que más me gustaba, y además el trap es como el rock moderno. Así que le dimos a la primera canción en 2016. Vamos a cumplir cinco juntos en esto.

Claro, te veo con una camiseta de Pink Floyd, se nota que también te gustan otras influencias que no son solo el trap. Pero al final todos los géneros pueden ser compatibles.
Sí, y también lo son la educación musical de canto, de improvisación y todo lo que fui aprendiendo desde que empezamos a hacer música. Todo eso lo he podido implantar en el rock. A medida que íbamos desarrollando, pensé que también podía tener mi banda y hacer mi performance de rock aparte. Tengo mi público de rock para eso: una vez al año voy a un lugar en La Vega (República Dominicana) que se llama La Aldea y hago un performance de rock con mi banda. Allí me voy a otro mundo. He aprendido mucho y es un futuro que tengo ahí esperándome.

¿Cómo es la conexión con Raymi Paulus actualmente y con su discográfica?
Para mí, él es como un padre que me ha guiado en la música, estamos súper conectados. Tenemos mucho amor el uno con el otro. En un proyecto artístico, y en general en la vida, hay que tener amor con sus compañeros y sentirse familiarizado. Tenemos esa chispa especial y ahora está floreciendo lo que empezamos a plantar en el primer día.

¿Cuáles son tus planes de futuro en base a la situación de pandemia?
Actualmente estamos muy ocupados con la fiesta, porque aquí ya las han abierto. Que, fíjate, el país abre las discotecas para que se trabaje, pero no abre las escuelas. Me siento súper consumida por las fiestas, así que esperando tener un día libre para la música. Creo que vamos a sacar próximamente algo nuevo. Estamos en planes de llevar el proyecto a Estados Unidos. Más adelante, seguiremos sacando sencillos. Por ahora, no hay un plan para un álbum, simplemente estamos de tour.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.