“Este disco puede gustar a gente con intereses musicales muy diferentes”
Entrevistas / The Kleejoss Band

“Este disco puede gustar a gente con intereses musicales muy diferentes”

Jaime Oriz — 15-06-2021
Fotógrafo — Jaime Oriz

Han tardado un poco más de lo que nos tienen acostumbrados, pero es que The Kleejoss Band regresan para su sexto disco con muchas novedades. La más destacada es, sin duda, su paso a cantar en castellano. Luis Kleiser, cantante y guitarrista de la banda zaragozana se muestra tan orgulloso como seguro de este paso adelante, llamado “Maleza”.

Comencemos con la pregunta más obvia. ¿Por qué os lanzáis a cantar en castellano ahora?
¡La pregunta es por qué no lo hicimos antes! La realidad es que creo que siempre hemos escrito buenas canciones y con el tiempo nos íbamos dando cuenta de que el idioma era una barrera para mucha gente. No se prestaba demasiada atención a las letras y el mensaje quedaba diluido. Nos estábamos convirtiendo en un grupo en el que pesaba más nuestra técnica como instrumentistas que lo que estábamos diciendo y decidimos hablarle a la gente en un idioma que entiende a la primera. El reto ha sido importante; siempre me ha parecido de superhéroes hacer buenas canciones en castellano. Cambia la rítmica y ya no tienes ese escudo de “en inglés todo queda bien”. Estás más expuesto, así que más vale que digas algo interesante. No te pases de romántico, ni de oscuro, ni de soez, ni de simple. Además cuenta algo con significado y dilo de una forma original. Reto de los buenos y creo que hemos salido más que bien parados.

También se aprecia una evolución en sonido, como menos deudor de los referentes más reconocibles. ¿Qué diferencias encontráis con vuestros comienzos?
Hacemos mejores canciones y somos mejores músicos. Investigamos, escuchamos mucha música desde un punto de vista analítico, estudiamos producciones…Supongo que todo ese bagaje se va notando y sabemos cómo combinar los elementos mejor para tener un sonido más interesante y menos obvio. De los comienzos donde todo era volumen y punch hemos pasado a un momento en el que buscamos la elegancia. Utilizamos la experiencia a nuestro favor y no solemos revisar mucho lo que ya hicimos; así no corres el peligro de convertirte en una imitación de ti mismo.

La respuesta está siendo muy entusiasta. ¿Qué creéis que posee “Maleza”, más allá del idioma, para que esté conectando?
Que no es un disco de género. Es fácil copiar los elementos clásicos del estilo que te apetezca; todos conocemos los cánones tanto como músicos como oyentes. Durante tiempo nos apoyamos en esos cánones; sabes que si sigues la receta no fallas, pero tampoco puedes destacar porque hay mil millones de grupos que son capaces de hacerlo. Si además vienen de Nashville o Georgia tienes la partida perdida. Este disco tiene canciones hechas desde nuestro propio sonido, es auténtico y la gente lo nota. Los aspectos reconocibles ya no son del Southern Rock o del rock americano de toda la vida, son nuestros. Es un disco que puede gustar a gente con intereses musicales muy diferentes.

¿Qué fue lo más difícil de afrontar como sexto disco? Porque es patente que una de vuestras preocupaciones es nunca estancaros…
Cada disco es siempre un poco más difícil que el anterior. Tratas de buscar elementos nuevos que sorprendan y cuantos más discos llevas más complicado es encontrarlos. Este sexto nos obligó a rediseñar el sonido, a empezar casi de cero. Decidimos que cuando tuviéramos una canción terminada buscaríamos una fórmula para tocarla de manera completamente distinta. Las primeras versiones daban nuestro sonido clásico así que había que retorcerlas para llegar a sitios diferentes. Lo mas complicado ha sido deshacerse de prejuicios y perder el miedo a hacer algo que quizá no sea los que los fans de toda la vida esperaban. Sin embargo, una vez vencido el miedo te das cuenta de que, por la buenísima respuesta, todo el mundo parecía estar esperando que diéramos ese paso.

La canción “Malvenidos” nació como un homenaje a las bandas y ahora es casi una dedicatoria a todas esas pequeñas vidas importantes. Yo la veo como la pieza central. ¿Cambió el confinamiento mucho el enfoque del disco?
No cambió nada; todo estaba ya bastante pensado antes de la pandemia. Teníamos claro que queríamos hacer un disco que hablara de cómo se vive la música desde distintos enfoques y escribirlo de tan manera que cualquiera pudiera reconocerse en las historias porque la música forma parte de la vida de todo el mundo. La tentación de recurrir a temas relacionados con el impacto de la pandemia estaba ahí, pero no tuvo efecto en nosotros porque queríamos evitar esa inmediatez. Queríamos hacer un disco que envejeciera bien; que pudieras escuchar dentro de 20 años y entenderlo sin acordarte de estos días para que tenga sentido.

Por lo que dices, ¿Maleza tiene una idea central?
Después de cinco discos y siete años de vida dando vueltas en furgoneta hemos visto ya muchas cosas. Queríamos contar la relación que diferentes personas tienen con la música desde múltiples puntos de vista. Las giras, los conciertos, promotores, músicos, el éxito, el fracaso, la indiferencia, los discos, adicciones, depresión…Y por encima de todo el amor que sentimos muchos por ella, que nos lleva a hacer todo tipo de locuras y que genera lazos maravillosos entre los que vivimos este mundo. Esperamos que todo el que escuche el disco sienta que su historia o la de alguien que conoce está reflejada ahí.

Para vuestro siguiente trabajo tendréis que dar una nueva vuelta… ¿Estáis ya barajando nuevas posibilidades?
Por primera vez en nuestra carrera no hemos pensado nada todavía. Este disco nos ha dejado agotados mentalmente. El disco lleva días en la calle y acabó de grabarse en marzo. Vamos a disfrutar de “Maleza” unas semanas antes de ponernos a pensar en nada. De todas maneras, seguro que lo que hagamos sonará distinto y ¡esperamos que todavía sea mejor! Con “Maleza” hemos descubierto el placer del riesgo.

¿Cómo vais a enfocar los directos? ¿Convivirán las letras en inglés y español?
Nuestra intención es tocar el nuevo álbum completo y revisar alguno de nuestros clásicos. Dependerá mucho del lugar y del público que tengamos enfrente. No creo que haya problema en que convivan los dos idiomas. Veremos también qué hace más feliz al público y trataremos de dárselo; vienen a nuestros conciertos a pasarlo bien y ese es nuestro trabajo.

¿Os habéis planteado readaptar la letra de alguna canción antigua?
En principio no, aunque no lo hemos pensado con detenimiento. Lo que escribimos en inglés tiene el significado que queríamos dar y siempre se pierde algo en la traducción. Pero no descartamos nada. Si encontramos la manera adecuada de hacerlo con alguna canción ¿por qué no? Podría darte un “no” rotundo y acabar tragándome mis palabras, además ¡aquí hemos venido a jugar!

Comentadme cómo va a ser la próxima gira. En la anterior, que también funcionó muy bien por todo el país, ¿Cuántos bolos hicisteis?
Haremos nuestro tour habitual que nos lleva por toda la península. Es probable que se añadan nuevos sitios y festivales porque ha crecido el interés por nosotros gracias a “Maleza”. No soy capaz de recordar cuántos bolos hicimos en la anterior gira con “El Secreto”. Nos quedó un sabor de boca agridulce porque se cancelaron muchas fechas por la pandemia. Disfrutamos muchísimo los shows que hicimos pero nos quedamos a medias y esperamos resarcirnos. De aquel tour me quedaré con el show que abría la gira en La Estufa (Arrabal del Portillo) y con nuestro último Christmas Show en Rocksound; recuerdos maravillosos.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.