“Sin ninguna pretensión nos pusimos a hacer el tonto y de repente a la gente le gusta”
Entrevistas / Stay Homas

“Sin ninguna pretensión nos pusimos a hacer el tonto y de repente a la gente le gusta”

Núria Cardús — 13-05-2020
Fotógrafo — Archivo

Stay Homas ha sido uno de los pocos regalos que nos ha dado el confinamiento. Los tres amigos Klaus, Guillem y Rai, integrantes de los grupos Buhos y Doctor Prats, se encontraron compartiendo piso, así que para combatir la monotonía comenzaron a componer sus famosas “confination songs” acompañados de un cubo de fregar y una guitarra. Hablamos con la banda mientras editan su próximo vídeo para que nos cuenten cómo Stay Homas ha dado un vuelco a sus vidas.

¿Como surgió la idea de Stay Homas? ¿Cuál fue vuestra idea principal al poneros a componer temas durante la cuarentena?
Stay Homas salió un poco sin querer. Estábamos haciendo un vermutillo en la terraza como ya nos gusta hacer cuando hace sol, era el primer día de confinamiento y cogimos la guitarra -que también es algo que nos gusta hacer de vez en cuando, nos ponernos a cantar y hacer un poco el tonto- y pues, decidimos hacer una canción sobre el tema de moda. Y a partir de ahí la colgamos en Internet, a la gente le gustó mucho, la colgamos en el perfil de Rai, al día siguiente decidimos hacer otra la colgamos en otro de nuestros perfiles personales, y creo que fue el tercer día que colgamos un vídeo, que decidimos hacer una por día, porque la gente estaba recibiéndolo muy guay, les estaban gustando las canciones que íbamos haciendo y a partir de ahí empezó el hecatombe.

¿Cómo reaccionaste al ver que todo iba creciendo muy rápido?
Realmente ha sido un poco raro de gestionar, porque a la vez estamos aquí en casa sin poder salir, y vamos recibiendo unos imputs a través del móvil que siempre tienen ese punto de irreal y de virtual que no acabas de gestionarlo de manera normal. Pero es increíble. Yo creo que cada día han habido titulares, e imputs que nos hacen un montón de ilusión y pensamos, “ostia, qué guay”.

¿Os lo esperábais?
Para nada. Sin ninguna pretensión nos pusimos a hacer el tonto y de repente a la gente le gusta, ¿sabes? Es como que no tiene ningún sentido, pero es divertido.

“Nuestra breve historia, pero nuestra historia está basada en todo eso: streams, pantallas, esa cuarta pared ahora real y palpable que existe entre uno y la audiencia”

Vosotros sois un grupo 100% virtual, habéis nacido en Internet. ¿Por qué decidisteis empezar en Instagram y no en otra en otra red social, por ejemplo?
Quizás porque es la red que más utilizamos. Empezamos ahí porque es donde nosotros hacemos cosas con nosotros perfiles personales y no sé, supongo que si hubiéramos sido tiktokers, pues hubiéramos hecho un perfil de TikTok.

Es decir, ¿No es porque Instagram os ofrezca nada en especial, sino porque es lo que más usáis habitualmente?
No, porque de hecho, si hubiéramos querido eso, hubiéramos ido a YouTube, donde las reproducciones están monetizadas, y si los vídeos se hacen virales puedes sacar un dinerillo. De hecho, si hubiéramos tirado para atrás, igual hubiéramos preferido ser Youtubers antes que Instagramers pero bueno, a lo hecho pecho.

¿Si algún día decidís hacer un concierto en streaming, cuál escogerías?
Pues, ni idea, realmente habría que plantearlo eso del concierto en streaming. Igual se puede montar y puede ser divertido, pero a la vez hay un punto de calor humano que es irremplazable. Nuestra breve historia, pero nuestra historia está basada en todo eso: streams, pantallas, esa cuarta pared ahora real y palpable que existe entre uno y la audiencia que claro, si creo en la posibilidad de hacer algún concierto en streaming, pero a la que podamos hacerlos de verdad y notar a la gente, va a ser épico.

Entonces, ¿Creéis que los conciertos en streaming podrían ser una vía de negocio o los conciertos en directo son irremplazables?
Hombre, una cosa no quita la otra. Ahora que no podemos hacer conciertos normales, pues claro, los músico también queremos comer y nos gusta vivir, con lo cual, nos toca reinventarnos. El sector lo está pasando fatal y es una manera, sí que un tanto extraña, porque pierdes el calor de la gente que es algo que gusta mucho y que todos queremos sentir, pero sí que puede ser una manera de ganar algún dinero y poder ir pagando el alquiler aunque sea.

O sea, ¿Creéis que después de la cuarentena, por ejemplo, se quedarán los conciertos en streaming o volveremos a los conciertos en directo y todo esto será solo recuerdo?
Bueno, yo supongo que mientras no se pueden hacer conciertos al uso, con público y con gente, y barras y contacto… igual servirá como parche. Supongo que surgirán plataformas y maneras de poder hacer conciertos o incluso de comprar entradas para participar en festivales. Por ejemplo, ahora están haciendo un festival de cine por streaming, es decir, habrá mil cosas que el mundo del espectáculo intentará hacer para suplantar lo que es nuestra actividad normal, pero yo creo que lo quiere la gente recuperar cuanto antes la normalidad en eso. Cuando llegue ese punto, supongo que algunos se quedarán haciendo cosas en streaming, pero la gran mayoría de la gente lo que quiere es volver a hacer conciertos normales, recuperar la normalidad en eso y poder sentir el calor humano después de hacer canción y no un emoji de un aplauso.

Dejando de lado todo el tema de conciertos en streaming y volviendo a lo vuestro, habéis realizado colaboraciones con muchos artistas y existe la duda de como hacéis los vídeos. Es decir, ¿los artistas graban su parte y luego la ponéis o lo hacéis todo en directo?
Hacer eso en directo es totalmente imposible. Es decir, existe una latencia inherente a cualquier conexión a Internet que es exponencial. Si él nos oye tarde, va más tarde, nosotros le oímos tarde, por lo tanto, es totalmente imposible. En el caso de la música donde el tempo es tan importante, creo que ya se intentó en su momento en grandes cadenas televisivas y es imposible. En una transmisión normal donde el otro tarda unos segundos en contestar no pasa nada, pero con la música no se puede. Así que, lo que hacemos nosotros es que grabar la canción en el salón con la guitarra, y se la pasamos por WhatsApp a la colaboración. Entonces, la colaboración la escucha y se graba, y nos lo pasa. Finalmente, nosotros lo ponemos en el vídeo desde el móvil.

“No lo queremos dejar aquí y queremos seguir y, sobre todo, tenemos ganas de hacer conciertos para traspasar la pantalla y ver a la gente”

Está claro que no estáis nada aburridos durante estos días ya habéis compuesta ya más de veinte temas en menos de dos meses. ¿Destináis todas las horas de cada día a componer y a crear contenido, o hacéis otras cosa?
También hacemos entrevistas… pero básicamente sí, Stay Homas “full day”. Nos levantamos por la mañana, cogemos la guitarra, hacemos el tema, hablamos con la colaboración, hacemos un par de entrevistas, grabamos el tema, editamos el tema, colgamos el tema…. Es un trabajo de todo el día, ya la verdad es que estamos un poquito agobiados. Estamos trabajando como veinte veces más que en pre-confinamiento, que estábamos de vacaciones, pero lo llevamos como podemos.

Tema artistas internacionales. Michael Bublé compartió una de vuestras canciones, “Gotta Be Patient”, y luego hizo una versión. ¿Cómo os afectó personalmente que alguien a nivel internacional reconociera vuestro trabajo?
Bueno, yo creo que es una de las cosas que más nos han impactado de todas las historias que nos han ido viniendo. El hecho de que músicos con reconocimiento a nivel mundial digan, “Oye, que estos tíos molan”, y mira que tocamos con un cubo de fregar, es como que no nos entra en la cabeza. Es decir, nosotros estamos aquí tocando sin salir de casa, pero nuestra música ha llegado muy lejos y piensas, ¿algo estaremos haciendo bien, no? La verdad es que nos impacta bastante el hecho de que Michael Bublé o Rubén Blades u otros músicos que nosotros admiramos hayan dicho “Oye, escuchad a estos tíos que molan”. Es como “qué guay”, nos llena de orgullo y mucho más aún que hayan hecho una cover.

Hemos visto que a los seguidores les gusta la versión de Michael, pero les gusta más la original, o sea la vuestra. ¿Habéis pensado en una colaboración con él, os lo habéis planteado? ¿Habéis hablado con él?
Cuando no nos deje en visto y nos responda en Instagram… Michael si está leyendo esto responde el Instagram… Pero sí, sería épico, nosotros le dejamos la puerta abierta, cuando quiera algo ahí estaremos.

Hablando de un tema más serio, corre el rumor que Bublé en un primer momento no os mencionó en la publicación, y que fueron vuestros seguidores que le avasallaron y dijeron, “Oye que este tema es de Stay Homas”, ¿Cómo os sentó si es así?
Sí, la verdad es que como se hizo en una gala en Canadá, es decir, era de noche en Canadá, un sábado creo que era, nosotros nos levantamos el domingo pues igual un poco tarde y cuando nos levantamos, por ejemplo, yo tenía mensajes en el grupo de WhatsApp de amigos y familia que decían “Este cabrón…” y yo no entendía nada. Pero claro, yo cuando lo ví ya ponía Stay Homas y el tío había publicado un tuit que decía “El tema es de Stay Homas”. Pero sí, creo que aparentemente al principio no dijo nada de donde salía el tema… Igual se le pasó, igual no lo lleva él, igual supuso que como nos había colgado cuatro publicaciones antes se obviaba la autoría del tema… No lo sé. La verdad es que estamos con tantas cosas en la cabeza, creo, los tres tenemos que hacer muchos temas y eso creativamente te revienta por dentro y solo tienes tiempo para eso y el otro poco tiempo que tienes lo dedicas a gestionar otras cosas. Cuando te pasa algo así es súper bueno, pero dices “bueno, ya está”, tampoco te emocionas en exceso ni te bañas en el orgullo y el ego que emana. Al revés también, es decir, cuando pasa algo como esto yo no sé si es para tanto o para tan poco, tampoco he tenido tiempo para gestionarlo. Lo paso muy bien haciendo otras cosas…

Entonces, ¿lo resumiríais diciendo que os interesa más no triunfar tanto y no tener tanto éxito para estar más cerca de vuestro público?
Sí, totalmente, y más si pasa por estar bien nosotros con nosotros mismos, que yo creo que es lo más importante, ni tampoco dejarse llevar por lo malo, y decir “Ostia, ahora este ha hecho tal y voy a rallarme unos días”… No, claro que no. Yo estoy aquí haciendo canciones con mis amigos, y a la gente le gusta, pero si no les gustara lo seguiríamos haciendo. Es súper divertido y eso es lo más importante.

Es genial que hayáis encontrado una forma de pasar estos días y encima que os haya regalado momentos como estos. Por otro lado, ¿en qué momentos decidís firmar con Sony Music?
Bueno, no es que digamos “Oye, vamos a hacer algo con Sony” sino que, durante la primera semana, ya se acercaron ellos diciendo “Oye, lo que estáis haciendo mola mucho. Creemos que podemos ayudaros a colgarlo en Spotify y a poner en orden todo esto…”. Nos llevó unas cuantas semanas de charlas y de ponernos de acuerdo, pero la verdad es que estamos muy contentos de que ellos hayan querido sumar en todo esto. Además, nos flipa bastante el hecho de que hayan querido involucrarse en un proyecto en el que no hay ni tatuajes, ni beats traperos, ni música moderna, sino que solo hay un cubo de fregar y una guitarra desde una terraza, y eso es muy raro… y la verdad es que hacer reuniones por Skype es curioso. Pero bien, nos elogia bastante el hecho de que se hayan interesado por esto, por nuestra música. Tenemos ganas de hacer cosas y si ellos están para echarnos un cable, genial.

“Hemos hecho un poco lo que nos ha dado la gana y lo que hemos podido hacer con un cubo y una guitarra”

A partir de ahí, tenéis entre manos el lanzamiento de un disco y una gira. ¿Cómo vais a enfocar esta nueva etapa del proyecto?
De hecho no está muy claro, como primera noticia, si es oficial, no lo sabía. Lo que está claro es que tenemos ganas de hacer cosas, creemos que nos sale de dentro, no lo queremos dejar aquí y queremos seguir y, sobre todo, tenemos ganas de hacer conciertos para traspasar la pantalla y ver a la gente. Y lo del disco no sé, ya se verá. Sí que es verdad que ha salido muchas veces la idea, y es atractiva porque al final son muchos temas e igual decidimos producir alguno… Está todo un poco en el aire, como desde el principio. Todo está en el aire todo el tiempo y no hay nada concreto, pero… puede ser que haya disco, puede ser que haya gira y puede ser todo.

Los tres formáis parte de otras bandas. ¿Creéis que podéis combinar el éxito de Stay Homas con los otros proyectos que tenéis?
Sí, totalmente, de hecho es una de las cosas que los tres tenemos claro. Tenemos compromisos, muchos años de trabajo, y no queremos ahora tirarlo por la borda. Igual se nos vienen años moviditos, pero tenemos ganas de compaginarlo todo y de hacerlo todo con el cariño que se merece.

Por último, ¿cuál es la idea del proyecto de futuro cuando acabe la cuarentena, porque claro, vosotros habéis salido de esto, los temas son “confination songs”, la idea es seguir adelante con el proyecto con nueva música, buscando un nuevo enfoque o creéis que será efímero y se quedará en un recuerdo?
Nuestra intención es que no se quede en un recuerdo y cuando se acabe el confinamiento dejaremos hacer “confination songs” y haremos solo “songs”. A partir de ahí, cuando nos dejen hacer conciertos, nosotros haremos todo lo posible por hacerlos, si la gente sigue ahí, pues nosotros estaremos ahí, y si no nosotros habremos intentado darle vida y continuidad a Stay Homas. Si no es posible volveremos a otra cosa, pero nuestra intención es que no se quede en una anécdota, y de hecho ya estamos trabajando en ello: seguiremos haciendo más canciones, seguiremos grabando temas, ya sean regrabados de nuestras “confination songs” o temas nuevos inéditos, un posible disco que salga a finales de año, que no sabemos qué va a contener, si canciones nuevas, viejas o un mix de todo… Pero, al menos, nosotros estamos poniendo toda la carne en el asador para que así sea.

Y, ya para terminar, ¿Cómo queréis que sean las nuevas canciones? Es decir, ahora que termina el confinamiento, ¿de qué queréis hablar?
Lo que venimos haciendo hasta ahora es hablar de cómo lo vivimos nosotros. A veces te levantas bien y dices “Está bien, no pasa nada, he tenido tiempo de pensar en mis movidas y no está tan mal esto”, y hay otros días que te levantas enfadado y dices “No puedo más, quiero salir a la calle”. Así es cómo lo hemos ido viviendo nosotros y como lo hemos contado. Quizás si ya no nos encontramos en esta situación, hablemos de que me pica un pie o igual nos ponemos más serios. Creo que hay un cierto eclecticismo, no sólo de género musical sino en general que está bastante afectado, al menos por el público de este proyecto, porque hemos hecho un poco lo que nos ha dado la gana y lo que hemos podido hacer con un cubo y una guitarra. Creo que vamos a querer seguir haciendo eso a nivel de letras, de música, de producción y a nivel de todo. Aunque el cubo aparezca más o menos, porque también tenemos ganas de hacer cosas con instrumentos reales. Queremos conservar el cubo y siempre será nuestro amuleto, pero no queremos estancarnos ahí. Si hacemos conciertos, no los haremos sentados, igual nos sentamos para hacer un remember de la terraza, pero nos queremos reinventar y creemos que la gente está dispuesta a ver una evolución de Stay Homas.

 

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.