“Nada puede superar a un buen concierto, esa es la razón por la que los músicos aguantan todo lo demás”
Entrevistas / Ride

“Nada puede superar a un buen concierto, esa es la razón por la que los músicos aguantan todo lo demás”

Carlos Pérez de Ziriza — 24-01-2020
Fotógrafo — Andrew Ogilvy

La ya histórica formación británica nos visita en apenas unos días. El viernes 7 de febrero en la sala Apolo de Barcelona y el sábado 8 en la But de Madrid Ride presentarán las canciones de ‘This Is Not A Safe Place (Wichita/[PIAS], 19), el segundo álbum de su nueva vida, desde que volvieran hace un lustro. Intercambiamos impresiones con Andy Bell –quien nos revela que una de las canciones que escribió para Liam Gallagher en Beady Eye va sobre la Costa Brava– sobre lo que supone girar tan a menudo como ellos.

Lleváis girando de forma permanente desde 2015, cuando os reagupásteis. ¿Ha sido duro volver a compartir la vida en la carretera entre vosotros tras tantos años sin hacerlo?
No, no demasiado. Nos gusta viajar y nos sentimos afortunados de poder hacerlo. No es duro porque todo el mundo sabe comportarse y en el fondo estamos todos aquí por la misma razón. Disfruto las giras con Ride. Hemos pasado momentos muy buenos en los últimos años.

¿Qué es lo mejor y lo peor de estar de gira?
Lo mejor son los noventa minutos que estamos sobre el escenario. Nada puede superar a un buen concierto, esa es la razón por la que los músicos aguantan todo lo demás. También es fantástico ver el mundo con tus compañeros. Lo peor, algunos madrugones, lo doloroso que puede ser a veces el viajar y, lo más duro de todo, estar lejos de tus seres queridos durante tanto tiempo, sobre todo cuando tienes hijos pequeños. Eso nunca se lleva bien.

“Prefiero que la gente nos considere como una banda atenta al presente, más que como un vestigio del pasado”.

Durante la primera mitad de los noventa, sobre todo aquí en España, era más habitual veros en salas que en festivales. Ahora suele ser al revés. ¿Cuál de las dos experiencias os gusta más?
Lo bueno acerca de tu propio concierto en sala es que tienes tiempo para hacer una buena prueba de sonido, controlas la experiencia de la audiencia, y puedes elegir una buena banda para compartir escenario. Pero estás tocando solo para fans. Me gustan los festivales porque a veces comienzas a tocar ante muy poca gente y luego ves cómo esa audiencia va creciendo durante el concierto. En un festival, eres más como un pasajero a bordo de algo mucho más grande, en lo que estás inmerso, y tratas de ver el mayor número posible de bandas. Tu propio concierto no es más que una pequeña parte del día completo de alguien del público. Para mí, la parte positiva de ambos formatos supera a la negativa.

Supongo que el sonido tan intrincado de vuestros discos no es siempre fácil de traducir al escenario. ¿Crees que, como pasa con muchas bandas de vuestra generación, habéis acabado tocando y sonando mucho mejor ahora que cuando publicásteis vuestros primeros discos y en cierto modo estábais en la cresta de la ola de la independencia del momento?
En cierto sentido, sí. Somos mucho mejores ahora porque tenemos mejor tecnología a nuestro alcance, lo que nos permite escucharnos a nosotros mismos, y entre nosotros, y eso nos permite tocar y cantar mejor. También estructuramos ahora mejor nuestro set que en los viejos tiempos, de forma que tocamos canciones que sabemos que la gente quiere escuchar, y eso nos aleja de la autoindulgencia.

¿Recuerdas algún concierto de esta segunda encarnación, desde 2015, como el mejor? ¿Y el peor?
Prefiero no pensar en el peor. En cada gira hay al menos uno o dos que apestan. Pero así es la vida. El del Royal Albert Hall de Manchester es para mí uno de los mejores, en la gira de reunión.

¿Tenéis tiempo para ver a otras bandas o músicos cuando estáis de gira? Y en caso de que así sea, ¿hay alguna que os haya cautivado?
Siempre intento mantener mis oídos bien abiertos. En el ultimo en el que tocamos, el Desert Daze de California, vimos algunas francamente buenas. Alvvays, White Fence y Khruangbin estuvieron fantásticos.

¿Crees que vuestra base de fans ha crecido durante todo el tiempo en que no estábais en activo, entre 1996 y 2014, o por el contrario vuestra audiencia es básicamente la misma?
Tenemos a los mismos seguidores más algunos nuevos. Diría que en una proporción de cincuenta/cincuenta. Los fans originales son increíbles, hay un núcleo duro de seguidores que viene a muchos de nuestros conciertos en cada gira. Me encanta ver a nuevos fans también, prefiero que la gente nos considere como una banda atenta al presente, más que como un vestigio del pasado.

Tocáis en febrero en Madrid y Barcelona. ¿Cómo os sentís aquí? ¿Notáis alguna diferencia respecto al público de otros países?
Me encanta tocar en España. El público siempre se comporta estupendamente, es todo lo que puedo decir. Nos ilusiona mucho tocar allí.

¿Tenéis tiempo para visitar algunas ciudades y hacer lo que haría cualquier turista?
No he visto aún el programa de gira completo, pero espero tener tiempo. Me encantan Madrid y Barcelona. Mi parte favorita de España es al noroeste de Barcelona, la zona de Cadaqués y Figueres. De hecho, escribí una canción sobre ello: “Millionaire”, de Beady Eye.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.