“Primal Scream siempre ha querido que la gente baile”
Entrevistas / Primal Scream

“Primal Scream siempre ha querido que la gente baile”

Raúl Julián — hace 4 años
Fotógrafo — Sam Christmas

El undécimo álbum de Bobby Gillespie y compañía apunta, en su inmensa mayoría, a la canción pop apta para la pista de baile. “Chaosmosis” (1st International/[PIAS], 16) es un disco para todos los públicos, en el que los sintetizadores ganan la batalla a las guitarras. Desde Londres, el mítico y eléctrico vocalista contesta a nuestras preguntar a lo largo de una conversación de casi media hora que dejó el siguiente resultado.

Cada nuevo disco de Primal Scream implica la duda acerca de si será un disco con preferencia por la electrónica o, por el contario, tendente al rock y cargado de guitarras ¿Cómo decidís que tipo de disco queréis hacer cada vez? ¿Qué influye a la hora de que un disco de Primal Scream sea más electrónico o más rock?
Nosotros no hacemos ninguna diferenciación. Para nosotros es música de Primal Scream y cualquier instrumento y medio es viable. De hecho, en esté álbum usamos muchos plugins y teclados virtuales… ni siquiera llegamos a usar teclados reales. Así que se puede decir que hacemos música a través de cualquier medio posible.

Efectivamente “Chaosmosis” (1st International/[PIAS], 2016) es un disco variado que se nutre de diferentes formas y estilos, pero que en conjunto tiende más a la electrónica que a las guitarras… ¿Qué te ha motivado a la hora de escribir las nuevas canciones? ¿De dónde ha venido la inspiración en este disco?
La inspiración para las canciones vino de… (emplea su tiempo en pensar la respuesta)… sencillamente de la búsqueda existencial. Simplemente quiero escribir acerca de mi vida, y de cómo me siento con respecto al mundo. Y quiero hacerlo de una forma muy sincera pero poética. Yo describiría nuestra música como una digresión “extasiante”, así que “Chaosmosis” (1st International/[PIAS], 2016) es un álbum de “realismo digresivo extasiante” (Risas). Sólo estoy bromeando… Ya sabes, somos artistas y al fin y al cabo lo que estamos haciendo es eso: arte. Ésa la mejor manera en que puedes describirlo: es Pop Art.

Creo que éste un disco más accesible y amable, más hermoso en el sentido tradicional de la palabra, e incluso más evidentemente pop que el anterior “More Light” (1st International, 13), que era mucho más agresivo e inquietante ¿Estás de acuerdo? ¿Por qué este cambio de orientación?
Sí, “More Light” (1st International, 13) era más oscuro. Era un disco de setenta minutos, muy largo, doble en su edición en vinilo, de rock libre, psicodélico, compuesto por canciones de rock y que empezaba con un tema de nueve minutos… eran canciones de rock libre muy largas. Y en esta ocasión queríamos hacer un álbum más corto, por debajo de los cuarenta minutos, que tuviese sólo diez canciones. Además nuestro manager nos sugirió que intentásemos meter unos cuantos singles en él. Así que fuimos al estudio con la idea de hacer singles: canciones inmediatas de pop. Ésa fue la idea.

“En 1977 Johnny Rotten dijo que los Sex Pistols eran esencialmente una banda de baile. Yo podría decir lo mismo de Primal Scream”.

Efectivamente creo que, en su gran mayoría, “Chaosmosis” (1st International/[PIAS], 2016) podría sonar en cualquier pub o club por la noche: es accesible y muy bailable ¿Pretendíais conseguir ese efecto? ¿Queríais que éste fuese un disco de baile?
En 1977 Johnny Rotten dijo que los Sex Pistols eran esencialmente una banda de baile. Yo podría decir lo mismo: Primal Scream son esencialmente una banda de baile. Cuando el Rock & Roll apareció en los cincuenta era música de baile para adolescentes. Primal Scream siempre ha querido que la gente baile sus canciones, ya sea con temas como “Come Together”, “Loaded” o una enérgica canción rock como “Rocks”. Puedes bailar a lo largo de toda nuestra discografía, ya sea una canción electrónica o de rock. Así que sí, siempre hemos tenido un fuerte sentido del ritmo. Como vocalista escribo rítmicamente y canto rítmicamente… mucho más que de una forma melódica. Cuando Noel Gallagher escribe canciones lo más importante es la melodía, mientras que cuando en Primal Scream escribimos canciones todo va centrado en torno al ritmo.

De hecho en el álbum hay varias canciones como “100% Or Nothing” o “Autumn In Paradise” que recuerdan poderosamente a New Order ¿Fue New Order una influencia destacada en este disco?
New Order es una influencia impresionante en Primal Scream. Quiero decir que… New Order han sido una gran influencia desde que empezamos. Nos encanta New Order.

En el disco también hay varias colaboraciones femeninas: Sky Ferreira, Danielle, Este y Alana de Haim, y Rachel Zeffira de Cat’s Eyes ¿Cómo surgió la posibilidad de trabajar con todas estas artistas? ¿Dónde conseguiste todos estos contactos?
Puse música tras un concierto de Cat’s Eyes, y allí empezó mi amistad con Rachel Zeffira. De esa amistad surgió la idea de que cantará y tocará en el disco. Es una instrumentista emotiva. Sabía que trabajaba con una orquesta y me quedé muy impresionado cuando la escuché. Entonces supe que ella era sería ese “algo” que necesitaba en el disco. Por otro lado coincidimos con Haim hace unos tres años, en 2013. Tenerlas fue una elección a nivel de producción: necesitábamos unos coros para sonar muy compactos y épicos en “100% Or Nothing” porque mi voz por sí sola no era suficiente, así que pedimos ayuda a Haim porque sabíamos que la armonías de voces de las hermanas eran muy bonitas y le daría a la canción ese aire de himno “extasiante”. Y en cuanto a Sky… era fan suyo y estaba obsesionado con su canción “Everything Is Embarrassing”. Nos conocimos a través de su manager en Estados Unidos y… en 2013 estaba muy obsesionado con esa canción y su disco era uno de mis favoritos entonces. Así que le pregunte a su agente si ella querría trabajar con nosotros. Nos conocimos en Los Ángeles y resultó que era una gran fan de Primal Scream, así que hicimos unas llamadas y aprovechamos que iba a estar en Londres: vino a nuestro estudio y empezamos a escribir canciones y producirlas para su segundo disco. De ahí salio la idea de que ella cantase una canción conmigo.

“Somos una de las últimas bandas auténticas de rock que hay en el planeta”.

En realidad es habitual que colabores con voces femeninas, y en el pasado las elegidas fueron la modelo Kate Moss, Alison Mosshart de The Kills o Lovefoxxx de Cansei de Ser Sexy… ¿Por qué te gusta tanto trabajar con voces femeninas? ¿Cuál es el efecto que buscas conseguir al cantar con mujeres?
(Ni siquiera me deja acabar la pregunta y contesta con efusividad) ¡Creo que el futuro es femenino! Todas estas chicas son grandes cantantes. Me encantan sus voces, sus personalidades… es una elección de producción. Es como si fuésemos directores de cine y hubiésemos encontrado el actor adecuado para ese papel. Eso es exactamente lo que hicimos con todas ellas. Fue puramente una elección de producción.

Lo que esta claro es que al final “Chaosmosis” (1st International/[PIAS], 2016) es un disco con la marca de Primal Scream. Vuestro estilo es inconfundible desde hace varias décadas ¿Qué crees que os diferencia de las demás bandas? En tu opinión… ¿Qué hace únicos a Primal Scream?
Es una muy buena pregunta y muy difícil de responder. Diría que somos una de las últimas bandas auténticas de rock que hay en el planeta. Creo que es inherente a nosotros el hecho de cambiar con cada álbum. Somos artistas serios y tenemos una conciencia emocional muy profunda. Tenemos unas influencias variadas y somos muy abiertos y flexibles para las ideas, y además tampoco tenemos miedo de aprovechar las oportunidades. Queremos cambiar y evolucionar constantemente, y para nuestro arte eso es lo más importante. En lo que se refiere al arte, nunca tenemos miedo.

Particularmente tú eres uno de los frontman más eléctricos y carismáticos del Reino Unido… ¿En tu opinión que debe tener un buen líder de una banda? ¿Cómo te definirías a ti mismo como vocalista y cabeza visible de un grupo?
Me tuve que convertir en catante por el camino, porque yo verdaderamente quería ser un artista… quería expresar algo y tenía ese objetivo que ansiaba conseguir. Quería escribir canciones, descubrí que podía hacerlo y ya sabes… cuando empezamos con la banda hace treinta años iba a ser el guitarrista, pero también estaba escribiendo canciones y por entonces hicimos audiciones a otros cantantes. Después de dos vocalistas tuve que ser yo mismo el que se pusiese al frente. Me di cuenta de que tenía que ser yo el que cantara mis canciones. Así que supongo que se podría decir que tengo algo que expresar.

En los noventa dejasteis discos tan imprescindibles como “Screamadelica” (Sire, 91), “Give Out But Don’t Give Up” (Sire, 94), “Vanishing Point” (Sire, 97) o “XTRMNTR” (Astralwerks, 00) ¿Cómo recuerdas aquella época para la música que fueron los 90?
No recuerdo nada de los noventa (Risas)…

¿Demasiadas drogas quizás…? (Risas)
Sí… (Risas). El principio de los noventa es bueno. El final de los noventa es bueno. Pero lo que pasó en el medio fue un infierno…

¿Cómo crees que ha cambiado la industria musical desde entonces?
Ha cambiado muchísimo. En los noventa podías hacer discos como “Screamadelica” (Sire, 91) y vender cientos de miles, puede que incluso un millón de discos. Ahora mismo todo eso ha desaparecido debido a la tecnología. La gente puede descargarse cosas gratis y ya no compra discos en la misma medida en la que lo hacía en los noventa. Se ha convertido en algo duro… es casi como si estuvieras trabajando gratis.

“Todavía somos unos románticos, tío”

Un poco como si se hubiese perdido el romanticismo en la música
Sí, pero nosotros todavía somos unos románticos tío…

Hace tiempo vi el documental “Upside Down” (Revolver, 10) de Danny O’Connor acerca de Creation Records, donde vosotros publicasteis varios discos ¿Cómo fue estar en esa discográfica mítica y cómo era tu relación con el fundador de la misma Alan McGee? ¿Mantienes el contacto con él?
Sí, sí, claro que sigo en contacto con él. Somos muy buenos amigos. Alan McGee y yo ya éramos amigos en el colegio. De hecho fui a mis primeros conciertos con Alan McGee. Solíamos ir juntos a ver a The Clash, Buzzcocks… éramos verdaderos colegas adolescentes e íbamos a conciertos de punk. Todo eso fue a finales de los setenta, cuando éramos adolescentes. Fue genial estar en Creation Records, y nos dieron auténtica libertad para ser artistas. Alan McGee siempre creyó en mí y en Primal Scream. Simplemente por ese hecho aislado le estaré eternamente agradecido. Creation era un sello genial al que pertenecer. Estoy orgullos de haber estado en el mismo sello que My Bloody Valentine, The Jesus & Mary Chain, Teenage Fanclub, Ride, Slowdive… ya sabes… muchas bandas muy guays… The Pastels… Sí, era un sello genial.

Es una obligación preguntarte explícitamente por “Screamadelica” (Sire, 91) ¿Cómo te sientes sabiendo que hicisteis uno de los mejores discos de la historia, además tan vanguardista en su momento? ¿Cómo te sientes ahora cuando escuchas ese disco veinticinco años después?
Estoy muy orgulloso de ello. Todo el mundo en Primal Scream está orgullosísimo de haber creado ese disco y de que ese disco signifique tanto para tantísima gente. Hemos recibido tanto amor gracias a ese disco… Sí, estamos muy felices y orgullosos de él, pero al mismo tiempo somos muy humildes sabiendo que ha significado tanto para tanta gente. Es algo precioso para nosotros: extender el amor e inspirar a la gente. Y creo que “Screamadelica” (Sire, 91) es lo que hace.

El disco continúa siendo un viaje alucinante…
Sí, por un desierto extraño, genial y enorme… (Risas).

También me gustaría preguntarte por “XTRMNTR” (Astralwerks, 00), otro disco ciertamente importante para vosotros ¿Cómo recuerdas la grabación de aquel disco y las circunstancias que acompañaron a su creación?
El final de los noventa fue un periodo muy crítico. Acabamos de hacer “Vanishing Point” (Sire, 97) y justo después salió “Echodek” (Creation, 97), aquel disco doble donde el productor Adrian Sherwood remezclaba el disco. Tanto “Vanishing Point” (Sire, 97) como “Echodek” (Creation, 97) son de 1997, y nosotros seguimos escribiendo y grabando hasta el 99, cuando hicimos “XTRMNTR” (Astralwerks, 00). Fue un periodo de tensión creativa para nosotros. Yo estaba seguro de que estábamos haciendo muy buena música y tenía claro que estábamos expresándonos a través de música muy clara, concisa y directa.

Avanzando en el tiempo tengo que decir que “More Light” (1st International, 13) me pareció un gran disco, y puede que sea mi disco favorito de Primal Scream precisamente desde “XTRMNTR” (Astralwerks, 00). Ese disco vino tras cinco largos años de silencio ¿Por qué tardó tanto en llegar? ¿Lo consideras una especie de renacer en la carrera de Primal Scream?
Muchas gracias. Lo que pasó es que habíamos hecho dos álbumes casi seguidos, “Riot City Blues” (Columbia, 06) y “Beautiful Future” (Warner, 08), y ambos eran como una especie de discos de regreso. “Beautiful Future” (Warner, 08) fue publicado dos años después de “Riot City Blues” (Columbia, 06) y en ese tiempo nunca dejamos de grabar ni escribir, así que decimos que teníamos que tomarnos un respiro para decidir qué íbamos a hacer. En ese espacio de tiempo nos ofrecieron girar de nuevo con el “Screamadelica” (Sire, 91), lo que nos llevó alrededor de todo el mundo. Así que mientras estábamos escribiendo y grabando “More Light” (1st International, 13) también ensayábamos para la gira de “Screamadelica” (Sire, 91), llevando los dos proyectos a la vez. Así que, en definitiva, la gira de “Screamadelica” (Sire, 91) hizo que “More Light” (1st International, 13) saliese más tarde aunque se acabó en 2012.

Hace ya unos años que el bajista Mani abandonó Primal Scream para volver con The Stone Roses ¿Fue difícil superar su marcha? ¿Mantienes el contacto con él?
Sí, sí, sí… Nos vamos a ver pronto, creo que viene a Londres en breve. Es uno de mis amigos más cercanos y queridos. Es un tipo irremplazable, además de un músico increíble, talentoso y con una gran personalidad. Le queremos tanto… le echamos de menos, pero el tenía que volver a The Stone Roses y lo entendimos perfectamente. Le queremos.

Hace sólo un par de horas que habéis sido confirmados como cabeza de cartel del Azkena Rock Festival
Sí, nos encanta ir a España…

¿Cómo son los actuales conciertos de Primal Scream? ¿Qué debe esperar el público del festival?
No lo sé. Voy a tocar y luego te lo cuento… (Risas)

De acuerdo (Risas). Hemos terminado. Muchas gracias de nuevo. Tengo que decirte que Primal Scream ha sido siempre uno de mis grupos favoritos, así que he disfrutado mucho con esta entrevista…
¡Yo también he disfrutado mucho hablando contigo! ¡Muchas gracias!

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.