“Existe cierto consuelo en abrazar la complejidad”
Entrevistas / Porridge Radio

“Existe cierto consuelo en abrazar la complejidad”

JC Peña — 21-07-2022
Fotógrafo — Archivo

Tan rápido se mueve esto que parece que “Waterslide, Diving Board, Ladder To The Sky” (Secretly Canadian/PopStock!, 22), tercer disco de la banda de Brighton Porridge Radio, sea obra de una banda veterana.

Pero Dana Margolin (guitarra y voz) sigue siendo una veinteañera que tras años curtiéndose en la escena local ha conseguido llevar sus canciones al Primavera Sound, junto a la teclista Georgie Stott, la bajista Maddie Ryall y el batería Sam Yardley. Su música, indie pop intenso y emocional que, pese a sus innumerables y diversas influencias, suena personal y hecho desde el corazón (y las tripas), alcanza una elegante madurez introspectiva en este nuevo trabajo.

Conectamos con una compositora (y autora de las ilustraciones de sus discos) tan encantadora como parca en palabras y francamente agotada. Acaban de terminar su primera parte de la gira y enfilan su desembarco en Barcelona y Estados Unidos. En noviembre visitarán las salas españolas (Barcelona, Vigo, Madrid y San Sebastián) como parte de una gira interminable. Su anterior LP tuvo la mala suerte de publicarse al inicio de la pandemia, y hay que ponerse al día. Aunque “Every Bad” (Secretly Canadian/Popstock!, 20) fue muy bien recibido, se temió que el desastre sanitario cortara la progresión del cuarteto.

Dada la buena acogida que tuvo vuestro segundo disco, ¿has sentido alguna presión con este?
No. Me gusta mucho hacer discos y canciones. Componer es como lo mejor para mí. No me preocupa lo que la gente vaya a pensar, es mi mejor momento. Tocar las canciones en directo es un subidón, pero en realidad componer y hacer la música es la mejor parte.

“Cuando compones, lo más importante es no forzar nada”

Supongo que sería muy frustrante sacar el anterior disco con la pandemia. ¿De qué modo ha influido aquella situación en este álbum?
Bueno, lo que pasó es que pensamos que no tendríamos la oportunidad de hacer el disco en una eternidad, y entonces se dio la posibilidad. Me alegré mucho de tener el tiempo y el espacio para hacer este álbum, porque pensaba que tendríamos que estar de gira uno o dos años seguidos. ¿Cuándo íbamos a ser capaces de grabarlo? Tenía muchas ganas y lo pudimos hacer.

He leído que hay canciones que compusiste en 2019. ¿Es correcto?
Sí, incluso antes. Compuse algunas en 2018. Estábamos grabando “Every Bad” y ya estaba escribiendo canciones nuevas. Me encanta componer y lo hago constantemente. Está bien trabajar en material nuevo que quiero hacer.

Me gustaría que me contaras algo sobre el título del disco, que es también el de la última canción (en castellano “Tobogán, trampolín, escalera al cielo”).
¿Qué significa para ti?

Bueno, supongo que es una imagen lúdica y divertida, pero también extraña...
Sí. Supongo que es todo eso. Es algo lúdico, divertido y gozoso, pero también oscuro, escalofriante y etéreo. Imagino que es un espacio en el que están ambos aspectos.

Me ha sorprendido que rindáis tributo a un montón de artistas en el librito junto a los créditos. No es frecuente. De Bruce Springsteen a Yo La Tengo
Cuando llegó el momento de producir el disco y grabarlo hablamos de multitud de artistas que nos inspiraban. Y de hecho mencionamos a la mayoría de ellos, pero hay muchos más. Pero cuando escribo canciones no pienso realmente en otros artistas. Me limito a hacer lo que quiero hacer.

Es curioso que teniendo tantísimas referencias os salga una música tan personal. No es fácil.
Es que no pienso realmente en ello. Simplemente quiero divertirme y hacer lo que quiero hacer. Me encanta la música y escuchar todo tipo de cosas. Y tenemos un rango enorme de influencias. Cuando vamos en la furgoneta ponemos miles de cosas como si fuéramos DJs, y se hace raro escuchar algunas justo detrás de otras. Pero eso nos gusta mucho. En cuanto a componer, no pienso en ello en términos de “Dios mío, tenemos que hacer esto y estas son las influencias”. Hago esta mierda y trato de pasarlo bien.

“Se trata de exponerte para averiguar cosas”

En todo caso, hay una calidez en vuestras canciones que no sé si buscáis conscientemente.
No sé cómo responder a tu pregunta. Pero también creo que cuando compones una canción lo más importante es no forzar nada, y dejar que las cosas salgan como tienen que salir.

También hay cierta crudeza. En el sentido de que puedo reconocer al grupo tocando.
Creo que la intensidad del directo es muy importante. Cuando tocamos se produce una química instantánea y muy poderosa. Nos juntamos y tocamos en directo, así que es importante intentar que eso esté presente en el disco.

Has vuelto a participar en labores de producción.
Sí, me encanta. Trabajamos con Tom Carmichael (Fat White Family, Haim), que es increíble, y lo grabó, mezcló y nos ayudó con la producción también. Yo tenía una idea fuerte sobre cómo quería que sonara, pero no siempre sé cómo llegar ahí. Y Tom y Sam Yardley, el batería, también lo coprodujeron. Los dos tienen muy buenas ideas en cuanto a cómo hacer que las cosas suenen como creo que deben hacerlo, y cómo deberían sonar. Siempre es divertido tener una idea y hacerla realidad.

¿Disfrutas de la parte técnica del proceso de grabar? Hay algo mágico en ello, ¿no?
Me interesa mucho que algo suene de una determinada manera, ser capaz de profundizar e intentar recrear un sentimiento mediante un sonido. Creo que la producción realmente afecta el modo en que escuchas algo y dónde se puede reproducir la música. Es una parte crucial de la canción. Y por eso me vuelco en ella con mis canciones.

He leído que, en relación con el nombre del disco, uno de los temas principales del disco es la coexistencia de emociones contradictorias, lo cual me parece interesante.
Sí. Para mí es importante reconocer que las cosas que parecen contradictorias no necesariamente se contrarrestan unas a otras, que pueden estar juntas. Creo que puede ser extraño a veces, especialmente si eres alguien que tiene experiencias emocionales muy intensas. Puede dar la impresión de que tienes que ser más de una cosa que de otra, pero creo que existe cierto consuelo en abrazar la complejidad.

Porque en muchas de vuestras canciones hay un elemento de purificación emocional, de lo que se llama “catarsis”…
Sí, todas van de catarsis y cosas así.

En este sentido, también he leído que querías que las canciones sonaran épicas en cierto modo. ¿Por qué?
Porque quería que sonaran grandes, potentes y fuertes. Quería que fueran así.

¿Traducir esta idea en el estudio fue complicado?
No, no particularmente. Es sólo el proceso de averiguar cómo hacer que las cosas suenen como quieres.

Tu estilo vocal me parece muy especial. Supongo que tendrás un montón de cantantes favoritos.
Hay muchísimos, por eso hicimos la lista de referencias en el estudio cuando estábamos grabando el disco. Pero sí, hay muchísimos artistas.

“Lo que pasa en Reino Unido es que la escena es fuerte”

Hablemos de un par de temas. “Rotten” me ha parecido deliciosa.
Nunca me gustó. Es una canción con la que me he peleado durante años. Es de las más antiguas, creo que la escribí en 2018, pero sí, al final se abrió paso y ahora tiene un lugar especial en mi corazón como canción. Pero la única razón por la que está en el álbum es que era la favorita de muchos. Así que no me pude librar de ella, aunque nunca me gustó del todo.

Y luego en “Splintered” me ha parecido que asoma un humor negro que también podría encontrarse en otras canciones.
Sí, creo que ese humor está en todas.

¿No temes a veces exponerte demasiado con tus letras?
Constantemente. Pero creo que es importante tratar de ver cómo compartes las cosas y cómo hablar de ellas de un modo que quizá no sea instintivo.

¿Te interesa llegar a cierta “verdad” con tus letras?
Quizá es más vulnerabilidad y no tanto verdad. Se trata de exponerte para averiguar cosas.

Vais a tocar por primera vez a Estados Unidos, ¿no?
Sí, pero tampoco hemos ido a muchas partes de Europa. Nunca hemos estado en España.

¿Y qué esperas de esta gira americana?
Lo esperamos con emoción. Pero me tomo las cosas poco a poco, según van viniendo.

Te iba a preguntar si disfrutas de los grandes escenarios o prefieres salas más íntimas.
Depende del público y de cómo tenga el día…

Pero en un escenario tan enorme, ¿llegas a percibir cómo está el público?
¡Lo sientes si hay buenas vibraciones!

¿Qué expectativas tienes con este tercer disco?
Nunca he esperado nada, pero cuando las cosas salen bien me siento muy feliz.

Termino…¿Por qué crees que estamos viendo salir a tantos grupos británicos interesantes de guitarras de un tiempo a esta parte?
Creo que lo que pasa es que aquí hay una escena fuerte. Hay muchos bolos en muchas ciudades y bandas. Están pasando muchas cosas. Creo que es divertido que haya gente dispuesta a hacer música, que haya toda una escena. La gente está muy metida en ello, lo cual es estupendo. Esperemos que sigan saliendo grupos vitales de Reino Unido.

Quizá hay más atención mediática.
Sí, puede ser eso, no lo sé. ¡Me temo que tengo que salir corriendo!

 

 

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.