Los de Dexter Holland fueron uno de los nombres clave del estallido punk de mitad de los noventa, y ahora regresan con su septimo álbum, “Splinter” (Sony, 03). Un disco que sigue la linea de sus anteriores trabajos, aunque con un punto quizás más ¿festivo?

Los californianos han sido sin lugar a dudas uno de los grupos más injustamente maltratados del punk rock, punk pop o como queráis llamarlo, durante los últimos años. Se les vapuleó en 1997 cuando decidieron abandonar Epitaph para publicar “Ixnay On The Hombre” a través de la multinacional Sony, algo que Bad Religion llevaban haciendo desde hacía unos años. Desde entonces se ha tachado a sus discos de excesivamente comerciales y de baja calidad.

““No creo realmente que seamos tan importantes para gente como Sum 41, Good Charlotte o Simple Plan, creo que más bién están influenciados por los mismos grupos que nos influenciaron a nosotros. “

Pero hagamos un ejercicio de honestidad y preguntémonos cuántos descubrieron el universo punk gracias a temas como “Self-Esteem”, o cuántos de los grupos que aparecieron en nuestro especial sobre el nuevo punk pop han bebido del legado de estos curtidos punkers de Orange County. “No creo realmente que seamos tan importantes para gente como Sum 41, Good Charlotte o Simple Plan, creo que más bién están influenciados por los mismos grupos que nos influenciaron a nosotros. Pero, si te soy sincero, no les presto mucha atención porque son grupos que tampoco me gustan demasiado, exceptuando a los canadienses Sum 41. Hemos estado de gira con ellos y cada noche me ponía al lado del escenario para ver su actuación porque son jodidamente buenos”. Este derroche de humildad nos lo ofrece Kevin “Noodles” Wasserman, una suerte de Buddy Holly del punk, y por descontado guitarra de The Offspring, con quien contactamos vía telefónica para hablar de “Splinter”, un álbum grabado entre Atlanta y Los Angeles y producido nuevamente por ese mago de la mesa de mezclas que es Brendan O´Brien (Pearl Jam, Korn, Rage Against The Machine, Stone Temple Pilots, etcétera). “Trabajar con Brendan, es una suerte y un placer, porque por mucha experiencia que tengas siempre aprendes algo nuevo con él. Lo sabe todo sobre técnicas de estudio y sobre sonido, es un genio. Aparte, a pesar de su reputación y fama, es un hombre que tiene los pies en el suelo, que escucha y deja trabajar a las bandas”. El resultado es un disco que suena cien por cien The Offspring, con temas punk rock acelerados y rabiosos como “The Noose”, “Long Way Home” o “Da Hoy”, más alguna incursión, como de costumbre, dentro del mundo del ska (“The Worst Hangover Ever”, por ejemplo). “Es que, tras quince años y siete discos, es lógico que tengamos un sonido propio y definido. En todos nuestros discos vas a encontrar canciones de punk rock y de ska, pero al mismo tiempo siempre estamos intentando experimentar, buscando nuevos sonidos para no quedarnos estancados y ofrecer algo diferente y creo que en este disco queda mejor reflejado que en ningún otro. El único grupo que conozco que nunca varió su sonido y mantuvo simpre el mismo nivel de calidad y de exito fueron nuestro grupo favorito, los Ramones”. En cierto modo si que se observa en “Splinter” una búsqueda de nuevos sonidos. Por un lado nos encontramos con “Hit That”, primer single del disco, con una línea de bajo totalmente funk y con un teclado muy ochentas, una de esas canciones que empiezas odiando y de la que acabas gozando con las escuchas. “Para este tema estábamos buscando algo de hip hop y para conseguirlo le pedimos ayuda a Ronnie King, un viejo amigo que ha trabajado con Tupac Shakur o Snoop Dogg. Él es el culpable de esos teclados”. Destaca también “Spare Me The Details”, protagonizada por unas acústicas a medio camino entre las soleadas y californianas “Every Morning” de Sugar Ray (cuando estos aún tenían cierta dignidad) o el sonido de Green Day en “Warning”. Cambiando de tercio, los seguidores de la banda ya estarán al corriente de que Ron Welty ha abandonado el grupo, que Josh Freese (The Vandals, Guns´n´Roses, A Perfect Circle) ejerció como batería durante las sesiones de grabación, y que ahora ese lugar lo ocupa Atom Willard (Rocket From The Crypt, Special Goodness). “La marcha de Ron, tras estar más de quince años junto a nosotros, como te puedes imaginar ha sido un golpe muy duro de encajar, pero no podemos más que respetar su decisión y seguir adelante. Escoger a Josh para grabar las partes de batería fue una decisión muy sencilla, ya que le conocemos de hace muchos años, de nuestras primeras giras junto a The Vandals, y todo el mundo sabe lo gran batería que es. En cuanto a Atom, hemos tenido la suerte de encontranos con otro batería estupendo. Ahora mismo se está adaptando a la banda, aunque la verdad es que no nos hemos planteado si va a ser o no miembro oficial de The Offspring, sólo nos vamos a limitar a esperar que las cosas sucedan”. Y si han tirado de viejas amistades para grabar las baterías, The Offspring tambien han contado con la colaboración de Jim Lindberg de Pennywise y Jack Grisham de TSOL, quienes han cedido sus voces en los temas “The Noose” y “Da Hui”, respectivamente. “Es muy bonito poder contar con la participación de tus amigos. A Jim le conocemos de siempre. Los dos grupos surgimos al mismo tiempo, y Pennywise es tal vez la banda que más respetamos. Con Jack tambien nos une una gran amistad; su banda, TSOL, edita los discos en Nitro, la discográfica de Dexter. Está loco. ¿Sabes que se presentó a gobernador por California y obtuvo 2.200 votos”. El tiempo pasa y mi conversación con Noodles se acerca a los veinte minutos pactados, decenas de preguntas quedarán sin respuesta en mi bloc, pero no puedo dejar pasar la oportunidad de preguntarle si el “You Suck In Spain” que originó nuestro amado Joan Luna sigue siendo el insulto favorito entre los miembros de The Offspring. Cuál es mi sorpresa, cuando al hacerle referencia al tema, Noodles estalla en carcajadas, y le grita a un Dexter Holland que por lo visto está en la misma habitación. “Dexter, You Suck In Spain!… Y tanto que nos acordamos, creó que todo vino por un directo muy malo que dimos en un festival (?), y a él no le gustó demasiado, pero que le vamos a hacer nunca puedes complacer a todo el mundo. Eso sí, iros preparando porque la proxima vez que actuemos en España os vamos a patear el culo a todos”.