“La Bestia Colmena” (Hurtado y Ortega, 18) es un grimorio altamente inflamable y también la primera novela de Pablo Und Destruktion. Una suerte de libro de caballerías de lo que queda del siglo XXI; no apta para los tibios de espíritu y muy recomendable para todo aquel que ose elevarse sobre su miserable condición.

“La Bestia Colmena” está protagonizada por Pablo Under Construction (El lidercillo), alter ego del artista, que vive un verdadero delirio luminoso. Con la inestimable compañía de su fiel escudero Carraspito y un ejército imbatible compuesto por navajeros, forajidos y personajes ilustres como Mayonésimo Redondo, entre otros, su cometido es salvar a la humanidad de ser engullida por el mal, también conocido bajo el sobrenombre de La Bestia Colmena.

Una vez reeducada la generación Z y salvada la especie, el cantautor astur se dispone ahora a grabar un disco de canciones bonitas, prepara un proyecto audiovisual dirigido por Miguel Ángel Blanca –con la aparición estelar de la Santina–, y está a punto de lanzar un negocio de productos para galanes neocristianos como él, a medio camino entre Jacques Brel y Julio Iglesias.

Diosle tendrá la última palabra, qué duda cabe, pero un hombre que se niega a ser castrado por la ignominia de la ignorancia merece, como mínimo, respeto.

Además de un grimorio incendiario y premonitorio, “La Bestia Colmena” tiene mucho de autobiografía autoritaria y/o de memorias prematuras…
Más que de mi vida, hablo de mis delirios. Entre ellos, el de grandeza, que me ha llevado a introducir varias de mis memorias y a cobijarlas dentro de la narrativa de la novela. Casi todo es verdad, sólo está ordenado de otra manera… Y mira tú, con cambiar cuatro cositas de sitio vences al maligno.

Bueno, es que en cuanto Diosle te muestra la belleza y la inmensidad de la creación te llega un whatsapp de un gato haciendo caca en un balcón y ya te desconcentras“.

¿Qué efecto buscas con esta novela? ¿Causar incomodidad al lector? ¿Una llamada a filas?
Me gustaría que cada persona que la lea se convirtiera en un ser nuevo, tremendamente seductor, carismático, con superpoderes y que, pese a ello, siga siendo buena gente.

Maldices la igualdad y bendices las canciones bonitas. ¡Qué opresor!
El Nuevo Romanticismo Asturiano ha venido para quedarse.

Lo raro es que la policía (totalitaria) del no-es-no aún no te haya detenido (o intentado detenerte, al menos).
Aún tienen que comer muchos platos de fabes para poder detenerme.

Creo que no hay un solo colectivo con el que no te pongas algo “faltosu”, incluyendo a los veterinarios o “carniceros venidos arriba”. ¿Has recibido ya alguna reacción airada de los followers de La Bestia Colmena?
No, porque es imposible no amar a todos los personajes que aparecen en la novela -incluido a Mayonésimo Redondo-, pese a ser outsiders antisistema y neocristianos.

El lidercillo es el enemigo número uno del pueblo gregario, un feroz antidemócrata y un romántico empedernido. ¿Es el Quijote de la era millennial?
De la siguiente, creo que es más generación Z que millennial. Generación Z, la última. Se acaban las letras del abecedario. A esa gente es a la que quiero llegar. Ellos tendrán que vencer en la batalla definitiva.

“La belleza llega cuando uno alinea sus chacras”. ¿Por eso imperan la fealdad y mal gusto? ¿Porque estamos todos desequilibrados? En otras palabras: ¿De tanta mugre y traición, hemos perdido la capacidad de apreciar la belleza cuando la tenemos delante?
Bueno, es que en cuanto Diosle te muestra la belleza y la inmensidad de la creación te llega un whatsapp de un gato haciendo caca en un balcón y ya te desconcentras. Toda esta desgracia que ahora vivimos empezó con la luz eléctrica. Desde que las calles están alumbradas por la noche hay más seguridad, sí, pero hemos dejado de ver las estrellas y, por lo tanto, de creer en Diosle.

“El ser humano necesita tener problemas que resolver. Grandes o pequeños”.

En la novela reivindicas los valores cristianos y las virtudes teologales. Puro underground.
¡Me va a decir a mí un cura lo que es Diosle! Especialmente si ese cura no es cristiano y trabaja en el Ministerio de Propaganda o en algún programa televisivo matinal. Nada de eso. Diosle y yo, mayoría absoluta.

Además de tus queridísimas asturianadas y la canción-cortejo de Julio Iglesias, ¿qué otra música ha acompañado/inspirado esta novela?
Jacques Brel.

Si San Pablo inventó el underground y la música urbana es “la banda sonora del Apocalipsis”, ¿son los traperos la orquesta del Titanic?
Son buena gente, pero criminales de guerra.

(Atención: spoiler. ¿Cómo es que no funciona el exorcismo de los traperos?)
Algún problema tenía que tener en la lucha contra el mal. Bastante bien ha ido de todas maneras…

“Sufrir, delirar o morir forma parte de ese proceso de espabilar llamado evolución”. Vaya, precisamente todo lo que rehúye la generación Z…
Yo creo que a los de la Z les vuelven a gustar estas cosas. Por eso están tan empeñados en follar a pelo y volver a meterse caballo. El ser humano necesita tener problemas que resolver. Grandes o pequeños.

Si el 11-S fue “una tomadura de pelo”, ¿el verdadero atentado entonces es la Anti Ramona?
El clero audiovisual en forma de asustaviejas que atemorizan a una población aburridísima es el grupo terrorista más peligroso de nuestros tiempos.

De todos los males del mundo, a Isabel la Católica le horroriza especialmente la gira patrocinada de Ana Belén, Víctor Manuel y Miguel Ríos. Desarrolle la idea, por favor.
Isabel es una mujer muy honrada, por eso detesta la espectacularización de la cultura y, muy especialmente, de la política. Así es ella.

El diseño de la cubierta y la ilustración de “La Bestia Colmena” son obra del artista Pablo Gallo. ¿Cómo surgió la oportunidad de trabajar con él?
La Divina Providencia lo quiso y así fue.

La promoción de esta novela comprende una gira músico-literaria con Blixa Bargeld. De ahí sale otro libro y/o artefacto explosivo, mínimo.
De momento compartimos editorial y ya está. Si la Santina quiere, compartiremos algo más. Y si no, no.

Pablo Under Construction asume a una tierna edad uno de sus principales cometidos: “Centrarse en el sentido de la vida”. ¿Es compatible semejante empresa con la agitada vida de trovador?
Cura, científico, bandido o trovador. Esas son las profesiones ideales para ese menester.

¿Qué puedes adelantarnos de tu próximo disco?
Haré lo posible para que sea bonito.

También estás rodando una película junto a Miguel Ángel Blanca. ¿Cuál es la sinopsis?
Parecida a la del libro. Se aparece al Santina y hay que acatar sus órdenes.

Dicen las malas lenguas que, además de los citados proyectos, estás montando un negocio de ropa y accesorios para lo que queda del hombre del siglo XXI. ¿Es cierto? De ser así, ¿cuál será el producto estrella?
Calzadores y machetes cubanos.