“‘Chapter Four’ busca deliberadamente agitar mentes, no esqueletos”.
Entrevistas / Omega Db

“‘Chapter Four’ busca deliberadamente agitar mentes, no esqueletos”.

Fernando Fuentes — 25-05-2020
Fotógrafo — Sergi Iracheta

‘Chapter Four’ es el esperado debut, en formato álbum, de este músico electrónico barcelonés, que homenajea al cine sci-fi desde una propuesta de ambient cinemático, tan valiente como sofisticada y conmovedora. De todo ello hablamos con Omega dB.

Hola Adrián, ¿este nuevo ‘Chapter Four’ es el producto de la maduración de tu sonido?
Sí, totalmente. Es un paso adelante en el sonido del proyecto. Hay mucho sentimiento en él. Es más íntimo, más visceral.

¿Por qué debutar, ahora, en largo formato tras esos celebrados EPs que, te pusieron en el mapa electrónico nacional, y estaban mucho más orientados al club?
Un LP es equiparable a una puesta de largo en sociedad, o a un largometraje en cine.
Es explicar una historia con mayor libertad, más extensa y detallada. El disco muestra una evolución en el sonido, conceptual y maduro.

“El álbum es un viaje que sigue un orden lógico, pretende mostrar una serie de situaciones que van creciendo en el tiempo”.

El cine sci-fi es una de tus pasiones desde siempre, ¿es este ‘Chapter Four’ la mejor forma de rendirle tu particular homenaje? ¿Cómo surge la idea de hacer este álbum?
El cine es, junto a la música y la fotografía, la mayor de mis pasiones artísticas.
Me ha dado mucho, y me seguirá dando. Rendirle tributo es la mejor de las muestras de mi gratitud. Y sí, el sci-fi me encanta, pero no nos olvidemos de otros géneros. El cine es pasión, es épica, también sufrimiento. En fin, emociones. Su gestación viene a raíz de unas desagradables circunstancias que pedían a gritos un cambio. Es una catarsis.

El disco presenta a un OMEGA dB mucho más ambiental y contemplativo, y, sobre todo, mucho más íntimo… ¿será la línea a seguir, de ahora en adelante?
Me gustaría decirte que sí, pero te mentiría. Estoy muy satisfecho con este trabajo. Pero no hay que olvidar que detrás del artista hay una persona. En mi caso, soy sensible. Y eso es sinónimo de que probablemente el sonido irá mutando o evolucionando hacia terrenos a los que conducirá mi estado de ánimo, el de Adrián. OMEGA dB es ese camino.

En los temas del disco lo que manda son las capas de sintetizadores y la ausencia de percusión… ¿son las dos principales claves sonoras de este álbum?
Sí, los sintetizadores tienen el papel protagonista en este capítulo. Las percusiones quedan relegadas a un papel de reparto; en el que se dejan ver tímidamente. Pero esto no es fruto de la casualidad. “Chapter Four” busca deliberadamente agitar mentes, no esqueletos.

Recomiendas que se escuche el disco del tirón y en el orden que has dispuesto para ello, ¿verdad? ¿Qué nos podemos perder si no lo hacemos así?
Sí, el álbum es un viaje que sigue un orden lógico, pretende mostrar una serie de situaciones que van creciendo en el tiempo. En el manifiesto queda reflejado. Os perderéis parte del capítulo. No haré espoiler. Atentos. Esto es ‘Chapter Four’.

Quizá sea ‘No Going Back’ el tema más redondo del álbum, y el que mejor lo define. ¿qué nos puedes contar de este corte en particular? ¿Qué lo hace tan especial, también para ti?
Es un homenaje al poema ‘Ítaca’ de Kavafis, una oda al viaje de la vida. La importancia de disfrutarlo con todo lo que encierra en su larga andadura, donde la meta es secundaria.

En tus anteriores entregas lo que buscabas era mover y en esta ocasión todo está más orientado a conmover… ¿crees que lo has conseguido?
Lo defines a la perfección.

Vamos a curiosear, ¿con qué software, hardware e instrumentación te has ayudado para producir ‘Chapter Four’?
Ableton es la base de operaciones donde edito y secuencio todo el material como puede ser un Moog SubSequent 37, Teenage Engineering OP-1, OP-Z, Behringer Deepmind, Yamaha PSR-16, Zoom MS-70CDR y algunas Apps de iOS.

¿A qué tipo de público crees que gustará más una entrega musical tan diferente, valiente y de la alta calidad de la que ofreces a través de ‘Chapter Four’?
Sinceramente no pretende perseguir a ningún nicho de mercado concreto, más bien todo lo contrario. Es un álbum apto para todos los públicos. Creo que es para disfrutarlo, saborearlo. Cuanto más mayor me hago, más me gusta prescindir de etiquetas. Disfruto haciendo música, y sobre todo compartiéndola con el mundo.

Para terminar Adrián, ¿dónde te gustaría presentarlo en los próximos meses? ¿Lo harás en directo, mediante un live? ¿Qué set-up utilizarás?
Pues con la situación que estamos viviendo actualmente con la crisis del COVID-19, por el momento no va a poder llevarse a cabo. Dado el caso, intentaría hacer un live set hardware/software.

 

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.