“Este disco es una centrifugadora de emociones”
Entrevistas / Marta Knight

“Este disco es una centrifugadora de emociones”

Carlos Pérez de Ziriza — 03-08-2022

Se confiesa fan de The Smiths o The Stone Roses, pero "Strange Times Forever" (La Castanya, 2022), el que es su primer álbum, suena netamente contemporáneo. Algo tendrá que ver también su sensibilidad y la producción de Ferran Palau y Pau Riutort. Y señal de que puede seducir por igual a veinteañeros y sexagenarios. Y a todos quienes se encuentren en medio, por supuesto, que esa es la clave. Conversamos con Marta Caballero, la joven música catalana de 23 años, al hilo de tan sobresaliente colección de canciones.

En una reciente entrevista, confesabas que una de las cosas más curiosas que te han pasado en directo es que una señora se te acerque para preguntarte por qué no cantas en castellano o en catalán. Voy a hacer yo lo mismo que esa señora y te voy a preguntar lo mismo.
En parte es porque escuchaba mucha música en inglés cuando empecé a escribir y ya me quedé así. Y también era porque entonces vivía con mis padres: ellos no hablaban inglés, no lo entienden y me podía expresar más libremente.

No querías que te entendieran mucho, ¿no?
No, porque si cantaba sobre cosas íntimas, el hecho de que no me entendieran era como que me daba la posibilidad de cantar sobre lo que quisiera. Ahora escucho más música en castellano. También tengo más influencias de músicos en castellano. Y sí que me gustaría utilizarlo en un futuro.

"Ahora escucho más música en castellano... Y sí que me gustaría utilizarlo en un futuro"

¿Qué tal fue tu concierto en el último Primavera Sound? Entiendo que es el más concurrido que has vivido nunca.
Fue como un sueño. Nunca había asistido al Primavera Sound, ni como espectadora. Había bastante gente para ser las cinco menos cuarto de la tarde: abría el escenario. Y quienes vinieron estaban allí para verme, porque muchos se sabían las canciones. Me sentí como en casa. No me sentí como si tuviera que agradar a un público masivo que no sabía dónde se metía, porque quienes vinieron ya sabían a lo que iban.

¿Cómo surgió el contacto con La Castanya para que te publicaran el disco?
No nos conocíamos. Actué en un evento de Primavera Pro, tocando “Resurrection” pero con la guitarra sin enchufar ni nada, y justo estaba ahí Joan (Guàrdia). Se me acercó al terminar, me comentó que tenía una discográfica y que le interesaba hablar conmigo. Yo estaba en otra (Binary Emotions Records), así que le dije que en ese momento ya estaba en una, pero que ya hablaríamos. Así surgió.

El disco lo ha producido Jordi Matas, ¿no?
Sí, han sido Jordi Matas y Pau Riutort.

¿Qué crees que han aportado a tu sonido?
Han aportado muchísimo. Al ser el primer disco, yo no tenía claro cómo quería sonar. Iba un poco a ciegas. De hecho, casi nunca me había escuchado con banda. Jordi Matas aportó arreglos más delicados, más clásicos. Al estilo de lo que hace con Ferran Palau o con El Petit de Cal Eril. Y Pau Riutort tocó más las estructuras, hizo un poco más de songwriting. Y metió un sonido un poco más urban. De hecho, hay una canción que suena casi a r’n’b, la de “I Remember Floating”, que no era para nada así cuando yo la escribí. Me abrió la cabeza y me hizo ver que igual molaba de esa forma. Me hicieron ver nuevos horizontes.

Es una producción muy en su línea, de menos es más, de sacar mucho partido a los elementos mínimos, que es algo que encaja con tu forma de ver la música, en la que primas la concisión, ¿no?
Sí, es como que la producción encaja bastante con el estilo de las canciones en sí. Eso es muy guay. Y todo lo que ellos suelen hacer, sobre todo Jordi (Matas), es eso: decir muchas cosas con algo muy simple. Aunque cuando estás en el proceso de grabación te das cuenta de que no es simple, para nada. Si escuchas el disco más de una vez, te das cuenta de que hay muchísimos detalles, que son muy pequeñitos y por eso parece simple, aunque haya mil cosas. Y creo que el songwriting del disco es igual: hay frases cortas, que se repiten, que parece que no haya mucha chicha, pero las pocas que hay llevan mucho detrás, están muy pensadas.

Mencionabas “Resurrection” (2018), que sigue siendo tu canción con más escuchas en Spotify. No la has incluido en el álbum, y tampoco ninguna de las que has ido publicando en los últimos cinco años. ¿Tenías claro que el disco obedecía a un momento concreto de tu vida, en el que las composiciones anteriores no tenían cabida?
Más o menos. Las canciones del disco empecé a escribirlas hace mucho tiempo, alguna ya estaba escrita cuando saqué el EP Peterloo Heroes (2017). Estaba sacada de todo lo que había publicado antes, sobre todo del EP. No tanto de “Resurrection” (2018). Quería cerrar la etapa del sonido folk del EP, y como tenía tantas canciones y ya daban para el disco, y me gustaban mucho, pensé en sacarlas y ya pasar página.

Por las letras de canciones como “Strange Times Forever”, en la que mencionas a Oasis, y por lo que te he leído decir en otras entrevistas, el tiempo de pandemia ha sido muy productivo para ti.
Sí, muchas las escribí durante la pandemia. Tuve muchísimo tiempo para escribir. No hacía otra cosa. Bueno, clases online de la Universidad, pero ya está. Hacía eso, jugar a los Sims y escribir canciones.

¿Qué carrera estudias?
Filología inglesa. Pero la he terminado ya.

¿Te gustaría trabajar en algo relacionado?
Estoy a dos bandas, me gusta mucho la música y me gustaría dedicarme a ello, pero a la vez también me gusta el mundo editorial y de la traducción.

Además de la referencia a Oasis que he comentado, creo que escuchabas mucha música brit pop cuando eras adolescente. Una música que ya no estaba de moda entonces. Me llama la atención, porque la visión común es que la gente de entre 20 y 25 años escucha otras músicas menos clásicas: trap, hip hop o reggaeton.
Bueno, lo guay del brit pop es que es música que no pasa de moda nunca, son estribillos súper fáciles que igual pueden llegarle a una persona de 16 que a una de 50. Por eso creo que tampoco es tan raro que me gustase a los 13 años, o incluso ahora. Muchas amigas mías también escuchan música que ahora podemos considerar antigua. Es como que hacemos las dos cosas.

¿Qué grupos de aquella época, o anteriores, te gustan?
The Stone Roses, The Smiths, New Order, Joy Division, Pulp, Suede y algunos más. Creo que Stones Roses y The Smiths, los que más.

"Creo que la música es terapia para todo el mundo, para el que escribe y para quien la consume"

¿Es para ti la música una terapia? ¿Una forma de describir cosas que de otro modo no podrías?
Creo que es terapia para todo el mundo, para el que escribe y para quien la consume. ¿Algo nuevo que me aporte? Conocerme a mí misma a través de lo que yo me digo en las canciones. Es algo que se va retroalimentando paralelamente. Voy escribiendo, voy explicando quién soy, y cuando entro ahí, la música me suscita emociones que no habría explorado si no escribiera canciones, creo yo. Eso hace que indague más en lo que siento, y que me conozca mejor a mí misma.

Es un disco de ruptura de una relación, ¿no?
Fue justo después de una ruptura y habiendo conociendo a alguien nuevo, así que es como si estuvieras centrifugando emociones, apartándote de una etapa y a la vez abrazando otra, que empieza nueva, y justo en la época de pandemia. Era como cerrar una puerta y abrir otra.

Te he leído decir que no tienes claro cuál es tu target de público.
Sí, la verdad es que no tengo ni idea, porque no las hago pensando un target concreto, igual hay otros artistas que sí lo hacen. Por ejemplo, quienes hacen trap o reggaeton ya saben que igual su música suene en una discoteca. Y que se bailará. Pero con el tipo de música que yo hago, es un poco difícil. Es un poco emo, pero tampoco del todo. Es como que no es nada del todo.

Todo lo que nos es fácil de etiquetar también parece más difícil de colocar, ¿no? De todos modos, el cantar en inglés, y volvemos al principio, te puede hacer conectar con gente de todo el mundo.
Sí, pero no solo por el idioma. Nunca se sabe, de todos modos. No lo pienso mucho. Y si lo hiciera, se notaría mucho, y al final incluso haría un poco el ridículo (risas), porque se notaría muy forzado y no diría nada que fuera para mí, sino para los demás. Sería raro.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.