“Después de vivir algo tan fuerte necesitábamos explosión”
Entrevistas / Las Bajas Pasiones

“Después de vivir algo tan fuerte necesitábamos explosión”

Alejandro Caballero Serrano — 21-06-2022
Fotógrafo — Archivo

Casi dos años de pandemia nos hemos dejado muchas cosas por vivir y por algún lado tenía que explotar. Para Las Bajas Pasiones esa explosión se ha materializado en forma de su tercer disco, Neocancaneo (Delirics, 22). Hablamos con dos de ellas, Trusty y Edu Libra, sobre su álbum más libertino y descarado.

Neocancaneo”, como bien describís, es vuestro trabajo más descarado, partiendo del propio nombre del álbum, y vitalista, ¿Cuánto de culpa tiene de esto la pandemia?
(Trusty) Bastante, ha influido seguro.
(Edu Libra) Sí, al final han sido dos años muy raros, de hacer cositas, de cancelaciones…
(Trusty) Es un poco cómo decir: ¡a la mierda! Hemos hecho lo que nos apetecía, sin importar las expectativas, porque no nos hacía falta.
(Edu Libra) Creo que la reflexión de la pandemia vendrá en un tiempo, una reflexión más profunda, ahora, después de vivir algo tan fuerte necesitábamos todo lo contrario…
(Trusty) ¡Explosión!

Teniendo en cuenta que vuestro primer trabajo lo compusisteis a distancia, partíais con una cierta ventaja respecto a otros artistas. ¿Fue muy difícil volver a componer desde la distancia o decidisteis parar hasta que mejorara todo el panorama?
(Edu Libra) Al principio de la pandemia sí que nos dio un ataque compulsivo de componer, pero esas fueron más las colaboraciones que sacamos, aunque también empezamos a hacer algunos temas de los que están en el disco. Pero luego tuvimos un pequeño colapso, no sabíamos cómo iba a acabar esto, cada uno tuvo que buscarse la vida para trabajar y fue un tiempo de decir “¿qué está pasando?”.
(Trusty) Y también que hay que escribir para vivir, que llevábamos mucho tiempo encerrados y no teníamos experiencias.
(Edu Libra) La gran parte del disco se hizo casi al final de la pandemia, estuvimos una semana entera de residencia en el convento de Berga y ahí fue guay porque estábamos los tres todo el día tocando sin expectativas. Nos pusimos a crear sin pensar en nada en concreto y de ahí salieron muchas ideas y ese estilo al que queríamos llegar.
(Trusty) Lo del convento fue como ponerlo todo en común, pero solemos mantener lo de escribir cada uno a su bola. No por pandemia, sino porque trabajamos así.

"Somos un grupo de música electrónica, rap y guitarras muy enfocado al baile, pero con temática de vivencias de personas maricas"

Este es vuestro tercer disco, pero es la primera vez que incluís una canción en catalán, “Rebel·lia”. ¿Cómo surgió esta canción?
(Edu Libra) Fue bastante natural.
(Trusty) Sí, teníamos ya letras en catalán, al final vivimos en Cataluña y lo hablamos, es algo normal.
(Edu Libra) Sacamos el tema de “Sols el poble salva el poble” en la pandemia, totalmente inédito, que tiene varias partes en catalán.
(Trusty) Habíamos hecho varias partes de canciones en catalán, pero no una entera.
(Edu Libra) Sí, y teníamos ya ganas de hacer una. Fue bastante natural, aunque seamos de fuera, había ganas de sacar algo en catalán.
(Trusty) Fue divertido, además tiene un rollo así más diferente.

Entre todas las piezas me resalta “Pintauñas negro” que es directamente un himno de Las Bajas Pasiones que me lleva directamente a plantarme en Razzmatazz a las tantas de la noche. ¿Os costó hacer un tema que va tan ligado al ocio nocturno?
(Edu Libra) Llevamos un tiempo queriendo hacer más canciones de ese tipo, que sean una bomba y en los conciertos estallen. El segundo disco ya tiene alguna y hemos hecho remixes un poco más cañeros.
(Trusty) Nos estamos yendo cada vez más para ese estilo, le damos una vuelta a los temas más tranquilos para llevarlos al directo. Igual hacemos canciones más tranquilas que no entran en el disco porque lo que queremos enseñar es nuestra parte más tralla.
(Edu Libra) Y de este tema teníamos hace tiempo ya la letra escrita y le habíamos dado vueltas, pero no había salido. Ahora ha salido como “¡bah!”, muy directo.
(Trusty) Sí, sí, de hecho, nos salió una semana antes de cerrar el disco.

"No buscamos tanta performance, ya que antes pensábamos más en colaborar con gente y ahora estamos buscando algo más crudo"

¿Qué esperáis que la gente sienta al escuchar vuestras nuevas canciones? Porque, a parte de esos ritmos bailables, tenéis grandes mensajes reivindicativos en vuestras letras.
(Edu Libra) Hay como varias capas, la primera seria bailar y disfrutar, algo más vitalista como decías. Cuando vas entrando en cada tema, te das cuenta de que todo no es tan vitalista, aunque haya gente que igual ni llega ahí. Pero ahí muchas frases que hay que pararse a escuchar dos veces.
(Trusty) Sí, queremos que suene a algo ligero pero que sea denso, que no esté falto de contenido.
(Edu Libra)¿Y cómo le llega a la gente? Pues no sabemos, pero siempre te equivocas en los temas que más van a llegar. A la gente que le mola el rap igual prefiere otra de electrónica o así.

¿Y cómo está siendo el feed back en lo que llevamos de día?
(Trusty) Llevamos poquito, pero de momento guay (ríen). Lo que más nos ha chocado es que nos escriben con temas que les flipan que igual son los que menos esperábamos que triunfaran.

En la anterior entrevista que os hicimos hablábamos del tema de reivindicar los derechos del colectivo LGTBIQ en la música y los necesarios que son estos. Ha pasado tan solo dos años desde entonces, ¿creéis que la música nacional ha dado un paso hacia adelante en estos términos?
(Edu Libra) Yo creo que pasitos sí que se están dando.
(Trusty) Bueno, mini pasitos.
(Edu Libra) Hay más referencias, hay bastante más gente y se está abriendo más todo. Falta que eso se refleje en escenarios y festivales, ya que eso va como por detrás.
(Trusty) Sí, yo siento que eso es lo que va más despacio. En dos años no se nota tanto esta evolución.
(Edu Libra) Aunque sí de alguna manera, hay gente que ha salido hace muy poco y están haciendo cosas guays y haciéndose conocidas. Y a lo mejor no se reivindican mucho, pero hablan de ello en las letras. Así que sí, va creciendo.

Y si tuvierais que persuadir a alguien que no ha escuchado nunca vuestra música, ¿qué dirías que son Las Bajas Pasiones?
(Edu Libra) (Ríen ambos) Un grupo de música electrónica, rap y guitarras muy enfocado al baile, pero con temática de vivencias de personas maricas.
(Trusty) Y que venga con ganas de acercarse a sus límites, que se prepare para una especie de liberación en forma de baile.

¿Cómo sonará este disco en directo?
(Edu Libra) Será un directo más cañero que antes, que desde el minuto uno la gente esté sudando. No buscamos tanta performance, ya que antes pensábamos más en colaborar con gente y ahora estamos buscando algo más crudo. Pero queremos que la gente esté sudando desde el principio, hemos cogido los temas que son más directos, aunque hay algo de tregua en el concierto.
(Trusty) ¡Hay muy poca tregua!
(Edu Libra) Nosotras mismas acabamos diciéndonos que tenemos que hacer gimnasia. (Ríen). Estamos trabajando más con los temas de las luces, nos dieron una beca en Les Cases de la Música y estamos en la Sala Salamandra trabajando todo esto. Queremos que toda la parte de iluminación se vea conectada con el espectáculo, que genere un ambiente de oscuridad, como si fuera un antro de Berlín, que haya momentos en que la gente pueda estar bailando sin mirar al escenario casi.
(Trusty) Sí, nos gusta que se nos vea más como siluetas o así. Recuerdo ver en un concierto de repente a la gente bailando como si fuera una rave, mirando al suelo y dejándose llevar.
(Edu Libra) Sí, queremos que la gente venga a bailar.

Y, para terminar, ¿qué futuro auguráis para Las Bajas Pasiones dentro de dos años?
(Edu Libra) Yo creo que estamos en un momento en que nos estamos acercando al punto que estábamos antes de la pandemia. Queremos ampliar más lo que ofrecemos y dejar de trabajar en otras cosas, o no trabajar tanto, y vivir de los conciertos. Estaría guay que eso llegara a materializarse. Ahora estamos en una situación complicada.
(Trusty) A mí lo primero que me viene es que no existe el futuro. Eso es lo que hemos aprendido de la pandemia, que no hay que generar expectativas. Nos gustaría vivir de la música y poder dedicarnos a ello, pero tampoco hay que pensar mucho.
(Edu Libra) Pero, por soñar, ojalá que en los festivales haya diversidad, que no sean solo hombres heterosexuales, que eso se abra y que fluya todo un poco más. Que no se nos oiga solo en festivales pro LGTBIQ+, que se nos oiga en cualquiera, que todo sea mucho más abierto.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.