La vida es dura
Entrevistas / System Of A Down

La vida es dura

Redacción — 29-04-2005
Fotógrafo — Archivo

En tiempos de “Toxicity”, su segundo largo, se les metió en el paquete del nuevo metal. Han tenido que pasar cuatro años y asistir al bajón creativo de aquel género para descubrir que estos americanos de ascendencia armenia jugaban en otra división. ¿Habrá quién lo dude después de escuchar “Mermerize” (Sony), su nuevo disco?

Hacía dos años y medio que no sabíamos lo que se cocía en el seno del grupo californiano, aparte de actividades relacionadas con sus campañas de concienciación a través de la plataforma Axis Of Justice en la que el vocalista Serj Tankian colabora activamente junto a Tom Morello (Rage Against The Machine, Audioslave). Nueve millones de copias vendidas en todo el mundo después ya sabemos qué es lo que tramaban para su próximo disco de estudio: un torrente de ideas que ha desembocado en un álbum doble con dos entregas separadas en seis meses, “Mezmerize” -en la calle el 16 de mayo- y “Hipnotize”, que verá la luz el próximo otoño. Quien estuviera pensando en un trabajo más comedido y apoltronado que vaya desechando la idea. O que la conserve hasta mediados de este mes. Mucho más tiempo no perdurará ese prejuicio. Nos reunimos en un hotel de la ciudad alemana de Colonia para cambiar impresiones con el bajista de la banda, Shavo Odadjian, minutos después de coincidir con los miembros de Coldplay en el hall del mismo. “La vida es lo que nos influye para escribir, y está claro que la guerra de Irak ha sido y es parte de la vida todos estos meses y a nosotros nos toca de cerca. La política es parte de la vida y por eso hablamos de ello en las letras, al igual que podemos hablar de amor, odio o sexo. Somos una banda ´sobre la vida´, no una banda política. Las letras del disco tratan sobre la realidad, básicamente: Tony Danza (presentador de un famoso talk-show en la televisión norteamericana -ndr) sale mencionado, también Hollywood y nuestro entorno, los presidentes y su interesada manera de hacer la guerra… Serj hace las letras y son tan versátiles como su manera de cantar. Por cierto, está pensando en hacer otro disco con Serart, algo relacionado con la banda sonora para alguna película o algún audiovisual…”. Serart, el proyecto paralelo del vocalista, aúna influencias orientales y música electrónica en prolífica connivencia con el artista armenio de folk Arto Tuncboyaciyan de la manera más heterodoxa posible. En esa línea encontramos otro de los temas del nuevo disco, “Radio/Video”, en la que damos un extraño paseo con Danny, Lisa y un acordeón tradicional.

“La política es parte de la vida y por eso hablamos de ello en las letras”

Quizá un momento para la reflexión más íntima después de preguntarse cosas como por qué los presidentes de los estados no luchan en las guerras o en su defecto mandan a combatir a sus propios hijos. Michael Moore lo intentó con los congresistas en su película “Fahrenheit 9/11” y ya vimos los resultados. Aun así, SOAD insiste en esa línea en su single de presentación, la salvaje e irónica “B.Y.O.B. (Bring Your Own Bombs)”. Pero antes de la explosión, el lamento desolado de la intro “Soldier Side” nos da la pista de lo que es “Mezmerize”: un campo de batalla en el que la consigna es hacer los menos prisioneros posibles. “Me encanta esa interpretación. En el fondo una de las mejores cosas de todo esto es ver cómo la gente da un sentido u otro a tu música y letras. Musicalmente creo que el disco es más extremo que experimental, tiene cosas muy heavies y las partes melódicas son precisamente eso, muy, muy melódicas. En parte, ´Steal This Album!´, hasta ahora mi favorito, podría verse como un enlace musical entre ´Toxicity´ y el nuevo material. No era un disco de descartes, como a veces se ha dicho… No es que nos alejemos de los clichés del nu-metal, es que nunca nos hemos considerado un grupo de ese estilo, simplemente salimos a la vez que el nu-metal se hizo popular”. Dejando de lado etiquetas inútiles, el sonido conseguido por el legendario y barbudo Rick Rubin y el guitarrista Daron Malakian (con mayor protagonismo vocal cada vez), apuntalado por Andy Wallace, vuelve a hacer trizas nuestros oídos. El disco sigue fluyendo implacable en la búsqueda de estribillos esquizoides con punch (“Cigaro”), con las estrofas atropelladas y voces de opereta que tan característicos resultados les dan (“Revenga”), arranques que recuerdan a “Psycho” en “Violent Pornography” o con soflamas políticas llenas de amargura como en “Sad Statue”. Todo ello más bizarro, brutal y atractivo que nunca.

“No es que nos alejemos de los clichés del nu-metal, es que nunca nos hemos considerado un grupo de ese estilo”

Para bien o para mal, System Of A Down no son Slayer y no sólo de latigazos thrash vive el hombre, así que de la arquitectura de escalones anchos que te permiten descansar en la subida se encargan joyitas que ganan a cada escucha como “Question!” y sobre todo los dos temas que cierran el disco. Hablamos del binomio temático formado por “Old School Hollywood” y “Lost In Hollywood”, el primero más pegadizo y vacilón- vocoder incluido- y el último con un ritmo más clásico y sosegado. Dos temas que dejarían en evidencia el ochenta por ciento de la trayectoria de los Chili Peppers posteriores a 1991.“Ten presente que ´Mezmerize´ y ´Hipnotize´ están grabados a la vez, cuando todavía no sabíamos cómo iba a salir el material a la luz. Nos encontramos con tanta cantidad de temas y estábamos tan contentos con todos que decidimos darles la atención que merecían. Esa es la razón por la que el disco sale de esta manera. La relación entre los dos discos es una sorpresa, pero puedo decirte que una analogía sería coger dos cuadros por separado que una vez juntos den como resultado una gran pintura abstracta. Creo que si te gusta lo que hay en esta primera entrega, ´Hipnotize´ te impactará”. Todo ello con las ilustraciones alucinadas y alucinantes de Vartan Malakian, padre de Daron, pero ¿serán conscientes de las habladurías acerca de la posible estrategia comercial sobre la que muchos pueden pensar que se asienta esta política de lanzamientos? “No sacamos discos para ganar dinero. Los sacamos con una diferencia de seis meses porque creemos que es el tiempo idóneo para que la gente asimile el que sale ahora y que tampoco transcurra demasiado entre ambos, porque no dejan de ser complementarios y formar un mismo álbum. Además si fuera una maniobra comercial esperaríamos más tiempo, para aprovechar más el tirón de éste, pero no es así en absoluto”. No es exagerado decir que las dos escuchas de “Mezmerize” nos permiten asegurar que se trata del disco con más chicha del grupo, más en la línea de su sorprendente debut que del hito comercial que supuso “Toxicity”. Y también que ellos desprenden una autoconfianza rayana en el orgullo de lo que han hecho, a pesar de la gran expectación levantada, siempre arma de doble filo. “No tememos nada, y menos defraudar a nadie. ¿Las razones? Que estamos felices y confiados de haber hecho un muy buen trabajo, fieles a nosotros mismos y esa es la clave del éxito para un grupo como System Of A Down”. La inminente actuación como cabeza de cartel en Festimad ´05 se adivina multitudinaria. Al menos en nuestro país, la gente le tiene más ganas a la excentricidad de SOAD que a propuestas más aguadas como Marilyn Manson o Incubus -frecuentemente encuadrados todos en la misma línea- aunque sólo sea porque desde su primera gira europea en el 98 no se les ve el pelo. Servidor también tiene ganas de escuchar los nuevos temas en directo, ya que la actuación en el Live Music Hall de Colonia el día siguiente a la entrevista sólo mostró dos de ellos, amén de un Serj muy centrado en su teclado y minutos de sonido bastante progresivo.“No nos consideramos nada parecido a unas estrellas del metal o el rock de hoy en día, nos consideramos lo que somos, un grupo de cuatro colegas tocando y haciendo lo que sienten, aunque suene a tópico. Si tenemos éxito o no, o si gustamos más que otros grupos más o menos afines musicalmente

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.