“Me apetecía sacar un trabajo así para callar bocas"
Entrevistas / Kaydy Cain & Cookin Soul

“Me apetecía sacar un trabajo así para callar bocas"

Manuel Jubera Suárez — 05-07-2016
Fotógrafo — ARchivo

Kaydy Cain ha vuelto dispuesto a “callar un poco bocas”. Para ello, cuenta con una mixtape, “Eterno tumbao”, en la que de la mano de Cookin Soul regresa al rap, alejándose tanto del reguetón como del trap y recordándonos al primer D.Gómez, el de Corredores De Bloque. Además, abre barra libre en Bandcamp y nos ofrece los once trabajos con los que cuenta hasta la fecha.


La verdad es que yo creo que en este disco te has salido, de hecho, creo que con Cookin Soul has logrado marcar un antes y un después en el panorama. Pero, ojo, sin buscar la tendencia ni haciendo rarezas. ¿Qué teníais en la cabeza cuando lo fuisteis a grabar?
La verdad es que no fue nada preparado. Tengo bastante contacto con Big Size, el más joven de Cookin Soul. A raíz de eso, me empezó a pasar bases…Una me la grabé suelta, dos también, pero claro cuando ya llevaba cuatro o cinco me dije “coño vamos a hacer un trabajo con este sonido, que es el que yo hacía cuando era más joven”. La verdad es que yo flipo con el rap, aunque pueda parecer lo contrario. Sabes, muchas cosas son términos…cuando digo "fuck raperos" es un término, en realidad flipo con el rap.

Cookin Soul han currado con Fiend, Melodee, Mucho Muchacho, DJ Drama, Whoo Kid… No sé, yo tengo la sensación de que lo que tocan lo hacen de oro, ¿cómo ha sido trabajar con ellos?
La verdad es que sí, son artistas internacionales sobre todo, no de España. Trabajar con ellos ha sido un lujo. Nos conocemos de cuatro o cinco días que hemos estado juntos y nos llevamos bien. Y trabajar, no trabajamos codo con codo. Él me pasa bases, y yo trabajaba aquí, así que no nos ha dado tiempo a llevarnos mal tío, nos llevamos de lujo (risas). Ha sido muy cómodo.

¿Qué es lo que te ha hecho dejar de lado el trap en esta mixtape y volver al rap?
Pues porque sobre todo el sonido es lo que pedía. Normalmente la canción o lo que cantas, va ligado a la música que te dan. Esas bases, me piden rap, me piden Freestyle, me piden todo eso.

El disco hace varias referencias al Dani del pasado, al de antes del rap, de la fama, del dinero… ¿Qué queda de aquel chaval?
De ese chaval queda todo, hermano. Está todo todavía a flor de piel. Esto son etapas… Tú has dicho dinero, pero el dinero nos da para comer, y vivir bien. No me quejo, esto para mí es ser rico, pero esto se acaba seguro.

¿Cómo era todo en esa época en la que aún no estabas con PXXR GVNG, ni siquiera en Corredores?
Pues jodida tío, la verdad es que jodida. Yo estaba o trabajando o robando, y ninguna de las dos cosas me motivaba (risas).

Esto me hace pensar en el tema “Ginvechy Dens”, cuando dices “para que me sacara del mercadillo…”
He currado en todo lo que te imagines. Curré de frutero, en la obra, en el mercadillo, hasta en el Primark vendiendo ropa. Era muy buen currante pero no aguantaba a jefes, así que duraba poco en los sitios, no te voy a engañar.

¿Cómo has vivido ese salto socio-económico que te ha proporcionado la música?
Ha sido como hacerme millonario, no te voy a engañar. Mi sensación es la de ser rico. Yo me levanto por la mañana, hago lo que quiero, lo que me gusta, y me acuesto igual. No tengo jefes. Para mí, hermano, ha sido como que me tocase la lotería. Pero no ha sido de un día para otro, he apostado mucho para esto…Me he tirado mucho tiempo haciendo el gilipollas, yendo a los sitios sin cobrar dinero. Cuando me vine a Barcelona, todavía no vivía de esto, y ya me había propuesto hacerlo. No fue como otra gente que se levanta en su casa y le dicen: “Ey, estás contratado”. Eso no lo sabe la gente, nosotros nos vinimos a Barcelona a vender yerba y papeletas. Pero bueno, gracias a Dios ha ido a todo bien.

¿Hay algo que eches en falta de todo aquello, tanto vital como musicalmente?
Lo que tenía antes lo tengo ahora, intento mantenerlo. Y en la música, pues como todo, hay cosas que mejoran y cosas que empeoran…pero todo es evolución, no podemos quedarnos en el pasado.

¿Son los PXXR GVNG, Kaydy Cain, un testimonio de la realidad? ¿Contienen algún componente de ficción?
Todo lo que contamos nosotros es verdad, o como mucho, si cuento algo que no haya vivido yo, es algo que ha vivido mi hermano.

¿Por eso ese edit de una conversación con Los Chichos?
Estábamos hablando Los Chichos, Fernando (Yung Beef), y yo, y nos grabaron. De ahí viene… Toda la gente se queja de que nosotros no hablamos más que de putas, de droga… Yo hablo por suerte o por desgracia de lo que he vivido. Ojala pudiese hablar de otras cosas. A lo mejor, el día de mañana hablo de otras cosas, pero de momento hablo de lo que vivo, de lo que veo.

"Si una persona que tiene la vida solucionada se poner a rapear es como si estuviese quitándole la comida a un pobre"

En “Fuck raperos” dices “fui el primero en rapear con ropa de mi talla”, ahora os ha fichado Givenchy, ¿cómo de importante crees que es la cuestión de la estética en el rap?
No nos ha fichado. Hicimos una sesión de fotos y tuvimos la suerte de que nos pusieron. Ahora, de ahí a ha fichado… A Fernando (Yung Beef) sí que le tienen fichado, le han fichado todas las marcas. Fernando a partir de ahora va a ser modelo, hermano. La cuestión estética depende de cada uno. Yo, sinceramente, creo que es más importante tener la nevera llena que unas zapatillas. Eso lo primero. Pero luego es verdad que me gusta la ropa y que me gusta vestir bien aunque no pueda hacerlo (risas). Eso no lo juzgo. Personalmente siempre he flipado con poder ponerme, o poder llevar algo que no me permitía. Para mi llevar Polo Ralph Lauren no es llevar algo de marca, es símbolo de “oye soy pobre pero me lo permito”, aunque no haya pagado lo que tú, o lo haya robado.

Recuerdo, hace años ya, que uno de los primeros reportajes que hice de rap iba a tratar sobre Corredores De Bloque… y lo que me encontré fue a Jay y a Vicious contándome que de alguna manera Corredores De Bloque se estaban separando. Fue justo en el momento en el que estaban grabando “Pink N Black”… Recuerdo también que me hablaban del rap español como de algo pocho y que precisamente eráis vosotros los que estabais haciendo bien las cosas. ¿Qué tienes que decir al respecto?
No digo ni bien ni mal. Para mí el rap es mucho más que todo eso. Cualquier persona puede rapear, Pablo Motos rapea en El Hormiguero y no lo hace mal ¿sabes? (risas). Es más que todo eso. Para rapear te ha tenido que hacer falta… Si tus padres tienen empresas o tienes la vida solucionada por otro lado, no te pongas a rapear que es una salida para la gente de la calle, ¿me entiendes? Es como estar quitándole la comida a un pobre. Si una persona que tiene la vida solucionada se poner a rapear, es como si estuviese quitándole la comida a un pobre. El rap es un recurso de la calle, el rap lo han inventado en la calle. A partir de ahí , hay muchos raperos de aquí de España que no te digo que no, que te puede hasta gustar lo que hacen pero para mí no es rap.

Me gustaría que me hablases de la evolución tanto personal como profesional que ha habido desde Corredores hasta “Eterno tumbao”.
Hombre, pienso que siempre estoy creciendo hermano. Yo soy un cateto, yo no sé de nada (risas), soy un inculto. Estoy todos los días aprendiendo, no paro de aprender la verdad. Además, creo que la música es algo que no tiene fin, siempre va a estar creciendo y evolucionando. Es como internet, es un mundo sin final, es como el ciberespacio (risas).

En el disco haces varias referencias a tu edad. A veces pienso que el rap se trata de una cuestión generacional… ¿Qué piensas de esto? ¿Te ves haciendo esto dentro de veinte años? Si no, ¿qué?
Creo que sí. Igual que antes no, ahora sí. Cuando tenía dieciséis años ninguno de mis amigos hacía rap, les sonaba raro. Los jóvenes escuchaban flamenco, música de discoteca, bakalao… El que escuchaba rap era raro. Ahora no, ahora todos los niños saben lo que es el rap, y si no escuchan a uno, escuchan a otro, y saben perfectamente lo que es. Es la música que se escucha en todos los sitios, sinceramente. Vamos... rap, reguetón, etc.

En “All My Children” dices “yo doy gracias a dios por los yonkis y la droga”. Se ha hecho y se hará mucha crítica de esto. ¿Dirías que tus letras hacen apología del tráfico de drogas?
Cuando la gente no entiende algo, lo más fácil es criticarlo. Para mí no, al revés. Sinceramente, las letras hacen apología de la vida que crea esta sociedad, no yo. Y creo que de las cosas que yo hablo existen. Y si doy gracias a los yonkis y a la droga,es porque es lo que me ha dado de comer cuando era más joven. Y eso no es culpa mía, es culpa de la sociedad, ¿entiendes? Si la sociedad lo hubiera hecho mejor, yo no estaría dando gracias a eso, que para mí es una lástima, ¿entiendes? Que es una manera de hablar… para nada quiero que alguien sea yonki, ni doy gracias a la droga. Pero gracias a los yonkis y a la droga yo he comido, hermano. Cosa que gracias a un trabajo no.

¿No te preocupa el inconsciente colectivo que pueda generar en los chavales?
Sí, si me lo dicen. Pero es que yo no soy profesor, ni he querido ser Los Chikos Del Maíz. Yo tengo una forma de pensar, pero no quiero educar a nadie. Creo que cada uno tiene que pensar de manera libre y sacar sus propias conclusiones. La gente que se ha criado conmigo me entiende… Yo tengo familiares yonkis, yo tengo tíos yonkis… Para nada deseo eso a nadie, ¿sabes lo que te quiero decir? Pero es una manera de hablar, es una manera de decir: “Mira cómo me he criado yo” y “Doy gracias a esto y a esto otro” porque es lo que he vivido. No puedo dar las gracias ni a la sociedad, ni a un trabajo, porque por desgracia no es así.

La misma pregunta del machismo, ¿qué tienes que decir a eso?, ¿quizá sea el lenguaje?
Es una manera de hablar, tío, en América no pasa. En América todas las canciones dicen "bitch", y no pasa nada.

Nas, Lil Wayne, Biggie, todos aparecen de una manera u otra en el disco. En la producción se ve una influencia bastante clara, por ejemplo, usas un sampleo de un estribillo de Nas. ¿Cómo de presentes los tienes a la hora de componer?
Es con lo que empecé. Y aunque ahora llegué a casa y escuche otras cosas porque la música ha evolucionado y han salido cosas nuevas, con lo que yo flipé era con esa época, con esa música. Me acuerdo que me lo ponían mis primos mayores y flipaba. Fueron mis primeras referencias.

¿Qué es eso de que os llamó el hermano de Tupac?
Eso es verdad tío. Nos escribió un mail, estuvimos investigando y era verdad.

¡¿Qué me dices?!
Eso es verdad, pregúntale a Fernando (Yung Beef) o a Nacho . Eso es verdad como la vida misma. Nos escribió porque en uno de los temas que subimos salía en la foto Tupac escupiendo mientras era detenido, y por detrás salía él. Así que nos escribió diciéndonos que era él. Con las cosas que me han pasado ya me puedo morir tranquilo.

Tengo entendido que te flipa la salsa, ¿no?
¿La salsa? Me flipa más que el rap, soy salsero a tope, soy sonero (risas)

De hecho en el disco hay un fragmento de Ray Baretto. ¿Qué es Baretto para ti?
Sí… eso es una pasada. Pues para mí… ya no él, cualquiera que haga salsa... A ver, para mí la música tiene dos vertientes: o callejera, o no. Luego ya hay mil estilos. Y la mayoría de la salsa que escucho, no son baladas, es música callejera, historias de la calle. La temática es la misma que trato yo en mis temas. Y Ray Baretto, pues un gánster de la salsa, pero vamos ya no él… Hector Lavoe, Ismael Rivera… Soy fan de todos tío.

Hablando de salsa, ¿cómo surgió la colaboración en el Primavera con Supernova Band?
Eso fue idea nuestra, por hacer algo nuevo, y porque sabíamos que el Primavera tiene ya un nivel. Así que nos preguntamos: ¿qué podemos hacer para que sea un concierto de verdad? Y como nosotros ya habíamos hecho alguna de las versiones en versión bachata, pues decidimos contratar una orquesta y hacerlo así.

¿Cómo fue aquello?
Joder, yo me lo pasé… con traje y todo, me sentía un sonero de verdad, parecíamos cantantes de verdad (risas).

"En la vida he enviado a nadie a pegar a nadie, y puedo hacerlo. Otra cosa es que los niños… los niños son libres y no hay quien los controle, menos con dieciséis años"

En “Feet Deep” hablas del beef con Pimp Flaco y esa gente. ¿Es cierto lo que salen diciendo acerca de que mandasteis menores a pegarles?
En la vida he enviado a nadie a pegar a nadie, y puedo hacerlo. Otra cosa es que los niños… los niños son libres y no hay quien los controle, menos con dieciséis años. Pero en la vida haría eso, mis problemas los soluciono yo. Pero también es normal que si estás en este mundo fronteado, la gente venga a frontearte. Yo me he tenido que pegar veinte mil veces, ¿me entiendes?, es normal.

Sí, bueno, tampoco haces un vídeo quejándote…
Yo en ese juego ya no entro. Ese juego es circo, es un juego de youtuber, eso no va conmigo. Yo si al chaval le veo algún día por la calle pues le romperé toda la boca, las cosas como son. Pero no voy a ir a buscarle, ni a subir un vídeo, ni nada.

Los lanzamientos de canciones aisladas siempre te han funcionado muy bien. ¿Por qué ahora publicar nueve temas seguidos, sabiendo que de uno en uno te ibas a comer el Youtube?
Ya, si lo sé. Pero, yo qué sé, hay veces que hago las cosas pensadas y otras no, y esta vez me apetecía sacar un trabajo así para callar un poco bocas…Todo el mundo me decía “ya no rapeas”, y fue como, “mira cuando quiera rapeo, si no lo hago, es porque no es el momento”. De todas maneras, sacaré vídeos.

¿Cuál crees que es el motivo de que vuestra música haya fascinado todos los chavales de cualquier clase y condición? Precisamente vuestra música hace explicita una realidad alejada de muchos de ellos, hasta el punto de sospechar que a la mayoría de ellos no le gustaría vivirla.
Pues la verdad es que nunca lo he entendido hermano. A mí me paran niños y no entiendo cómo les gusta mi música. Pienso, “tu padre te va a matar cuando te vea escuchar mi música” (risas). Pero si lo disfrutan pues ole.

Salvando a los componentes de Corredores De Bloque, KEFTV VXYZ y MCs con los que hayas trabajado, ¿cómo ves el panorama del rap español? Es imposible no traer a colación “All My Children”, porque en esa canción metes un repaso en general a todos los raperos del panorama.
Te voy a ser claro: el mejor es Yung Beef, y no porque sea mi colega, te lo digo objetivamente. Y de aquí de España he currado con todos los que me gustan, y con los que no es porque no he querido. No te voy a engañar, antes de estar en Corredores he tenido oportunidad de colaborar con gente que está sonando ahora en Madrid, y no lo he querido hacer nunca.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.