El debut en solitario de una de las mentes creadoras de Tarántula (voz y teclados), “Escuela de zebras” (Producciones Doradas), suena brillante. Joe Crepúsculo se desmarca de su banda para entregar una colección de canciones más pop, pero manteniendo ese punto extraño, raro y original.

“La verdad es que llevo haciendo canciones en solitario desde mucho antes que Tarántula. He pasado por muchos estilos siempre siguiendo la estela de la apetencia inmediata, y ahora ha salido así, más pop”.

“Los grupos se financian con los conciertos y los discos son instrumentos de promoción envueltos en aureolas muy románticas”

En solitario, Crepúsculo alterna su característico tono de voz desganado y grave heredado de Derribos Arias, con un estilo más claro y naïf. “Hace mucho que no escucho a los Derribos y siempre nos han ido comparando con ellos. Obviamente hay muchos puntos en común, como las cajas de ritmos y el tono de muchas cosas, pero no creo que sea una influencia directa. Respecto a ‘Escuela de zebras’, un colega me dijo que no le molaba porque le parecían canciones para niños y tal vez vaya por ahí la cosa, porque a mí me gusta mucho la banda sonora del Rey León”. El disco, como viene siendo habitual en Producciones Doradas puede descargarse de manera gratuita en su página web (www.crepus.com). Crepúsculo explica el porqué: “La cosa es enfrentarse al problema de la distribución musical de forma realista y sincera con el momento que vivimos. Los grupos se financian con los conciertos y los discos son instrumentos de promoción envueltos en aureolas muy románticas”.