HUMILDES, SENCILLOS Y CON UN BACKGROUND CON EL QUE POCAS BANDAS CUENTAN EN LA ESCENA HARDCORE NACIONAL. ASÍ SON RABIA POSITIVA. ALGO QUE SE DEJA ENTREVER EN EL ENTUSIASMO QUE LE PONEN AL HABLAR DE BOYS SETS FIRE, GRADE O SUBTERRANEAN KIDS, BANDA QUE VEÍAN FIN DE SEMANA SÍ, FIN DE SEMANA TAMBIÉN. AUNQUE ES EN LA CALIDEZ DEL ESCENARIO DONDE SE APRECIA REALMENTE CÓMO LES GUSTA VOLAR Y, ANTE TODO, DIVERTIRSE.

Antes del verano vio la luz su último disco, “A Volar” (Tralla, 00), algo que saben hacer bastante bien cuando se encaraman a las tablas. Habla David, su enérgico frontman. “El disco no se está moviendo lo que nos gustaría. Ha estado el verano por medio y Tralla es una discográfica que no da prioridad a los grupos. Tampoco nos buscan conciertos y todo lo tenemos que hacer nosotros. Hemos vendido unos setecientos discos entre colegas nuestros y en los conciertos. A nivel de tocar no hemos parado, hemos hecho una media de tres a cuatro conciertos al mes desde que salió el disco” . Segundo disco y distinto sonido, por lo menos para Gregorio, guitarrista que militó en Innocents. “Es que “Tiempo Al Tiempo” -su primer disco- estaba compuesto prácticamente por David. Se nota bastante su estilo, es más punk-rockero. “A Volar” está compuesto por los demás miembros. Hay más influencias de Ramón (el bajista) , de Pere (el otro guitarra) y mías. Es mucho más hardcore y las guitarras están más trabajadas. Los temas también suenan más compactos. Está grabado en La Báscula con Iván, que era el cantante de Penguin Village, como técnico” .

“Personalmente pienso que no puedes cambiar el mundo con una canción. El compromiso político debe ser personal más que a nivel de grupo”

En las canciones se aprecia la esencia del hardcore melódico de toda la vida, el old school. “Los Clash nos han influenciado mucho, pero también Samiam, Dag Nasty, Boys Sets Fire y el rock radical y combativo, eso se nota mucho en las letras, aunque intentan ser bastante personales” . Canciones que hablan de chicos malotes que entrenan a sus perros para matar, las madres de la Plaza de Mayo o el colonialismo occidental. “Casi todos somos de Sants, que es un barrio donde hay bastante movimiento y centros sociales ocupados. Siempre intentamos apoyar con nuestro granito de arena” . Aunque hay que reconocer que el componente social que reflejan sus letras tiene connotaciones distintas a las que pueda parecer. “No somos una banda política tipo Sin Dios o Inadaptats, el compromiso político viene a nivel de personas. Antes de estar en Rabia Positiva -el que habla es Gregor- , ya estaba en historias de colectivos. Personalmente pienso que no puedes cambiar el mundo con una canción. Con la música puedes ayudar, pero no creo que puedas cambiar muchas cosas. El compromiso político debe ser personal más que a nivel de grupo” . Acusan cierta fractura en la escena hardcore de Barcelona. “A finales de los ochenta y principios de los noventa era como una familia. Hoy la escena está más dividida. Hay gente que tira a rollos políticos y toca en centros sociales como nuestro caso, grupos de hardcore melódico alrededor de Outline Records, otros más radicales en plan new-school. B-Core se ha quedado un poco estancado, pero ahí está trabajando. Aún así nos conocemos y hay contactos con todas las bandas. Hay una escena de grupos, pero no un sentimiento de escena. Antes te encontrabas a la misma gente en una manifestación, un centro social y en los bolos de Fugazi. Ahora eso no se ve” .