Aprovechando que están entre los cabezas de cartel de la nueva edición del festival Dcode (14 septiembre, Campus de la Universidad Complutense de Madrid), contactamos con Foals para que contestasen a las preguntas de nuestros lectores. Y bien, aquí están las respuestas de su teclista Edwin Congreave.

Eve Milford. ¿Por qué el nombre de “Holy Fire” (?γιον Φ?ς) para vuestro tercer disco. ¿Sois seguidores de la iglesia ortodoxa o es preferís ponernos calientes con canciones como “My Number” o “Late Night”?

Los padres de Yannis son griegos ortodoxos, con lo que diría que se trata más de una tradición cultural que religiosa. Si creces con toda esa mitología e imaginería, puede influirte de forma muy impredecible. Es fácil romper con la religión, pero resulta mucho más complicado ser totalmente irreligioso. La pasión y el misticismo de la iglesia ortodoxa son muy atractivos y es fácil trabajar con ellos y echar mano artísticamente de sus ideas, y eso es lo que nosotros hemos hecho. Pero te aseguro que “Holy Fire” no es un disco religioso.

Roger Palau. ¿Por qué os llamais Foals? ¿De jóvenes montábais a caballo?

Un amigo nuestro de Oxford, que cantaba en el grupo en 2005, propuso el nombre. Le gustó la imagen de los potrillos recién nacidos aprendiendo a caminar, y pensamos que la idea encajaba con la frescura y la espontaneidad con la que nosotros nos enfrentábamos a nuestra música. Si tienes la oportunidad de escuchar nuestro primer single, que se publicó en Try Harder Records, seguramente tú también llegarás a la conclusión de que el nombre encajaba perfectamente con nuestra música. Con el tiempo quizás ya no tenga tanto sentido porque supongo que hemos madurado como grupo, pero así es como funciona el tema de los nombres. Encaja, lo tomas y acabas olvidando el significado inicial por el que lo elegiste.


Pedro Mood. Aún recuerdo vuestros inicios casi math rock. Me gustaba mucho esa línea, mucho más técnica, pero ¿qué es más sencillo en esos temas: interpretarlos o crear su atmósfera?

No creo que nuestros primeros temas fuesen más técnicos que ahora, de hecho no era muy complicado interpretarlos, no había cosas muy complejas, sobre todo si lo comparas con lo que hacían antes Yannis y Jack en su banda previa, The Edmund Fitzgerald. Jack tocaba ritmos disco bastante simples, lo mismo que las frases de guitarra. Comparados con grupos que hemos visto en concierto como Russian Circles, Meshuggah o Battles, nosotros somos un chiste técnicamente hablando, aunque eso sea lo que buscamos. Lo que sí es cierto es que nos hemos preocupado de forma casi obsesiva por las estructuras, que se han simplificado desde nuestros inicios. Resumiendo, la respuesta a tu pregunta es sencilla. Lo fundamental para nosotros es crear canciones que lleguen al público, es decir, escribir música pop.

Manu Busto. ¿Cuántas canciones habéis acabado desde vuestros inicios y no se han publicado nunca?

Según mi iTunes (lo sé, no es una forma muy profesional de contarlas) tenemos cuarenta y seis. Eso significa que habrá unas sesenta, porque por ahí deben correr otras veinte aproximadamente. De todas formas, algunas son apuntes, no están acabadas del todo.

Estebán Santiago. ¿Nos podéis decir qué grupos os hicieron soñar con ser músicos y montar un grupo como Foals?

Tendré que echar la vista muy atrás para citarlos, pero diría que las principales inspiraciones fueron grupos como Nirvana, Pixies o Sonic Youth, aunque conforme fuimos creciendo nos influyó gente como Nine Inch Nails, At The Drive-In, Deftones o The Rapture, bandas con su propio universo musical y personalidad.


María Beat. En la revista siempre le hacen esa pregunta a los grupos, pero yo quiero tener vuestra respuesta. ¿Qué opinan vuestros padres sobre la música que hacéis?. Yo también soy músico y mis padres nunca saben qué decirme sobre la música que hacemos.

Depende de los padres de cada uno de nosotros, pero todos nos han apoyado mucho. Los padres de Jack son muy fans y suelen venir a muchos concertos. El padre de Yannis vive en Grecia, pero ha venido también a vernos y está muy contento con el éxito del grupo. En cuanto a los míos, creo que no conectan mucho con la música, pero están muy contentos con que al menos esté haciendo algo bueno con mi vida.


Marcos Úreja. ¿Cuál es vuestra actual situación en Estados Unidos? ¿Sois un grupo conocido allí? ¿Cuál es vuestra ciudad favorita para tocar?

Honestamente, no lo sé. Puedo decirte que tocamos conciertos con más público cada vez que vamos, pero es un lugar muy grande y cada ciudad es muy diferente. Hemos tocado para varios miles de personas en Nueva York, pero también para un centenar en alguna ciudad del oeste. Eso lo convierte en algo excitante para nosotros. Veremos la próxima gira. Parece que ya estamos sonando en las radios de allí, lo cual supondrá sin duda una diferencia y la respuesta está siendo mucho más buena que nunca. Hemos girado ya cinco veces por allí, así que lo que sí puedo hacer es citarte algunas de mis ciudades favoritas para tocar en salas. Son Seattle, Chicago y San Francisco.

Edgardo Makius. ¿Sois la mejor banda en directo del Reino Unido ahora mismo? Os vi tocar hace unos seis meses y fue todo un shock. ¿Cuál es vuestra banda favorita en directo?
¡No puedo responderte a esto!.  Lo que sí puedo decir es que lo pasamos muy bien tocando en directo. Creo que hemos encontrado nuestro espíritu para los conciertos, pero hay montones de grupos que son excelentes en concierto. Ahora bien, mi banda favorita en directo es… ¡Radiohead! Esa parte de la respuesta es muy sencilla.