"Me cuesta imaginar a alguien que no sea yo interpretando mis canciones"
Entrevistas / Amatria

"Me cuesta imaginar a alguien que no sea yo interpretando mis canciones"

Adrián Lerma — 06-11-2020
Fotógrafo — Archivo

Amatria tiene nuevo álbum, “Un disco” (Vanana Records, 20), un trabajo en el que amplia su paleta sonora más que nunca. Un paso más en la carrera de un músico que parece no tener prisa a la hora de hacer bien su trabajo y al que el coronavirus hizo retrasar este lanzamiento.

En “Un fusilador”, la canción que abre “Un disco”, cantas “No tengo ideas, pero puedo despistar”. ¿Cuánto tiempo de gestación ha tenido el álbum hasta poder ver la luz?
“Un fusilador” no habla de mí. Yo sí que tengo ideas pero me cuesta despistar. El tiempo de gestación ha sido de dos años (empezó con “Un alud”), pero de ahí tendríamos que restar el Corona-time que me ha obligado a retrasarlo seis meses.

Hemos ido conociendo parte de las entrañas del disco en forma de adelantos pero, ¿qué criterio has seguido para lanzar unas canciones y guardarte otras hasta hoy?
Al principio iban a ser sólo tres adelantos, por lo que elegí los que creía que podrían representar más el disco, luego me di cuenta de que eso era imposible porque el disco no tiene ninguna homogeneidad.

"Últimamente me siento más cómodo con tempos más lentos y ritmos latinos".

Sorprende ver que habéis incluido “Un alud”, tema en el que te acompañan Delaporte, tras más de dos años de vida. ¿Siempre creíste que formaría parte de él?
No, digamos es “Un disco” el que forma parte de “Un alud” y no al revés. Fue la canción que abrió el camino a lo demás.

Sin embargo, en este disco sólo incluyes esa colaboración, ¿por qué es tan poco habitual ver colaboraciones en tus discos con otros artistas?
Por dos motivos, uno es que a mí me cuesta imaginar a alguien que no sea yo interpretando mis canciones y el otro es que cuando la encuentro es esa persona la que no se imagina ahí dentro. Soy el raro de la clase aunque no lo parezca.

En “Una ciudad” escuchamos una letra sobre un lugar “donde las almas que guardan lo que no tienen dueño” pero, ¿dónde está ese lugar?
En esa frase originalmente escribí “ventanas” y luego lo cambié por “almas”. Hablo de Madrid, ¿Conoces a alguien que sea dueño de su casa en Madrid? Y tampoco hay muchos que traten al verdadero dueño.

A lo largo del álbum has experimentado con diversos estilos, pasando del electropop de temas como “Una advertencia” a otros más latinos, más suaves como en “Un amor”. De entre todos con los que experimentas, ¿con cuál te sientes más cómodo?
Últimamente me siento más cómodo con tempos más lentos y ritmos latinos, siempre me han llamado la atención y si te fijas bien en lo anterior llevo con ellos dentro desde que empecé, pero ha sido sólo desde hace unos años cuando los he expuesto de manera más evidente.

Es curioso ver también cómo has empleado las melodías de temas de Jennifer López o de Kool & The Gang y te los has llevado a tu terreno instrumental. ¿En qué momento se te enciende esa bombilla y decides darle forma?
Creo que el de Kool & The Gang sí lo pillo (por “Un fusilador”) y has dado en el clavo, pero me muero por saber qué te ha recordado a Jennifer López. Contestando a tu pregunta lo de K&TG fue un reto de mi manager en una noche de divagaciones musicales. Me dijo que si me atrevía con algo así, con ese rollazo, y a muerte que fui.

En este álbum todos los títulos de las canciones siguen un mismo patrón. ¿Quieres decirnos algo y no nos hemos dado cuenta?
El mensaje es claro: que sólo es “Un disco” más, donde hay “Un fusilador” anodino que esputa “Una advertencia” cualquiera mientras bebe de “Un manantial” corriente lejos de “Una ciudad” fría y siente “Un dolor” baladí mientras “Un alud” insignificante provoca “Una rápida” mueca en “Un dragón” herido por “Un amor” olvidable que “Un desconocido” reconoce en “Una voz” insustancial.

Precisamente en “Una voz” hablas de cambios, de alguien que ya no eres tú. ¿Has evolucionado a la vez que tu música?
A pesar del tono de la canción, sé que si me ocurriera lo contrario sería un hombre desafortunado.

Hasta el momento has demostrado ser muy ecléctico a la hora de dar fondo musical a tus canciones. ¿Qué importancia le das a la parte musical y cuál a las letras en tus composiciones?
Creo que la misma. Es posible que sea un poco más exigente con la letra en este disco, pero no ha sido a propósito.

Escuchando “Una advertencia”, cuando hablas de que no te quieres levantar de la cama ni salir de casa, ¿estabas advirtiendo en enero el confinamiento de marzo y abril?
Lo he pensado mucho, además la advertencia es “Si salgo de casa ya vuelvo mañana”, y en cuanto se pueda volver a hacer esto juro solemnemente que yo cumpliré mi advertencia.

¿Cómo has vivido el confinamiento?¿Crees que el mundo de la cultura se recuperará?
Lo he vivido y lo estoy viviendo mal. Me ha afectado anímicamente, no lo puedo negar. Creo que el mundo de la cultura se recuperará pero no sé cuánto tiempo tardará en hacerlo.

Bueno, por el momento tienes planificados varios conciertos en noviembre. ¿Cómo los afrontas?
Despues de cuatro intentos fallidos de actuación, el último cancelado por, atención, viento, básicamente pienso que no se van hacer.

¿Hacia dónde va Amatria? ¿Estás interesado en seguir trabajando con otros artistas como hasta el momento?
No sé donde iré pero iré, y allá donde vaya trabajaré con otros mientras recorro mi camino.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.