Genís y Carlos son el dúo de pop electrónico más excéntrico e inspirado de nuestra piel de toro y ahora presentan “Un dígito binario dudoso. Recital para Alan Turing” (Austrohúngaro, 12), un disco que celebra la vida y milagros del malogrado matemático inglés, uno de los pioneros de la informática moderna.

El 23 de junio de 2012 se cumplirán cien años del nacimiento de Alan Turing, una de las mentes más brillantes de la primera mitad del siglo veinte. El matemático inglés tuvo una vida marcada por la tragedia, suicidándose a los cuarenta y un años de edad tras haber sido juzgado por las autoridades británicas de la época por su condición homosexual. Coincidiendo con el centenario, Hidrogenesse le dedican “Un dígito binario dudoso. Recital para Alan Turing”, un paseo muy particular por la vida del que fue uno de los pioneros de la informática moderna. “Hace un año más o menos, un centro de arte de Sevilla nos propuso hacer música con temática científica, o algo así. Quedamos en que haríamos canciones sobre Alan Turing, y empezamos a escribirlas. Al cabo de unos meses cambió el gobierno de la ciudad, el centro fue cerrado y el proyecto anulado. Como ya teníamos algunas canciones y estábamos metidos de lleno en el mundo de Turing, sus ideas, sus dramas y sus triunfos, decidimos que lo haríamos igualmente, y al final ha acabado siendo nuestro nuevo disco”. Lo nuevo de Carlos Ballesteros y Genís Segarra, lejos de ser un álbum conceptual al uso, es un apasionante homenaje a Turing que, además, presenta a los Hidrogenesse menos referenciales, libres de ataduras genéricas. “Más que un disco conceptual, nosotros estábamos escribiendo un ‘recital’, una serie de canciones dedicadas a un personaje. Nuestro disco conceptual favorito es ‘Baader Meinhof’ de Luke Haines. No tenemos ningún problema con los discos conceptuales y esperamos que éste nos dé tanto dinero y tanta fama como ‘The Wall’ a Pink Floyd”.