Ajenos a este mundo
Entrevistas / Lagartija Nick

Ajenos a este mundo

David Broc — hace 22 años
Fotógrafo — Archivo

Del día a la noche; de la luz a la oscuridad; del cielo al infierno; de Lorca a Val del Omar. El viaje de Lagartija Nick a través del tributo poético-musical continúa.Un cambio: con Enrique Morente lo teníamos fácil; ahora, el esfuerzo corre de nuestra parte. Catártico, angosto, abrupto, desagradable…así se nos presenta el retorno en solitario del cuarteto granadino.Sin respiro.

Loveless

El problema de vivir aislado de un determinado hecho, de un determinado contexto, de un determinado enfoque, de un determinado procedimiento de actuar, es la incomprensión que éstos generan.Se puede eludir el desprecio, la malversación artística y,en algunos casos, el acomplejamiento, pero de ningún modo se le puede hacer un quiebro a la incomprensión, o, lo que es peor, a la tergiversación.A Lagartija Nick le ha sucedido todo lo aquí expuesto. Algunos siguen sin entenderles, otros les han interpretado mal; el resto, la mayoría,no les conoce. Como a Val del Omar. Hay veces en que las analogías requieren un duro proceso de emparejamiento; aquí, en el binomio Val del Omar-Lagartija Nick, nos ha venido ya confeccionada, tejida y planchada de un tirón. “Hay veces en que el tiempo te da una perspectiva distinta de las cosas. Cuando estás inmerso en este tipo de trabajo parece como si funcionaras en trance, como si no encontraras el punto de inflexión, ¿no?. Y esa es la situación en la que estábamos y estamos. Acabábamos de hacer lo de Morente e inmediatamente nos pusimos a hacer esto porque deseábamos entrar a grabar. Son este tipo de motivaciones las que te mueven; el mismo tipo de motivación de búsqueda y desarrollo, ese estado de inercia del que te hablaba,fue el que nos llevó del poeta más conocido de Granada, Lorca,a Val del Omar, que es el extremo opuesto. Todo responde a un proceso intuitivo”.Esa inercia de la que habla Antonio Arias, cantante y bajista, les transportó al enclave de una figura desconocida, ignorada y, si me lo permiten, maldita.Y ahora hemos descubierto que, por encima de todo, se trata de una figura fascinante. Desde todos los puntos de vista. Aun a riesgo de desenmascarar mi elevado grado de ignorancia, he de admitir que el nombre de Val del Omar no figuraba en mi memorioso archivo cerebral. Ahí es donde el proyecto cobra doble sentido. Aprendizaje y re descubrimiento. Pocas veces un homenaje de estas características gozará del respeto, la comprensión y el crédito del que disfruta el nuevo disco de la banda granadina.“Veníamos del “Omega”, estábamos preparando lo que podría ser el embrión del nuevo disco y empezamos a conocer a Val del Omar, a interesarnos por su obra, a estudiarlo. Vimos que tenía un lenguaje que entroncaba tanto con “Omega”como con lo antiguo, como también a la tradición de discos que teníamos; además, se proyectaba, se expandía hacia el futuro”. Aquí, el sentido de justicia adquiere toda su dimensión.Si alguien merecía semejante reivindicación, éste era Val del Omar, uno de los mayores genios que ha dado un país que le sigue negando el saludo. “Nos atrajo que nosotros le atrajésemos.Hubo un sentimiento de mutua admiración. La verdad es que esa persona tiene un lenguaje muy cercano al nuestro”. Antes de que Juan Codorniu,guitarra, acabe de enumerar el porqué de tanta admiración,Antonio Arias le interrumpe: “Yo me quedo con una de sus frases que dice que hay que romper moldes. Nosotros también creemos que tienes que romper todos los moldes aunque sea para hacer una repetición del primero. Por supuesto que nosotros íbamos en esa misma línea:queríamos romper contínuamente con todo lo ya realizado. A mí me fascina la visión rupturista que tenía Val del Omar; el hecho de abandonar la obra creada en favor de algo nuevo, diferente.No se trata de desfasarse o algo parecido; nosotros teníamos la convicción de estar haciendo algo que te llega de verdad. Val del Omar tenía una forma de expresarse eléctrica, vanguardista, innovadora. Iba increíblemente avanzado con respecto a su época, ¿sabes?,pero, a la vez, bebía de fuentes antiguas, primitivas. Del Omar es un hombre que tuvo muchísimas fácetas: la del disco, la poética,es sólo uno de los numerosos puntos de conexión. Es que él,además, era inventor, cineasta, pintor, escultor… En realidad,nos fascina todo lo que hizo”.

Pre-Millenium Tension

Así las cosas, tenemos dos obras y un propósito común; dos modos de afrontar un mismo debate; dos visiones de un mismo objeto: “Val del Omar”, el disco, y Val del Omar, el personaje.¿Quién o qué llegó primero? “Un poco de todo. Hubo algunos temas que ya estaban trabajados, que se completaron en el estudio. El resto vino cuando ya se había tomado la decisión de trabajar sobre este hombre; éstos, la mayoría, se desarrollaron partiendo del concepto inicial”. En cualquier caso, el trasfondo apunta a una sola dirección: la revolución tecnológica es el camino. Val del Omar la intuyó, la proclamó y la celebró;Lagartija Nick la han contemplado, radiografiado y esquematizado en un disco desagradable. Y aquí valen ambas concepciones del término:la positiva y la negativa. Ya lo avanzó el maestro Luna en estas mismas páginas: abrumador. No es lo mismo no ponerlo fácil que ponerlo difícil; el matiz diferenciador lo encontramos en la intencionalidad. Un caótico marasmo de samples, ritmos pre grabados,guitarras sulfúricas, textos futuristas, poesía de subsuelo,feedback terrorista, imaginería de vanguardia… Un reto imposible para el gran -y el medio también- público. “Es nuestro desarrollo. Si le quieres buscar lógica a nuestro desarrollo supongo que la podrás encontrar, pero yo prefiero hablar de simple evolución;no entro en si es lógica o ilógica. Se trata de un proceso espontáneo, que responde a una serie de fuerzas que muchas veces ni te las explicas. Son, por decirlo de alguna manera, arrebatos. Esto bien podría ser un arrebato que nos ha dado por Val del Omar (risas)…No, con esto te quiero decir que no se trata de un acto premeditado, pensado;ni mucho menos”. Aunque se trata, opinión del abajo firmante,de un álbum oscuro, espeso, indigesto, difícil, dificilísimo,colérico, recio, denso, desabrido, apocalíptico, quejumbroso…Con todo, el mensaje es positivista,luminoso, activo, vivo. “Yo, de verdad, lo considero uno de los discos más positivos del mundo. Allí hay una intención optimista, revitalizdora; creo que todo lo que nos decía Val del Omar llevaba implícito ese mensaje esperanzador y optimista. Te lo digo en serio, tío”.

Su debut para una multinacional apenas cambió el panorama: Lagartija Nick era una banda predestinada a figurar en la nómina del sector más minoritario del público independiente. Ni “Inercia”ni “Su” (antes llegó “Hipnosis”, Romilar-D) sirvieron para catapultarles un par de peldaños más arriba; tan sólo su colaboración con Enrique Morente en el monumental “Omega”ha obtenido el justo reconocimiento. Ahora, el problema viene desde varios frentes: el primero, “Val del Omar”, su mejor disco, sí,pero el más antipático y antisocial. El segundo, lo encontramos en la resaca post-“Omega”. Más de uno apelará al desconcierto “Eso es algo que ahora no podemos saber. Cuando el disco lleve más tiempo te lo podré decir, pero no lo veo como un problema. Lo de Morente era una gran oportunidad, algo irrechazable. Hemos aprendido mucho de esa historia, y yo lo volvería a hacer. El hecho de que haya alguien que nos haya descubierto con “Omega” y ahora escuche “Val del Omar” es factible, claro que sí, pero yo lo veo como un caso aislado”. Entre influencias de Minsitry, Clawfinger,Ravi Shankar, aportaciones de la música de baile, del flamenco y del ruido industrial, “Val del Omar” se erige como algo más que el cuarto Lp de Lagartija Nick. No nos llevemos al engaño: lo han puesto tremendamente complicado y la aceptación será más que costosa. Siguen desencajados, sin ubicación escénica.Demasiado herejes para el populacho, demasiado cerebrales para el público indie, demasiado inquietos para el sector más ortodoxo-rockista.Quizás sea mejor así. Quizás ahí radique su secreto, su encanto.

“Val del Omar” está publicado por Sony.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.