“Nothing Less Than Art…” (New Beats, 19) cumple una doble función: debut de Aiala, proyecto que actúa como puente entre las nuevas y viejas músicas negras (del soul al trap), pero también el disco con el que Kasba, la discográfica que lo edita, festeja más de quince años apoyando la escena emergente.

No se entendería la implantación de las músicas negras y mestizas en Barcelona sin la irrupción de la discográfica Kasba Music a principios de los dosmiles. De la misma forma, el trap no sería tal sin las evoluciones de los subgéneros fruto de la –forzada– diáspora africana. “Nothing Less Than Art…” es el punto de unión entre ambos hechos: el debut de Aiala, la idea tras la que se expresan Jara Aiala e Isaïes Albert (veintidós y veintiséis años), será el lanzamiento que festeje los primeros tres lustros de la disquera catalana. Será también el cúlmen a todo un año de celebraciones; cada mes han reeditado parte de su rico catálogo.

El calor del verano azuza en la capital catalana. Pero no hay tiempo para el descanso para los componentes de Aiala, que preparan su estreno en el Mercat de Música Viva de Vic y su bolo en el Cruïlla de Tardor (25 de octubre, La Nau). Tampoco ha tenido receso Joni D, hombre-para-todo tras Kasba. A parte del lanzamiento de Aiala, el autor de “Que pagui Pujol!” prepara conciertos en Sidecar y Salamandra como parte del festejo de su sello.

Los miembros de Aiala, explican al amparo de una sombrilla en una terraza de la calle Marina, se conocieron en el grupo de versiones The Ja’s Band. Enseguida se quedó corta la apuesta: necesitaban material propio para seguir desarrollándose como artistas. “Sabía que quería eso. Acabé la educación obligatoria y fui a la escuela de música de cabeza”, refuerza Jara Aiala, en tono distendido.

Volviendo a su trabajo en estudio, la producción del disco también ha quedado en casa: Chalart58, batería de La Kinky Beat, primera referencia de Kasba en 2004, produce el álbum. “Es cerrar un círculo. La mayor parte de las colaboraciones son de la órbita. Por ejemplo, la de Clara Peya, que publicó con su primer proyecto, Xazzar, con la etiqueta del sello catalán.

El debut de Aiala es un alegato a las músicas negras. A todas ellas. En esencia, un disco a medio camino entre la música de género y las nuevas tendencias, donde la vibra, como pasa en el reggae o el soul, pasa por encima de las bases. Comunicar es la mejor forma de celebrar. “Debíamos tirar hacia músicas más orgánicas, pero sin que fuese folclore. Lo que une más al disco con la black music es el mensaje: universal y con ganas de conectar. Aquí no hay nada críptico”, zanja la cantante.

AGENDA
FechaCiudadRecintoHoraPrecio
viernes 20/09/19Vic (Barcelona)Carpa MMVV / Vic23:003€
viernes 25/10/19BarcelonaLa Nau21:0011€