En el mundo del Reggae/HipHop, Swan es un ejemplo a seguir. Sin apenas medios ni financiación su trayectoria y repercusión crecen a pasos agigantados, alcanzando metas inalcanzables para otros. Con su tercer disco, quizá el más variado y digerible de su carrera, el madrileño amplía la leyenda de un artista que ya ha conquistado al público español y latino gracias a su voz y su humildad. ¿Cuál será su siguiente pasó?

El Chico de Fuego, General Fyah,… para muchos eres desde hace ya varios años el referente del reggae/dancehall español. ¿Pero en qué momento te encuentras tú, como sientes que va tu carrera?

Uno no se para a pensar en cómo van las cosas muy a menudo. Soy una persona trabajadora, vivo el día a día y siempre me marco objetivos difíciles o lejos en un futuro próximo. Soy ambicioso con mi carrera y sé que todo lo que he ido haciendo ha dado sus frutos, pero cuando estas recogiendo esos frutos estas más pendiente de las semillas de la temporada siguiente. Así es como no me doy cuenta de donde estoy tantas veces, por qué en mi caso el ascenso es muy rápido pero muy progresivo a la vez. Creo que estoy haciendo las cosas cómo creo que debo hacerlas. No sé si bien o mal… pero siempre cómo creo que debo hacerlas.

En mi estado actual pienso en mi carrera mirando hacia el otro lado del charco. A parte de llegar a más público en nuestro país y en los países de habla hispana, donde estamos teniendo muy buena acogida, mi objetivo es poder trabajar en USA. Es un reto complicado y más aún desde la más pura independencia y sin un gran sello respaldando… pero si ya he conseguido poner mi nombre donde está sin medios… ¿quién dice que no puedo llegar hasta ese público? ¡El tiempo lo dirá!

Siguiendo tu costumbre (o coincidencia) de publicar disco cada tres años (si exceptuamos las mixtapes), presentas en este 2015 BlackFyah. ¿Qué novedades encontraremos en él?

Es un disco diferente, siempre he tratado de buscar estilos y registros distintos a la hora de crear, esta vez además de buscar nuevas fórmulas escribiendo o probar otras cosas con mi voz he indagado más en otros estilos dentro del Reggae y el Hip Hop. En cuanto a contexto y letras es un disco bastante personal. La gente va a encontrar mis sentimientos y mis desahogos de una temporada de mi vida bastante complicada, es tal vez por esto que puede parecer un trabajo más personal. No por eso me he alejado de dar el mensaje o mantener mis ideales en mis letras. Simplemente son épocas y en esta he tenido que soltar muchas cosas buenas y malas por las que hoy en día soy como soy y por las que para bien o para mal me han traído hasta aquí. No por eso pienso descuidar esa parte de mi en la música ya que siento la responsabilidad de usar la palabra en la música para ayudar o motivar a la gente a cambiar las cosas ya sea a un nivel personal o social… Esta vez es más personal pero seguiré representando y denunciando las injusticias que a mi parecer necesiten una voz. Creo que aún así el resultado final es positivo, algo que siempre intento transmitir. Aunque pueda relatar un pasado trágico o unas duras decisiones siempre trato de enseñar a quien quiera escuchar que el mantenerse positivo en esta vida es una magnifica clave para vivir mejor contigo mismo.

En este disco, bajo la batuta de tu inseparable Daddy Cobra, vemos la participación de músicos como Shane Brown (productor de Gentleman, Capleton…), el mastering de Mike Fuller,… Parece que tus aspiraciones a profesionalizar al máximo tu música van por buen camino.

Es probablemente mi proyecto más ambicioso. El tiempo siempre juega en nuestra contra y me hubiese gustado disponer de más tiempo en Jamaica para completar aún más si se podía este trabajo. Siempre trato de llevar al mayor nivel de profesionalidad posible mis trabajos. Esta vez después de valorar varios ingenieros, estudios de mezcla, mastering, etc nos decidimos por Shane Brown para la mezcla y Mike Fuller para el Mastering. Shane Brown es uno de los nombres más prestigiosos en Jamaica en cuanto a producción y mezcla se refiere. Por otro lado Fuller Sound es uno de los estudios referencia de mastering en Estados Unidos. Creo que era un paso importante personal para mi carrera. Ver trabajar y escuchar el resultado del trabajo de Shane Brown es una experiencia increíble. Siento la importancia en mi carrera de subir de nivel, conseguir sacar un producto cada vez de más calidad si se puede y sobre todo aprender y mejorar.

Sin olvidarte del ingrediente dancehall que siempre ha predominado en tu carrera, en BlackFyah te atreves con otros sonidos como el ska, el trap, el regaee roots o incluso el calypso. ¿Ponerte a prueba era una necesidad a estas alturas de tu carrera, o simplemente querías darle a este disco algo más de variedad musical que a los anteriores?

No es tanto ponerme a prueba como que yo me atrevo con todo. A veces el artista en este país se siente condicionado por lo que el público espera de él. Yo sé lo que me gusta crear y transmitir pero sí que es verdad que uno a veces siente esa presión y esas inseguridades a la hora de sacar algo que no es lo habitual o lo que la gente espera. No ha sido cuestión de ponerme a prueba, ha sido más bien pensar en lo que me apetecía hacer e ir a por ello. Han ido surgiendo las ideas y hemos ido desarrollando hasta conseguir esos resultados. El Trap está pegando muy fuerte y es un sonido oscuro y agresivo que me cautiva. Lowlight Music son los productores top del panorama y creo que es un tema que la gente no esperaba en este disco y que le da un toque necesario en este momento. Calypso o Ska forman parte de la cultura Reggae al igual que el Dancehall, Roots, Rub a Dub, etc… todo ello forma el Reggae, simplemente hemos tratado de mostrar a todo el que se va acercando a esta cultura una parte más del abanico.

En una de las colaboraciones del disco encontramos a Morodo, con quién se rumoreaba que teníais una mala relación desde algún tiempo. ¿No había mejor manera de desmentirlo que con un gesto como este?

Es así! Nos une una amistad de más de una década y somos dos artistas de Reggae de la misma ciudad que desde la calle hemos llegado a más de medio mundo. Este país vive de hablar de la vida de los demás. Si mañana te cuento que tengo un euro para comprar una barra de pan y tú se lo cuentas a otro y así sucesivamente cuando preguntes al final de la cadena probablemente te dirán que tengo una panadería y diez millones en el banco. Este país vive de la tertulia y la opinión de personas que no tienen criterio. Parece que hablar de la vida de los demás es necesario y beneficioso. Esto fue una manera después de tantos años de explicarle a la gente que va siendo hora de que vivan su vida por qué nada de lo que te cuenten probablemente sea cierto. Somos músicos y estamos para crear. Todo lo que tenga que ver con destruir o la negatividad está fuera de nuestro modo de vida. Morodo y Swan, Swan y Morodo… Sólo somos dos artistas tratando de aportar algo positivo en este mundo. Creo que no había mejor manera de hacer la primera combinación juntos que siendo claros… Al menos así salió aquella noche seis horas antes de volar a Jamaica a mezclar el disco… Todo un hit de última hora!.

De nuevo el disco vuelve a ofrecerse al público de manera gratuita, a través de la libre descarga en internet. ¿Nunca encontraremos un disco de Swan vendiéndose en una tienda de discos (en las poquitas que quedan ya)?

Creo que mi carrera empezó en plena transición de la industria música, llámame pionero o llámame loco, pero tuve claro que tener un trocito de plástico en las tiendas no significaba nada. Llegue en el momento en el que la gente no tenía dinero para comprar la música que necesitaban consumir al mes. Llegue en el momento en el que los artistas estaban condenados a un sello y sus carreras se estancaban por qué el sello no veía beneficios en un estilo musical underground. Creo que nunca me verás en tiendas físicas por qué nunca he necesitado estar ahí para llegar cada vez más lejos. La música es libre, y más en estos días. Lo único que hice fue aprovechar la mejor distribuidora del planeta y sacarle partido: Internet.

En este sentido, fuiste pionero en la escena reggae/hiphop española en usar el método crowfunding, habiendo logrado para esta ocasión una suma cercana a los 50.000 euros para invertir en la creación de este BlackFyah. ¿Crees que este nuevo modelo, basado en la confianza de tu público, es el futuro de la industria musical o sólo es aplicable para determinados estilos o artistas?

Creo que es el presente de la música. Esta más que demostrado que es uno de los mejores métodos para artistas con un fan base consolidado pero también es cierto que no es apto para todo tipo de artistas. El crowdfunding es una fórmula de trabajar directamente con tus seguidores, no hay intermediarios. Esto quiere decir que todo el trabajo depende de ti. Has de ser responsable, trabajador y saber ponerte tiempos, metas y objetivos. Tienes que recompensar a toda la gente que te apoya y además de hacer la música llevar a cabo un proyecto que no es tarea fácil cuando los números se disparan. Hay que saber trabajar. El clásico artista que hace música y quiere que el resto del trabajo y de su carrera la manejen otros obviamente no está preparado para afrontar un proyecto así.

Esto te otorga, además, la ventaja de no tener que preocuparte de la piratería que tanto preocupa a la industria musical…

Efectivamente, para mí cuanta más gente se descargue y comparta mi disco más repercusión tendrá, más lejos llegará y más gente acabará conociéndolo. Es absurdo lo contrario. Cuando eres de un sello no tienes prácticamente beneficios económicos de la venta de discos y la piratería es instantánea desde el día que ese disco ve la luz. Mi método me parece más lógico… Cuanta más gente la escuche más probabilidades de que el día de mañana podamos actuar en sus ciudades o países. Al fin y al cabo el artista vive de los shows. El resto es preparar el camino.. o es mi forma de verlo.

Pero hacerlo de esta manera, ¿No te añade más presión al saber que es la inversión de los supporters la que está en juego? ¿Existe el miedo a una doble decepción, o a que algún exigente llegue a pedirte que le devuelvas el dinero?

Realmente la inversión de los supporters es lo que inviertes en fabricación de todos los packs, envíos, impuestos y te deja parte para pagar mezclas, master, grabación y producciones. La gente hace una donación durante un plazo y una vez que el proyecto alcanza el mínimo que se pedía la gente no puede pedir la devolución. Es algo estipulado, apoyas un proyecto y como supporter corres el riesgo de que no te guste la compra. Realmente no puedes gustar al cien por cien de la gente que apoya el proyecto, algunos tendrían unas expectativas diferentes… en ese sentido para gustos los colores.

No en vano, sabemos que para la publicación de este álbum has rechazado la oferta de una discográfica multinacional que se había interesado en tu música. ¿Qué sellos has rechazado y por qué no confías en las empresas discográficas?

Hace ya unos años que los sellos no llaman a mi puerta. Hace tiempo sony music se interesaron por mí pero no vi lógico vender todo lo que había conseguido y la imagen de Fyahbwoy a una serie de empresarios que seguramente no conducirían mi carrera del modo en que a mí me gustaría. Creo que he demostrado que no es necesario para que tu música llegue lejos. No puedes confiar en una gran empresa que se guía por números o tendencias, la música es más que eso y ocurren fenómenos inexplicables en la música a diario como para dejar todo en las manos de personas que sólo saben ver el dinero que podría o no generarse contigo. No es cuestión de dinero. Es un tema difícil y cada artista toma sus decisiones. Las mías las tengo muy claras.

Llevas toda una vida dedicada al reggae/dancehall; desde la creación de la Madrid Dancehall Crew, las jams, tu carrera musical,… Todo en favor del crecimiento de una música que parece no terminar de explotar en España. ¿Por qué crees que sucede esto, es por falta de estructura o de talento? ¿O acaso al reggae no le interesa convertirse en una música popular?

El Reggae es una música de protesta, de revolución espiritual, de conciencia. Es música caribeña sin complejos o tabús. Vivimos en Europa, una de las sociedades más hipócritas, banales y superficiales del mundo, todo ello además aderezado con los castigos, complejos y reproches de una educación católica romana. Parece que aquí el machismo o la degradación de la mujer es el tema de moda cuando se habla de música caribeña… ¿tan malo es disfrutar de la sexualidad? ¿O es cuestión de una educación represora? Parece que es sólo una de las partes de este movimiento. Hablamos de Reggae, una música capaz de reunir a miles de personas en festivales nacionales con escenarios dedicados íntegramente a este estilo musical. Hablamos de una música que se mantiene siempre en los Charts de música mainstream internacionales pero en nuestro país pasa desapercibida. En la gira pasada colgamos el cartel de sold out en más de 10 ciudades en España en salas de un aforo mayor de 1000 personas. Es una cifra que supera las cifras de aforo en giras de muchas bandas de pop, rock o cualquier otro estilo musical pero aun así estas noticias siguen sin tener un hueco en los medios de comunicación. ¿Cuál es el problema entonces?

Hay quién dice que para que pueda madurar, el reggae debe independizarse del mundo del HipHop, ya que aquí siempre ha estado vinculada a ese movimiento y ha adquirido algunos de sus vicios. ¿Compartes este opinión, crees que es cierto que debe buscar su propio camino?

Creo que ya tiene su propio camino, es cierto que son músicas muy hermanadas y que comparten algunas raíces, pero cada una tiene su esencia y su propio sonido… Muy diferentes el uno del otro. Tal vez en este país se abuse demasiado entre unos y otros con la mezcla pero somos un país con una cantera muy pequeña de artistas profesionales y a veces resulta inevitable que todos acabemos fusionándonos. Son dos estilos musicales que comparten una gran parte del mismo público.

Para ir finalizando, y aunque suene a tópico preguntarle a un cantante de reggae sobre el cannabis, hablas varias veces sobre él en tu disco e incluso le dedicas la canción “Hablando de Weed”. Visto el éxito que está teniendo el surgimiento de “coffee shops” legales en España, ¿Qué opinas tú de estos establecimientos?. ¿Crees que algún día llegará a legalizarse “la Weed” en nuestro país, tal como ya se está haciendo en otros lugares?

Sinceramente no espero una legalización. Abogo por una normalización que es prácticamente lo que es esta consiguiendo a través de los clubes cannabicos. La legalización dejaría todo este tema en manos de los políticos, con sus impuestos y sus restricciones. La legalización podría ensuciar todo el camino que se lleva limpiando durante años: El consumo con que regulasen e hiciesen una modificación de ley para poder portar un mínimo para consumo y poder cultivar en tu propiedad privada todo cambiaría. Nunca se sabe que terminará pasando mientras el mundo esté en manos de políticos, es tan sólo una planta y es tan sólo un cambio. Hay cosas más importantes en la vida pero como consumidor y ciudadano seguiré luchando por mis derechos y denunciando esta hipocresía de leyes, de sociedad y de sistema en qué vivimos.

Tras haber presentado este disco sabemos que te espera una apretada agenda, en la que vas a viajar entre otros lugares a China o México. Para despedirnos, háblanos de tus planes de futuro, qué le espera a Fyahbwoy.

Pues sinceramente no sé que me espera. Cada día es una nueva aventura y cada vez salen nuevas oportunidades y nuevos contactos en la música. Este año nos espera una gira intensa. Haremos como es habitual la gira nacional y ya estamos preparando una gira oficial por varios países de Latinoamérica además de la pequeña gira por Asia que comienza ya. Seguir trabajando, creando y construyendo para el que quiera escuchar… Supongo que acabará la gira y vuelta a empezar!! ¡Seguiremos manteniendo el fuego encendido!