Ultraviolence
Discos / Lana Del Rey

Ultraviolence

7 / 10
Álex Jerez — 16-06-2014
Empresa — Interscope/Polydor
Género — Pop

Si algo funciona para qué tocarlo. Del Rey firma con “Ultraviolence” un álbum por y para los amantes de la femme fatale. Y es que, a pesar del amasijo de puñaladas que recibió con el lanzamiento de “Born To Die”, se puede decir que no le ha ido nada mal a la sufridora. La presencia de Dan Auerbach en el álbum no ha sacado a Lana de los caminos de Dios. La aventura del líder de The Black Keys como productor de Del Rey se hace presente únicamente en un mayor predominio de las guitarras (“Shades Of Cool”) y en alguna participación literaria. Eso sí, abandona por completo la grandeza orquestal y como sustitutos aparecen la importancia en el disco de la percusión y unos riffs más marcados.

Es un regreso sin himnos. Si indagamos en “Ultraviolence” es imposible encontrar temas del nivel de “Video Games” o “Born To Die”, asunto que se habría solucionado si se hubiera hecho realidad la famosa, e incrédula, colaboración con Lou Reed en ese grito hipster que es “Brooklyn Baby”. Sin embargo, sí que se observa una mayor seguridad compositiva y una búsqueda de un estilo más definido. Su oscura visión del mundo sigue intacta, y en este segundo largo el protagonismo de la figura femenina es desmesurado. La prostituta (“Sad Girl”), la maltratada (“Ultraviolence”), es decir, que la flagelación a través del amor se refleja en cada uno de los temas que recorren este regreso. Unas letras que pueden llegar a dejar a la mujer como una completa sumisa y al hombre como un absoluto idiota. Lana es así. Como ella misma confirmó, preferiría estar muerta a seguir luchando en este mundo cruel que le destruye poco a poco.

Este año deja atrás la icónica cifra de los veintisiete años de edad, así que si, hasta ahora, no ha cometido ninguna locura, tenemos claro que seguirá vivita y coleando durante muchos años más.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.