MondoSonoro Discos

Si te dicen que el tercer álbum de Ty Segall de este 2018 es un disco de versiones probablemente pensarás que ya has tenido suficiente de Segall por este año. Pero cuando lees que las canciones interpretadas por el californiano van desde John Lennon a War pasando por Neil Young o Funkadelic, ya empieza a llamar un poquito más la atención. ¿Qué hace un rockero como Segall tocando canciones de ídolos del funk, folk o pop? Aquí está la gracia de “Fudge Sandwich”, que podía parecer poco interesante sobre el papel, pero en su escucha demuestra que es algo más que un simple disco de versiones.

En este nuevo trabajo, Segall escoge una selección de 11 canciones dispares y hace algo más que reinterpretarlas con su estilo garajero y su sonido fuzz. Las lleva a un paradero desconocido, se las mete en el bolsillo, explora la psicodelia y la esencia rockera de cada una, pero también su lado más oscuro y grunge, y saca resultados inimaginables. Canciones que le van como anillo al dedo para plasmar los diferentes registros y estados de ánimo del artista, y dejar que su melódica voz se mezcle con sus habituales punkadas y ruidosas descargas de locura.

Su maduración artística ya da grandes frutos, y en “Fudge Sandwich” lo corrobora. Un trabajo conciso y fácil de escuchar donde mantiene su esencia, no hace nada nuevo pero tampoco nada mal. Aunque no sean creaciones propias, es uno de sus álbumes más redondos, 40 minutos marcados por su habitual estilo de rock psicodélico, pero con diferentes matices en cada reintepretación.

Si ya conoces las canciones originales o las escuchas antes que el disco de Segall, el resultado es sorprendente. De cada una, es muy difícil adivinar como la abordará. Capaz de mostrar un desconocido y oscuro upside down de “Low Rider” de War o “Isolation” de John Lennon, o de hacer una bonita balada acústica en “Pretty Miss Titty” de Gong. En “The Loner” de Neil Young o “I’m a Man” de Spencer Davis Group les mete tal energía con su dosis habitual de locura que se las hace completamente suyas. Respetando a los creadores originales de la canciones, Ty Segall les echa un buen pulso con sus sucias guitarras y sus sintetizadores, y da la talla.

MÁS SOBRE TY SEGALL
Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies