MondoSonoro Discos

La familia Followill forma una banda acorde con los tiempos que corren. Son lo suficientemente eficaces e intensos para despertar grandes pasiones, pero sus discos no acaban de constituirse en esas obras redondas capaces de inmortalizarles. Sin embargo, sería muy injusto negarles el riesgo que han asumido en sus dos últimos trabajos.

Un salto al vacio en toda regla que incluso les obligó a plantearse el cambio de nombre. Si su anterior disco “Because Of The Times” era oscuro, denso e incluso algo asfixiante, esta nueva obra va dando bandazos entre canciones que bien valen un potosí como “Closer” y otras que no desmerecen del todo, pero poco aportan al conjunto. Todo ello lo hacen queriendo sonar a ellos mismos, muy lejos de sus primeros pasitos musicales que les delataban por tener a los Strokes y su querencia neoyorquina en un ojo y a la Credence Clearwater Revival y sus eficaces melodías de soft-rock sureño en el otro. Ahora han ampliado tanto la paleta que empiezan a ser más inclasificables con un rock tan nervioso como rasposo. Si en “Be Somebody o en “Crawl” recuerdan a U2, en la siguiente “Sex On Fire” te sonarán a Foo Fighters sobre todo por esa batería poderosa y sólida. Sin embargo no acaba de ser el disco que cabe esperar de una banda que aspira a tanto como ambiciona y pese a contar con himnos de la épica de “Use Somebody”, con esos coros envolventes, también cuentan con temas sinuosos y lentos como “I Want You” que se acaban convirtiendo en un tostón en toda regla. ¿Lograrán esa obra redonda algún día?

MÁS SOBRE KINGS OF LEON
Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies