Favourite Colour
Discos / The Sadies

Favourite Colour

8 / 10
Redacción — 11-01-2005
Fotógrafo — Archivo

The Sadies ya han entrado de pleno derecho en la primera división del sonido americana. Por si había alguna duda al respecto tras su aventura psicotrópica con Jon Langford o su reciente colaboración con Neko Case, The Sadies han dado en la diana con un trabajo redondo.

Si Wilco han alcanzado el cielo con sus dos últimas obras, los hermanos Good y sus dos compinches (Sean Dean y Mike Belitsky) también merecían dicha distinción, sobre todo por la similitud entre sus coordenadas. Porque “Favourite Color” también es un disco experimental, arriesgado, además de muy personal. Con instrumentales como “Iceberg”, que recrean la ambientación ideal para tenderse a contemplar el más estrellado de los cielos y que bien podría haber firmado Ennio Morricone, el sello The Byrds -ahora menos acentuado que antes- de “A Good Flying Days”, el pop psicodélico de Flaming Lips de “Translucent Sparrow” o el aire country cincuentas de “Northumberland West” no pueden esconder que sus influencias devienen fundamentales. Colaboran en esta ocasión ilustres como Robyn Hitchcock, Joe Burns o Paul Brainard (Richmond Fountaine), lo cual no hace sino subrayar que esto va hacia arriba.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.