MondoSonoro Discos

bats

Trece años después, es algo inusual que una banda te sorprenda con un nuevo disco. Pero Cancer Bats nunca han sido un grupo al uso y siempre se han caracterizado por llevar su carrera a su manera, con sus propios tiempos y reglas.

El sexto disco de los canadienses es un auténtico regalo, en todos los sentidos. Uno, por lo inesperado de su lanzamiento, sin adelantos ni campaña de promo (es el primero que han lanzado de manera independiente con su propio sello Bat Skull Records y con ayuda de New Damage Records), ni nada que nos hiciera esperar que iban a publicar nuevo material de manera inminente. Y dos, por su contenido: los once trallazos que contiene pueden ser lo más inspirado que han sacado en muchos años, como si se tratara de un “Greatest Hits” que resume todo lo bueno que siempre ha caracterizado a la banda.

“The Spark That Moves” es una mezcla brutal de punk, southern (“Space And Time”, “Rattlesnake” ¿alguien ha dicho Every Time I Die?), hardcore (“Brightest Day”) y riffs metaleros cortesía de un Scott Middleton que se ha quedado agustísimo pariendo riffazos más precisos y apisonadores que nunca.

Los once temas del álbum compilan absolutamente TODO lo mejor de Cancer Bats, su marca personal en su versión definitiva (mención especial también al trabajo de Liam Cornell que se devuelve de lujo en su registro gritado pero también en otros más pausados como en “We Run Free” y “Bed Of Nails”). Y por si aún no estábamos contentos, la guinda a este increíble pastel la ponen los guest vocals de Chris Hannah de Propagandhi en ”Winterpeg” el último tema, y donde no evitan incluir ecos de Bat Sabbath, su banda tributo a los de Ozzy y con la que han girado por todo el mundo buena parte de los últimos meses (¿cuándo compone y graba esta gente si están la mayor parte de su vida de gira?).

Trece años después, los Bats han publicado el disco que recomendarías a alguien que te pregunta por dónde empezar a escucharles, es la brutalidad punk de “Hail Destroyer” y el sludge de “Searching For Zero”, su último disco de 2015, más todo lo que podemos encontrar en medio. Hay hasta un piano en la intro de “Fear Will Kill Us All”, uno de los temas más puñetazo y zapatilla del disco. Y ¿por qué no? A estas alturas, nada les queda ya por demostrar, si acaso únicamente cómo hacen para tener ese síndrome de Benjamin Button y ser mejores, más frescos y enérgicos a medida que van pasando las giras y los años. Listas de lo mejor del año, más os vale no olvidaros de esta auténtica joya.

MÁS SOBRE CANCER BATS

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies