MondoSonoro Discos

Vasco Batista firma un segundo disco totalmente diferente al anterior en cuanto al concepto. Con “Everything Is Going To Be OK”, Big Summer  hacía una oda a la positividad, mientras que con el largo que hoy nos ocupa, es totalmente al contrario. Se trata de un álbum en el que experimentan con los sonidos oscuros y las melodías angustiantes. La voz cálida de Batista se funde con sonidos repletos de reverb que te lleva a un estado muy particular que poco a poco te va envolviendo. Creando una subida de tempo a lo largo de los cuarenta y cinco minutos de viaje que nos proponen, este segundo largo apuesta por canciones lentas, pero cuyas atmósferas transmiten mucha fuerza. Big Summer nos agarran de la mano en un viaje de sinuosas subidas y bajadas que acaban por catapultarnos a un estado onírico gracias a piezas como “Velvet” o “Mess”.

MÁS SOBRE BIG SUMMER
Discos 13 julio, 2016 BIG SUMMER

Trigger

Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies