Avería y redención
Discos / Quique González

Avería y redención

8 / 10
Redacción — 07-11-2007
Empresa — GASA / Dro
Género — Rock
Fotógrafo — Archivo

Si esto de las apuestas musicales funcionará como los fondos de inversión y yo en lugar de un plumilla resabido y triste fuera un ejecutivo resabido y triste os aconsejaría encarecidamente que invirtierais vuestros ahorros en Quique González.

Hay muchos indicadores que señalan que es un valor en alza en el extraño parque rockero estatal. Para empezar cuenta con el apoyo de la misma oficina de contratación que Fito Cabrales y además de tocar en el Azkena ya ha sido incluido como artista invitado en la inacabable gira de Fitipaldis. Además, Quique González ya cuenta con canciones y tablas suficientes (como demostró en su reciente directo “Ajuste de Cuentas”) para ser un artista que trascienda y llegue a ese tipo de público que acudirá en manada a ver a Bruce Springsteen, pero Wilco todavía les suena a nombre de detergente. Claro que el disco que acaba de entregar debe estar a la altura y de hecho lo está.

Rodeado por una nueva banda, La aristocracia del barrio, González ahonda en la vertiente americana de su anterior álbum de estudio, esa que tan bien representan artistas como Steve Earle, Ry Cooder o Lucinda Williams (momento estelar en el DVD que acompaña el CD y que es imprescindible para entender mejor el porqué de todo esto), para entregar nada menos que diecisiete temas en los que hay momentos para todo (aunque predominen los medios tiempos) y dan una buena muestra de su ideario. A destacar la delicadeza de “Doble Fila” “Backliners” o “La cajita de música”, el poder melódico de “Avería y redención” y “La casa está vacía”, o la poderosa belleza de “Hay partida”.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.