All Hope Is Gone
Discos / Slipknot

All Hope Is Gone

8 / 10
David Sabaté — 26-08-2008
Empresa — Roadrunner / Divucsa
Género — Metal
Fotógrafo — Archivo

No hay ninguna banda de las características de Slipknot capaz de entrar directamente en el número 2 de Billboard. En Estados Unidos no se recuerda nada parecido desde Pantera, y el nuevo disco de los enmascarados, “All Hope Is Gone”, tiene todos los ingredientes para repetir la proeza.

Y es que estamos hablando, recordémoslo, de un grupo capaz de dar salida comercial a una propuesta repleta de elementos propios del metal extremo. El avance del tema-título, un engranaje letal de endiablados blastbeats más afines al death o el black, hacía presagiar un nuevo trabajo más brutal que su antecesor -y así es-. El otro single, “Psychosocial”, mostraba, sin embargo, la cara más accesible de los norteamericanos, combinando un monstruoso medio tiempo con un pegadizo estribillo melódico.

El resultado final es un cruce entre ambas vertientes: una aleación concentrada de la brutalidad primigenia de la formación –culminada en el salvaje pero desigual “Iowa”- y la apertura sonora de “Vol.3: (The Subliminal Verses)”. Aunque la bilis predomina, guiada por unos textos incendiarios que arremeten contra todo: las armas, la naturaleza autodestructiva del ser humano, Dios o el belicismo norteamericano.

Los temores ante el cambio del productor Rick Rubin por Dave Fortman (Evanescence, Simple Plan) se desvanecen a los pocos segundos: la veloz “Gematria (The Killing Name)” impacta en plena mandíbula con una combinación infalible de dobles bombos, armónicos, solos de guitarra a la Slayer y contundentes percusiones marca de la casa. A partir de aquí, las piezas más expeditivas (“Sulfur”, “This Cold Black”) y accesibles (“Dead Memories”, la power ballad “Snuff”, su “Bother” particular) se alternan con naturalidad; el registro limpio de Corey Taylor, cercano en ocasiones a Alice In Chains, gana posiciones en puentes y estribillos; y “Butcher’s Hook”, con una apertura cien por cien Meshuggah, así como la oscura “Gehenna”, cruce bastardo entre Korn, Deftones y Queens Of The Stone Age, cubren con creces la habitual dosis de experimentación. Con todo, “All Hope Is Gone” se revela como el álbum más completo y variado de una banda consciente de su arrogante plenitud.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.