.5: The Gray Chapter
Discos / Slipknot

.5: The Gray Chapter

7 / 10
David Sabaté — hace 5 años
Empresa — Roadrunner/Warner
Género — Metal

Encaramos el regreso de los norteamericanos dispuestos a reencontrarnos con su cara más oscura y violenta, algo presumible tras la muerte de su bajista James Gray, a quien dedican el disco; pero también con cautela: la larga espera y la salida del batería Joey Jordison, su compositor más extremo, jugaban, a priori, a la contra. El resultado es ambivalente: recupera, en efecto, la mala ostia de los Slipknot primitivos, aquellos que se mearon en el nu-metal a base de dobles bombos, blastbeats, guitarras vertiginosas, caos y locura. Ahí están “Sarcastrophe”, un gancho en plena mandíbula con un ritmo machacón marca de la casa y generoses dosis de bilis; “AOV”, con un arranque propio del death sueco y un medio tiempo matador; “Lech”, un torbellino con gritos de guerra como “no one is bulletproof”; o la brutal “Custer”, probablemente lo mejor que han grabado desde “Iowa”. Por otro lado, el disco incluye algunas aburridas canciones anti-clímax como “Goodbye”, que haría bien Corey Taylor en guardarse para Stone Sour. Una lástima. Y entre ambos extremos, el correcto single “The Devil In I” o la irónica “Killpop”, que bajo sus fallidos devaneos con Depeche Mode conserva la enfermiza esencia de Slipknot con sentencias como “now die and fucking love me”. Poesía pura.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.