No sería lo mismo
Conciertos / Weekend Beach

No sería lo mismo

8 / 10
Víctor Donaire — 18-07-2022
Empresa — Producciones Toro
Fecha — 08 julio, 2022
Fotógrafo — Teresa Rodríguez / Jaime Walfisch

No sería lo mismo un verano en el Sur sin el Weekend Beach Festival. Playa, fiesta y música durante cuatro días de sol a sol. 40000 weekers por jornada y un baño de masas para Ayax y Prok, Izal, Nicky Jam y una larga lista. Un baño purificador.

Con unos años de más y sobretodo muy desentrenados tras la pandemia, el pasado jueves 7 de julio llegábamos a Torre del Mar (Málaga) para disfrutar de una nueva edición de Weekend Beach Festival. Decidimos saltarnos la jornada inaugural del miércoles convencidos de que cuatro días de festival eran demasiados para nosotros. Los más atrevidos pudieron disfrutar de Maraña, Trashtucada, Juancho Marqués o la torreña Marta Sango entre otros.

El jueves comenzaba con la mala noticia de la cancelación de la banda sueca The Hives, uno de los cabezas de cartel que tuvo una sustitución bastante random, Danza Invisible. Si hicieron acto de presencia otro de los platos fuertes de este día, la formación jamaicana de reggae Third World. Algo más tarde y en otro de los escenarios con los que cuenta Weekend Beach pudimos presenciar a Shinova. Directo cargado de canciones de su último disco La buena suerte pero en el que no faltaron clásicos de la banda como Qué casualidad. Fantástico preludio de los tres intensos días de música que teníamos por delante. Mientras tanto SFDK hacía las delicias de los fanáticos del rap. Mención especial para los sevillanos que año tras año demuestran que el tiempo no pasa por ellos y siguen llenando escenarios y consiguiendo el respeto de una escena que no para de crecer y generar nuevos talentos. Es el caso por ejemplo de Ayax y Prok, que posiblemente fue la actuación más multitudinaria de la noche y en la que como de costumbre los gemelos del Albaicín se dejaron el alma. Rozalén, La M.O.D.A., Guitarricadelafuente, Belako y RVFV completaron el resto de la oferta musical del jueves en los escenarios Torremar Victoria y Weekend Brugal. Por otro lado el techno se imponía en el tercer y último stage del recinto, el Sunrise Jack Daniel´s. Horacio Cruz y más tarde Marco Bailey, dos clásicos del género, daban una lección magistral de técnica y selección musical dejando el listón muy alto para el resto de artistas que a lo largo del fin de semana pasarían por este escenario, en el que nos vemos obligados a destacar el imponente sonido que poseía y las evidentes mejoras audiovisuales con respecto a ediciones anteriores.

Un solo día de festival ya fue suficiente para constatar algo. Tras dos años de parón Weekend Beach sigue en plena forma. Arropado por un público muy fiel que acude edición tras edición y con un cartel ecléctico en el que sobresale el trabajo de Fátima Rodríguez para conseguir una programación que atrae a público de muchos estilos y rangos de edad, la fórmula sigue funcionando a la perfección. Si a todo ello le añadimos además un recinto de conciertos y acampada junto al mar con todas las comodidades de un casco urbano como Torre del Mar... ¿Qué puede salir mal?

El viernes llegó el momento de Residente. Inicio por todo lo alto con su tema de BZRP Sessions y el exitoso “Atrévete te te” de Calle 13. Tras el puertorriqueño llegaba uno de los momentos más esperados del festival. No hay mes de Julio sin Weekend Beach y no hay Weekend Beach sin La Pegatina. La banda ha participado en todas y cada una de las ediciones del festival y esperemos que esta conexión dure muchos años más. A pesar de que ya llevábamos bastantes conciertos, algunas cervezas y unas cuantas horas de sueño de menos, la sensación general era que hasta ahora no empezaba la fiesta, la de verdad. La locura se instalaba en la Playa del Poniente llegando al éxtasis festivo con canciones como Lloverá y lloveré o Mari Carmen. Sin descanso y a toda prisa nos vamos al concierto de Bastille. Nuestra llegada coincide con el mayor éxito del grupo británico: Pompeii. Actuación de mucho nivel que sin duda sube el prestigio internacional del festival malagueño. En el Sunrise Stage se imponía el sonido tech house con Wade, Solardo y Andrea Oliva, estrellas del género a nivel mundial. El Drum and Bass también tuvo su momento en el Weekend Brugal con el británico Sub Focus. La Habitación Roja, El Canijo de Jerez, El Drogas, M-Clan o Maikel Delacalle fueron algunos de los artistas que completaron con nota la segunda jornada de Weekend Beach.

El sábado decidimos adentrarnos en la zona de acampada para intercambiar impresiones con algunos de los miles de weekers llegados desde toda la geografía española. Diferenciamos dos perfiles. Fieles seguidores como Juanma (Cáceres, 31 años), que nos comenta que es la cuarta edición consecutiva que acude al festival y que mantuvo su entrada durante más de dos años a pesar de las cancelaciones y nuevos asistentes como Celia (Huelva, 22 años), que debuta en Weekend Beach y viene atraída por las confirmaciones de Nicky Jam y Nervo. Ambos destacan la excelente localización de la zona de acampada (junto al recinto), la ausencia de colas en el festival, así como unos precios bastante razonables en barra, pero por otro lado demandan mucha más higiene en los baños portátiles del camping.

Una vez dentro del recinto de conciertos, tras un cambio de horarios que afectaba al escenario principal y la sustitución de Deborah De Luca por Rafa Barrios debido a retrasos en el vuelo de la artista italiana, afrontábamos la jornada de mayor afluencia del evento, en la que se superaron los 40.000 asistentes. No podíamos faltar a la cita con Izal, que volvía a Torre del Mar pero con el complemento emotivo que envuelve su gira despedida. Concierto lleno de referencias personales y dedicatorias que acabó con el grupo al completo tocando una versión acústica de uno de sus temas entre el público. Tras él comenzó el show de Nicky Jam. Llenazo espectacular para recibir a la estrella latina que contentó a todos sus fanáticos con algunos de sus clásicos, canciones que aunque no te apasione el reguetón, inevitablemente has bailado alguna vez. La química con el público fue espectacular en parte gracias a que Weekend Beach aún no ha caído en el error de segmentar a su público de pista por zonas según el precio de las entradas, algo muy común en festivales de este género.

El cambio de horario afectó a Rels B, que pudo presenciar una más que previsible huida masiva hacia el escenario de Nicky Jam, algo que dejó un mal sabor de boca al joven artista nacional. Con bastante retraso también comenzó el espectáculo de Lola Indigo, cuya puesta en escena fue bastante potente. Música y danza a partes iguales en el que no faltaron todos sus hits que golpean los tops en todas las plataformas musicales. Mientras esto sucedía Elefantes (que sustituyeron a Dancetería tras una cancelación debido a motivos de logística) y La Fuga actuaban en el escenario Weekend Brugal, creando un contraste generacional que sin duda es parte de la idiosincrasia de este festival. La electrónica más desenfadada corrió a cargo de las djs gemelas más famosas del mundo, el dúo australiano Nervo, mientras el techno seguía su curso en el esecenario Sunrise Jack Daniel´s con djs y productores de la talla de Sidney Charles o Ida Engberg, aunque sin duda el más aclamado fue alguien que jugaba en casa, Gonçalo. Sesión impecable cargada de contundencia. Necesaria mención a otros artistas que actuaron a lo largo de la jornada del sábado: Mario Díaz, Juanito Makandé, Kase.O Jazz Magnetism, Neuman o Chase & Status.

Nos despedimos de Weekend Beach con la certeza de que es un festival en el que todo funciona como un engranaje (casi) perfecto fruto de la madurez que le dan siete exitosas ediciones y que a pesar de la desmesurada competencia actual ha logrado reunir a 135.000 asistentes. Una apuesta segura si quieres disfrutar de un festival sin complejos, con un ambiente inmejorable y en el que tengas la edad que tengas y sea cual sea tu estilo musical preferido, tendrás tu momento. ¡Nos vemos en 2023!

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.