Todo terreno
Conciertos / Tu Otra Bonita

Todo terreno

8 / 10
Miguel Amorós — 22-05-2017
Fecha — 19 mayo, 2017
Sala — Sidecar, Barcelona

Era su primera actuación en Barcelona y a juzgar por cómo se lo pasó el público y la banda, volverán. Seguro. Y resulta curioso, porque justo hace dos años que los pude ver en el festival Womad de Cáceres, y bajo mi punto de vista y aunque allí había miles de espectadores, no consiguieron ni de lejos la conexión que tuvieron ayer en la pequeña pero repleta Sala Sidecar.
Y no hagan caso de cómo los etiquetan: “rumba de Madrid”. Lo suyo es muy personal y digno de ver y disfrutar. Vale que en algún momento puedan rumbear sus canciones, son dos guitarras electroacústicas, percusión, batería y bajo, pero su fusión de ritmos, la rica voz de su cantante, sus perspicaces y divertidas letras y su manera de afrontar los directos, hace que se salgan de cualquier cajón estanco.

No sé si conocen la anécdota convertida en estupenda canción por Joe Strummer, donde un desconocido que no sabe ni quien son The Clash, le pregunta por el estilo de música que hace. Strummer le contesta dubitativo: “tiene un poco de ragga, bhangra, tango, surfbeat, backbeat, brit pop, hip hop, rockabilly, lindy hop, gaelic, heavy metal…”. Pues algo así podrían contestar Tu Otra Bonita cuando le pregunten por su estilo.

Venían presentando su segundo y muy recomendable disco, “The Cortijo”, que casi tocaron en su integridad, y en esa casa metieron a todo el público y lo pasaron en grande.

Empezaron con el clásico “La Llorona”, en una versión cercana a la que hizo Depedro (y aviso que a partir de aquí van a poder leer nombres de grupos conocidos, pero solo para dar pistas, porque repito que lo suyo es muy particular y aunque haya semejanzas, no son posibles las comparaciones). Siguieron con “Sola”, un giro que suena a lo que podían hacer El Bicho, y cuando entonaron los “lereles” de la canción, el público ya se les unió en los coros y empezó a bailarlos. Para volver a girar de género con “Lado malo”, que empieza rockeando, se torna a rumba y después a pop psicodélico de cantautor. Justo este tema representa bien lo que son Tu Otra Bonita, como decíamos, una original e insólita amalgama de estilos, que resulta única. Así les es fácil pasar de “Mantekilla”, “sonido con gusto” según definición de ellos mismos, a uno de sus “éxitos” “Queena Lagarta”, un reggae-ska que suena a loca versión de “King of Bongo” de Mano Negra y donde aparecieron los primeros pogos. O tocar “Constelación” que empieza como balada, va subiendo de ritmo y acaba en techno rompepistas. Otros temas destacables fueron “Tango”, que en su primera parte, batería y cantante cambiaron sus instrumentos para hablar sobre un perro con ese nombre, luego volvieron a sus respectivos y el perro es el que parece cantar con una letra que deriva en crítica social que no deja títere con cabeza y acabó en “fiesta animal”.

Llegó luego una de sus versiones, que indica sus gustos y también valentía, nada menos que “La Leyenda del Tiempo”, que cantara Camarón y compusiera Kiko Veneno. Se la llevaron a su terreno y la unieron con “Pastelitos o Polvitos” de aires rockabillies donde contaron y cantaron la divertida anécdota que originó la canción.

Entonces se alcanzó el primer gran momento de la noche. Apareció Amparo Sánchez que hizo de madrina de esa primera visita a Barcelona de la banda y se marcaron el clásico de Amparanoia “La Fiesta”, que puso patas arriba la sala. Pero no se fue y rumbeó con ellos otro de sus temas más célebres, el “Se Quemó”. Final teórico que dejó al público con ganas de más. Así que el bis empezó con uno de sus temas más especiales, “Robo”, una crítica al festival Sonorama con una letra que describe la realidad y condiciones a las que se ven sometidos muchos grupos cuando empiezan, y que dice muy melódicamente: “pero por tocar, pagar”. Después “Berlín”, otra salida de estilo y que bien podrían firmar Izal y final con intro del “Siempre que quiera” de Muchachito empalmado con “El camello del barrio”, un tema que tiene mucho de su propio sabor. Aunque la cosa no quedó ahí y con el público ya súper entregado se tocaron en acústico y en medio de la sala su “Ganas de…” mezclado con el “Volando Voy” y hasta el “Sarandonga”.

Lo dicho, unos todo terreno a los que solo les faltó “Terroristas”, ese homenaje a Def con Dos, para acabar de completar su particular record guinness de mezcla de estilos.
En Barcelona ya están esperando a que vuelvan.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.