Crónica de The Soundtrack Of Our Lives
Conciertos / The Soundtrack Of Our Lives

Crónica de The Soundtrack Of Our Lives

7 / 10
Redacción — 15-05-2007
Empresa — Love to Art
Fotógrafo — Archivo

Con la anterior visita de TSOOL aún fresca y una selección de rarezas como último álbum todo apuntaba que sería una noche con The Soundtrack Of Our Lives para dejarse llevar. Que en poco más de una década -obviando a Union Carbide Productions, su anterior encarnación- se hayan convertido en la institución del rock sueco no tiene secretos: echa en la coctelera a Pink Floyd y Rolling Stones, un vaso de The Who y una pizca de Stooges, deja la nostalgia en el filtro y agítalo con arte. Aún así no fue una noche concurrida. Arrancaron con el “Sick Of You” stoogiano para adentrarse en su faceta más psicodélica, alargando los temas y cruzando a la perfección los riffs guitarreros de Ian Person y un explosivo Mattias Bärjed. El misticismo de Ebbot Lundberg quedó ensombrecido por la falta de volumen en su voz, lo que, añadido al problema del teclado, les impidió meterse al público plenamente en el bolsillo hasta encadenar “Big Time” y “21st Century Rip Off”. Centrándose en los tres primeros discos nos hicieron tocar techo con “Mantra Slider” y “Sister Surround”. El buen sabor de boca estaba servido. Emoción y rock con clase. Una banda sonora perfecta.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.