I Love Rock
Conciertos / The Sadies ...

I Love Rock

8 / 10
Javier Corral "Jerry" — 26-03-2017
Empresa — I Love Rock
Fecha — 25 marzo, 2017
Sala — Cine Modelo
Fotógrafo — The Sadies por J.A.Areta Goñi (JUXE)

Opera desde Zarautz un colectivo sin ánimo de lucro que se hace llamar “I Love Rock Kultur Elkartea”, nombre que ahorra muchas explicaciones. Se presentan como plataforma que trabaja por el desarrollo de diferentes proyectos para “devolver al ROCK y a la música contemporánea en general el estatus de bien cultural que a nuestro juicio se merece”. Su mayor visibilidad la han logrado con el Festival de Cine Documental Musical “Rockumentalak”, que este junio cumple su décima edición. Y para celebrar cita tan redonda, nada tan tangible como una gran fiesta encabezada por The Sadies, ahora mismo probablemente la banda que mejor reúna la peculariedad historicista de esta música.

Un concierto de los canadienses es como juntar varias bandas en una. Y todas muy competentes y penetrantes. El escenario del Cine Modelo de la costera villa actúa como tal, a modo de colegio mayor o paraninfo universitario donde las bandas de college rock ejercitan sus habilidades ante un público que elige estar de pie, vitorear, bailar y como mucho usar las viejas butacas de apoyadero. Los Sadies son el colmo de la versatilidad y pueden saltar de estilos como aquel que sortea baldosas por puro entretenimiento. Las casi dos horas de su bolo dan para mucho, aceleran y desaceleran de continuo; todo su tiempo de escena funciona como una clase práctica, testimonial (y maestra) de crónicas. Diversos, que no dispersos, habría que decir.

Cuando parece que la cosa se asienta, es un decir, en el más enérgico rock garagero, al poco deriva a un viejo y veloz bluegrass o a un intimista country rock de cálidas armonías y violín, que a su vez se interrumpe con esos espídicos instrumentales de surf que dan ganas de asaltar la (nunca más cercana) playa. La visita guiada por las profundidades del rock termina en la psicodelia de los primerizos Pink Floyd de “Astronomy domine” (así cerraron en Kafe Antzokia cinco años atrás), y que ahora se remata en la costa Oeste de Love (“A house is not a motel”). Curiosamente dos cumbres que cumplen estos días medio siglo. Celebran además un reciente álbum, “Northern passages”, que es de lo mejor de lo que llevamos de año y que los espigados hermanos Dallas y Travis Good con sus relucientes Gretsch, secundados por el contrabajo de Sean Dean y la batería de Mike Belitsky (ese que tanto se parece a nuestro Gurru), brindan en varios ocasiones.

Previo a The Sadies, ocupan el escenario durante una media hora los bilbaínos Sonic Trash en su reciente dimensión de trío con las guitarras de David y Juanjo y la batería de Mariana, y la misma contundencia y pegada de siempre. Presentan “Totem”, nuevo sencillo. Nos cuentan que les gustaría establecerse en ese formato, y lo bien que les han tratado los larguiruchos de Toronto, que como Mariana llegaba justa de Donosti, donde había tocado antes con Audience, ellos mismos les montaron la batería. La clase media del underground no pierde las complicidades y es de celebrar. Durante su actuación también les recuerdan y citan un par de veces, “la banda que ha venido de Bilbao…”. La fiesta tiene un capítulo más, antes, durante el intermedio y tras la actuación, Diego RJ, el locutor de “El sótano” de Radio 3, se encarga de una banda sonora ad hoc no apta para pusilánimes.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.